Zarangollo murciano con jamón. Receta de tupper sin complicaciones

Hasta que pisé su suelo hace un par de años, Murcia era para mí una completa desconocida. Resulta paradójico que a veces conozcamos al dedillo lugares de países lejanos, y que los rincones de nuestro país pasen totalmente desapercibidos para nosotros. Y además de poder verificar esa famosa frase de galas televisivas casposillas, “Murcia, qué hermosa eres”, descubrí una variedad gastronómica que me dejó los ojos como platos y la barriga bien llena. Qué sabor el de los tomates en la ensalada murciana, cómo me chupé los dedos con el caldero de pescado. ¿Y qué me decís del paparajote y su sabor a hoja de limonero? Todas recetas sabrosas, pero con una elaboración sencilla.

El zarangollo murciano es otra de esas maravillas de la cocina, sabrosas, llenas de productos de la huerta y sencillas de elaborar. Y se ha convertido en un fijo de mis menús de la semana. Y desde que descubrí que frío está igual de bueno que recién hecho, no falta en mi tupper para la oficina. Sí, ese que anhela un microondas más que un miembro de Meetic una novia… Vais a ver que esta receta no tiene demasiada ciencia. Y aunque el zarangollo murciano tradicional sólo lleva cebolla, calabacín y huevo; yo he decidido añadirle algo de proteína con unos tacos de jamón ibérico, consiguiendo así un plato único de tupper cómodo, rápido y sin complicaciones. Vamos, de esos perfectos para preparar hasta 15 minutos antes de salir de casa.

Zarangollo murciano con jamón

INGREDIENTES

  • 1 calabacín grande
  • 1/2 cebolla dulce
  • 4 huevos tamaño L
  • 1 loncha de jamón ibérica gruesa
  • Perejil picado
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal
  • Pimienta 5 bayas

PREPARACIÓN

1. Picamos la cebolleta muy fina. Disponemos al fuego una sartén con un chorro de aceite de oliva. Añadimos la cebolleta y la pochamos a fuego medio.

2. Cortamos el calabacín en taquitos pequeños. Yo por lo general no le suelo sacar la piel. Lo lavo muy bien y la añado, porque además de aportar color al plato, así no perdemos propiedades. Pero en otras recetas que he visto de zarangollo sí se lo retiran, así que lo dejo a vuestra elección.

3. Una vez que la cebolla a tomado una color transparente y se ha ablandado, añadimos los tacos de calabacín, removemos y dejamos que se haga a fuego medio. Aproximadamente en unos 7-10 minutos, removiendo de vez en cuando, estará listo. Salpimentamos en este momento.

4. Cortamos la loncha de jamón ibérico en tacos de similar tamaño que el calabacín y los añadimos a la sartén. Removemos y dejamos que se cocine un par de minutos.

5. Batimos los huevos. Subimos el fuego de la sartén a medio-alto. Vertemos los huevos batidos y removemos de forma constante mientras el huevo se cuaja. Retiramos del fuego y espolvoreamos perejil picado.

 

Y en un santiamén, me llevo el sabor de la huerta murciana en mi tupper para trabajar. Un pequeño consejo de mujer de tupper: dejad enfiar siempre la comida antes de cerrar el tupper. Mientras la comida esté caliente, esa temperatura hará que se siga cocinando, ablandando nuestro plato o dejando una textura que nada agradable.

Bon appetit!!

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

3 thoughts on “Zarangollo murciano con jamón. Receta de tupper sin complicaciones

  1. No lo conocía Martiña…. Y te lo copio para el tupper del trabajo, que me ha parecido una idea genial. Eso sí, cambiaré el jamón por pavo… así es más de dieta y luego me siento menos culpable cuando me meto el chocolate entre pecho y espalda 😉
    Bicos!!

    1. ¿Pues sabes que la asesora de #dietawoman le ha dicho siempre que es mejor el jamón ibérico que los fiambres como el york o el pavo? Al parecer, se debe a la cantidad de azúcar que llevan en su cocción. Prueba también a cambiarlo por atún, o añadirle con el pavo unas shiitake… Bueno, deja, que así ya estoy pensando en algo que empieza a parecerse bien poco al zarangollo.
      ¡Bikos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *