Tomates rellenos de cus-cus y frutos secos

Creo que este año recién terminado he debido portarme muy bien, porque mis Reyes han venido cargaditos de regalos, en su mayoría destinados a seguir motivándome en mi aprendizaje cocinero. Mi cocina dispone ya de un juego de cuchillos de la marca Arcos, de los mejores del mercado. Ya no tengo excusa para picar mal las verduras o filetear un pescado en condiciones (aunque en este último caso primero tengo que aprender la técnica…). También tengo ampliada la biblioteca cocinera con un nuevo libro de pastelería del que ya haremos reseña.
Y el mejor de los mejores regalos cocineros me lo ha hecho mi padre, que siempre está ahí para motivar mis ganas por seguir disfrutando de la cocina. Por fin tengo una NewCook!! Para los que no la conozcan, además de dejaros foto testimonial de este nuevo habitante de mi cocina, os diré que se trata de una olla programable competencia de la Chef2000, pero más económica, con la que poder preparar platos de forma sencilla, planificarlos e incluso programarla para que tenga la comida recién hecha nada más entrar por la puerta de casa tras una dura jornada de trabajo. Todavía no he tenido tiempo de probarla, pero algún que otro post haremos gracias a los experimentos que fabrique con ella.

Newcook
En fin, que estoy muy contenta por todo el nuevo equipamiento para mis aventuras como cheffina, pero a la vez con nostalgia por el final de una de las mejores épocas del Año: las Navidades. Se acabaron las luces en las calles, habrá que recoger el árbol y el Belén en casa y tocará ponerse al día con el propósito más repetido todos los Fines de Año: perder los kilillos que hemos ido cogiendo a lo largo del año terminado. Y para daros una idea de algo sano y original para vuestros menús de recuperación, aquí os dejo una buena forma de rellenar un tomate.

Tomates rellenos cuscus 2

 

INGREDIENTES:

– 2 tomates grandes maduritos
– 1 taza de cus-cus
– 1 taza de caldo de verduras
– 25 gr de uvas pasas
– 25 gr de piñones
– 4 orejones de albaricoque
– 1/2 cebolleta
– Curry o comino (cualquiera va bien)
– Queso para gratinar (opcional)
– 1/2 copa de Brandy
– Aceite de oliva
– Sal

 

PREPARACIÓN:

1. Precalentamos el horno a 200ºC. Mientras comenzamos a vaciar los tomates. Lo primero es retirarle la tapa y conservarla. Y luego para vaciarlos lo mejor es disponer de un descorazonador, que facilita bastante el trabajo de vaciado y lo puedes realizar de forma más limpia y sin riesgo a romper el tomate, algo que suele suceder si se utiliza un cuchillo o una cuchara. Al vaciarlo hay que intentar sacar la mayor cantidad de pulpa posible, pero sin agujerear el tomate, así que ojito cuando lleguéis a la base del tomate. Reservamos la pulpa.

2. Ponemos las pasas y los orejones (estos últimos cortados en trozos pequeños) en un cuenco y los cubrimos con el brandy para que se hidraten.

3. En una sartén sin nada de aceite colocamos los piñones y los tostamos. Reservamos.

4. Picamos la media cebolla muy fino. Cogemos la pulpa de los tomates que habíamos reservado y también la picamos. Cuando las frutas estén hidratadas, vaciamos el brandy.  En una sarten con un chorrillo de aceite vertemos la cebolla y la dejamos pochar a fuego medio. Cuando tome color, añadimos la pulpa del tomate y seguimos cocinando unos diez minutos más, hasta que veamos pochado el tomate. Especiamos con una pizca de curry y un poco de sal y añadimos finalmente las pasas, los orejones y los piñones. Damos unas vueltas a toda la mezcla durante otro par de minutos y reservamos.

5. Mientras se pochan nuestras verduras en la sartén, ponemos a hervir en  un cazo el caldo de verduras para preparar el cus-cus (recordad lo que os decía en post anteriores: para obtener un buen cus-cus, que no quede ni poco hidratado ni muy pasado, la proporción ideal es de 1 parte de cus-cus por 1 de agua o caldo). Una vez hierva el caldo, lo vertemos sobre el cus-cus, que previamente habremos colocado en un cuenco. Le damos un par de vueltas y rápidamente tapamos dejando que se hidrate por un período de tiempo de 5 minutos.

6. Cuando el cuscús esté listo, le agregaremos el sofrito de verduras y frutos secos que previamente habíamos preparado y removemos.

7. Rellenamos los tomates. Primero echaremos en su interior un chorrillo de aceite de oliva y una pizca de sal. En la base introduciremos también un poco de queso para gratinar (siempre que no nos hayamos decantado por la opción ligera) luego la preparación del cus-cus y finalmente otro poco de queso para gratinar. Coronando el tomate, las tapas que al principio habíamos recortado. Seguramente os sobre algo de cus-cus, que os aconsejo que reservéis para ponerlo de acompañamiento al tomate.

8. Introducimos los tomates en el horno durante 15 minutos. Pasado ese tiempo retiramos y, como os decía, los servimos en los platos acompañados del relleno que nos haya sobrado.

 

Buena opción la de los vegetales para empezar el año aligerando lorzas. Os aconsejo que lo comáis como plato único, ya que resulta bastante completo y saciante. Y me despido por hoy, que todavía no le he echado el ojo a las instrucciones de mi olla NewCook y mañana habrá que empezar a usarla…

Bon appetit!!

[ad#para-los-post]

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *