Turrón de chocolate Don Chiringo

Sé que no paro de daros las gracias en los últimos post, pero ¿qué más puede hacer la que os escribe cuando no paráis de darme alegrías? ¡Que ya somos 100 seguidores! Y además todo se está cumpliendo en la época que más me gusta del año, la Navidad. Así que tengo que ir pensando cómo celebrarlo… Creo que le daré vueltas este puente que se acerca, y para mi cumple, que está al caer, os anunciaré algo para todos los que me seguís por el blog, los que lo hacéis por Facebook y también para los de Twitter…

Y de momento voy a hacer como las principales ciudades, los grandes almacenes y todas las tiendas y…. abrimos la temporada Navideña en Travi en la Cocina. Voy a intentar en los siguientes post traeros ideas para preparar en vuestras cocinas en Navidades, para que no siempre sea lo mismo, que en unas fechas tan especiales lo peor es caer en la rutina culinaria… Aquí por la terriña se estila mucho lo de comer marisco a reventar, seguido de cordero a reventar y postres varios a reventar… Como en todas las celebraciones especiales, los gallegos acabamos siempre con la barriga en “modo explosión”. Seguramente seamos muchos los blogueros que en estas épocas hagamos lo mismo, pero como se trata de aprender unos de otros, compartir secretos y sabores nuevos, yo casi diría que más que saturación es una gran oportunidad para aprender y disfrutar. ¡Que viva el “overbooking” gastronavideño!

La inspiración de hacer esta serie de post me vino después de asistir al taller de cocina navideña de Arantxa Costas en Don Chiringo y del que os hablé hace unas cuantas entradas. Este curso fue uno de los “braingstorming” culinarios más interesantes a los que he asistido últimamente y una fuente de motivación para hacer algo especial en estas fiestas. La receta de hoy viene de ese taller con el permiso expreso de Arantxa, que al igual que yo es de la opinión de que la cocina no es propiedad de nadie, sino que lo bonito de ella es poder compartirla.

Empezamos con lo dulce por eso de que servidora es muy golosa, y cuando descubrió esta maravilla en el curso llegó a su casa con la única idea de repetirlo en su cocina lo antes posible. Un turrón de chocolate original, fácil y con historia y legado, uno de esos recuerdos en forma de receta que la madre de Arantxa le dejó para que ella siguiese preparándolo para el disfrute de sus comensales. Y la ocasión de repetirlo en mi caso fue la fiesta de celebración de la jubilación de mi suegro. 42 comensales actuaron de jueces en los postres, compitiendo a la vez con otras tres variedades diferentes de dulces. Y el resultado final fue de satisfacción absoluta. Hasta los adolescentes asistentes, siempre reacios a probar cosas nuevas, cayeron rendidos. Estoy segura de que, cuando comprobéis lo sencillo que resulta prepararlo, vosotros mismos caeréis en la tentación de este turrón de chocolate marca Don Chiringo.

Turrón 2

INGREDIENTES:

– 470 gr de chocolate negro 70% (tipo Nestlé postres)
– 300 gr de chocolate con leche
– 200 ml de nata 35% M.G.
– 50 ml de coñac
– 400 gr de frutos secos o frutas escarchadas al gusto

PREPARACIÓN:

1. Seleccionamos los frutos secos y frutas que queramos. Yo en este caso he hecho un batiburrillo de todo lo que tenía por la cocina, que no era poco: nueces, almendras, piñones, pasas sultanas, guindas rojas, pera escarchada, ciruela escarchada, piña escarchada… pero sobre todo lo que más utilicé fue naranja escarchada, porque ya sabéis que soy una adicta a la mezcla del chocolate con la naranja y no me pude resistir. En el caso de los frutos secos no hace falta que los troceéis, pero las frutas escarchadas lo mejor es que las cortéis en tacos aunque de considerable tamaño, para que luego nos encontremos los tropezones en medio del turrón. Una vez selecionadas, cortadas y pesadas, pondremos nuestras frutas en un bol y las regaremos con el coñac, reservándolas para que maceren.

2. Cogemos un molde duro de los que se usan para pudins y plumcakes y lo forramos en su interior con papel de burbujas. Sí, sí, lo habéis oído bien, de ese que se utiliza para embalar objetos delicados, pero que en esta ocasión nos va a servir para darle una decoración original exterior a nuestro turrón. Eso sí, fijaos que las burbujas den hacia el interior del molde.

3. Troceamos 170 gr del chocolate negro y lo introducimos en el interior de un cazo. Ponemos el cazo a fuego muy bajito (demasiado alto haría que nuestro chocolate se quemase y cogiese sabor amargo) y removiendo constantemente con una espátula de madera dejamos que se funda hasta conseguir una crema de chocolate.

4. Retiramos del fuego y, con la ayuda de un pincel, barnizamos el molde que tenemos forrado con papel burbuja. Debe quedar bien barnizado, sin ningún hueco de las paredes del molde sin chocolate, porque esta capa va a actuar de cobertura de nuestro turrón, por lo que es importante un buen barnizado para el aspecto final. Terminado el barnizado, introducimos el molde en la nevera para que se enfríe y endurezca la cobertura.

5. En el mismo cazo donde derretimos el chocolate, añadimos la nata y lo volvemos a poner en el fuego, subiendo ahora un poco la temperatura y removiendo nuevamente constantemente, para que el chocolate que ha quedado en las paredes del cazo se emulsione con la nata. Cuando la nata empiece a hervir, bajamos el fuego de nuevo y añadimos los 300 gr de chocolate negro que nos quedaban y los 300 gr de chocolate con leche troceados, y seguimos removiendo todo de forma constante para conseguir la disolución de los chocolates y su emulsión con la nata. Una vez que los chocolates se han derretido y ya tenemos nuestra crema de chocolate con nata, la pasamos a un bol hondo y, con la batidora de varillas, le damos un batido a velocidad baja para conseguir una fusión total y que nuestra crema adquiera un punto de cremosidad y espesor perfecto.

6. Añadimos las frutas con el coñac al chocolate, removemos bien con una espátula para que se repartan las frutas por toda la crema y vertemos la mezcla en el molde que teníamos enfriando en la nevera. Volvemos a introducir el molde y dejamos que se enfríe. Lo ideal es hacerlo con antelación, unas 6 horas antes mínimo, para que así el turrón coja la dureza y consistencia deseada con ese tiempo de frío.

 

Y para desmoldarlo simplemente debemos darle la vuelta al molde en una bandeja de servir, despegar el papel burbuja del molde y con cuidado ir tirando de él hasta que se despegue por completo de nuestro turrón. Y veréis que con algo tan simple como es el papel burbuja se consigue un efecto decorativo precioso en el turrón.

Esta variedad que hemos hecho es sólo apta para adultos, por eso de que lo que va macerado con coñac no es muy aconsejable en la dieta infantil. Pero con la base de la preparación de los chocolates, podéis imaginar mil posibilidades diferentes para rellenar este turrón. Por ejemplo, utilizando lacasitos, gominolas de gelatina, los mismos frutos secos sin bañarlos en alcohol… Aquí quien pone límites es vuestra propia inspiración culinaria.

Y con recetas así me parece que en mi casa el Almendro este año no vuelve por Navidad. “Elaboración propia” va a ser la marca de mis turrones… y que vosotros lo véais.

Turrón 3

Bon appetit!!

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

12 thoughts on “Turrón de chocolate Don Chiringo

  1. Ooooooooooooooh nena!! que turrón… me encanta.

    El truquete el plástico lo usamos nosotros también jajaja. Que chulo y la gente alucina.

    ¡¡Vaya cursitos más guays te haces eh!!! Invitameee

    Besos

  2. El truco del plástico ya lo conocía, lo he usado alguna vez;siempre que llega alguno a casa me lo guardo.

    Pero con turrón no lo he usado nunca, usaba las bandejas de plástico.

    Este turrón de chocolate Don Chiringo no tardará en caer.

    Biquiños.

  3. Nenilla seguro que ya desapareció la primera vez que hice turrón en casa fliparon en colores y ahora la menda tiene que ponerse con ello el sábado lo quieren de whisky ,de ron,de almendras vamos solo falta que me digan que quieren mazapán jajaaj,por cierto te voy a copiar la idea de las burbujas
    chao linda
    loli

  4. Llevaba días viendo tu receta y al final he caído en sus redes, esta tarde lo he hecho y seguro que repito, aunque tiene la forma de un molde de silicona, no tenía burbujas.
    Gracias por la receta, te avisaré cuando la suba al blog.
    Besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *