Tarta tres chocolates: la tarta más famosa en la blogosfera

La primera vez que vi la tarta tres chocolates fue en una de las mejores pastelerías de mi queridísimo Vigo: El Molino. Este negocio, que a día de hoy ha crecido tanto como para tener servicio de catering e incluso un precioso entorno donde celebrar bodas, tiene una pastelería de primera categoría y calidad. Y sus semifríos son espectaculares. En aquel cumpleaños la tarta no duró ni un suspiro, y esta cabecita cocinera se quedó maquinando sobre cómo conseguir hacer ese postre…

La sorpresa llegó cuando, al consultar su receta en Internet, me encontré una multitud de bitácoras donde esta tarta estaba presente. Y cuanto más tiempo pasaba, más se multiplicaban las publicaciones… Por eso, perdonad que hoy no ponga un blog en concreto del que me haya inspirado para hacer la receta, porque han sido tantos los que he visto, que creo que lo mejor que podéis hacer es poner en el buscador el nombre de la receta y ahí os aparecen algunos de ellos. Supongo que la clave de tanto éxito radica en que, además de tener como ingrediente principal al chocolate, se trata de un postre fresquito y fácil de digerir, mejor que cualquier tipo de tarta merengada o con bizcocho.

La textura de la tarta tres chocolates entre mousse y praliné que tiene la versión de la pastelería El Molino, todavía no he logrado encontrarla. Esperemos que al ver este post, algún profe cocinillas caritativo me indique cómo puedo conseguirla… Porque otra de las cosas interesantes que nos demuestra la popularidad de esta tarta es el enorme y bello potencial que tiene la blogosfera para compartir ideas e innovaciones.

3 chocolates 6

INGREDIENTES:

  • 150 gr de chocolate negro
  • 150 gr de chocolate con leche
  • 150 gr de chocolate blanco
  • 750 ml de nata 35% M.G. (250 ml para cada chocolate)
  • 750 ml de leche (250 ml para cada chocolate)
  • 3 sobres de cuajada
  • 150 gr de azúcar
  • 1 paquete de galletas tipo Chiquilín
  • 60 gr de mantequilla
  • 1 chorro de leche

PARA LA DECORACIÓN:

  • 200 gr de chocolate negro
  • 50 gr de mantequilla
  • 1 chorro de leche

PREPARACIÓN:

NOTA 1: con esta tarta hay que tener paciencia y cautela. Se trata de un postre que, como veréis, debemos prepararlo en varias tandas, esperando a que cada capa de cada chocolate se cuaje un poco antes de proceder a colocar la siguiente. Si queremos apurar o procedemos en su elaboración de forma brusca corremos el riesgo de que los ingredientes se nos mezclen y que todo sea un fiasco. Así que ya sabéis. Preparación previa para el cheffin: paciencia, cautela y una previsión de cocinado de 24 horas antes a su degustación.

Fase 1. Base de galletas.

1. Troceamos las galletas y las metemos en una picadora. Las machacamos hasta conseguir un polvillo o harina de galleta. Echamos esa harina en un bol.

2. Derretimos nuestra mantequilla en el microondas (depende de la potencia, pero con unos 20 segundos os debe llegar para derretirla) y la vertemos sobre la harina de galletas, además del chorro de leche. Revolvemos hasta formar una pasta.

3. Forramos con la pasta de galleta las base de un molde desmoldable de unos 26 cm. Introducimos en el frígorífico.

 

Fase 2. Capa de chocolate negro.

1. De los 250 ml de leche separamos una taza y en ella disolvemos un sobre de cuajada.

2. El resto de la leche la ponemos a hervir en un cazo, donde también agregaremos los 250 ml de nata, 75 gr de azúcar (opcional) y todo el chocolate negro troceado. Lo pondremos a hervir a fuego moderado y removeremos de forma constante con una cuchara de madera, para que ni se nos pegue ni se nos queme la preparación.

3. Cuando el chocolate se haya disuelto añadimos la taza donde teníamos la cuajada disuelta en leche y seguimos removiendo hasta que la preparación rompa a hervir. A partir de ese momento seguiremos removiendo durante 2 minutos más, en los que comprobaremos que la crema de chocolate va cogiendo espesor.

4. Pasado ese tiempo retiramos del fuego y vertemos nuestra crema en nuestro molde, sobre la base de galletas. Dejamos que se enfríe un poco antes de meterlo un ratito en la nevera.

 

Fase 3. Capa chocolate con leche.

NOTA 2: Os recomiendo que antes de empezar a prepararla os deis unos 10-15 minutos de descanso. En este tiempo, más que el utilicéis para preparar la capa, conseguiremos que la capa de chocolate anterior cuaje lo suficiente como para que cuando añadamos esta capa no se nos mezclen ambas, estropeando así el postre.

1. Repetiremos la misma forma de proceder que en la Fase 2, pero cambiando la cantidad de azúcar a 50 gr (opcional).

2. Cuando la crema esté lista la dejamos enfriar un par de minutos antes de verterla sobre la capa de chocolate negro. Os recomiendo también que con un tenedor con puntas afiladas ralleís la superficie de la capa de cocholate negro, porque así conseguimos que las dos capas se peguen mejor.

3. Para verter la capa de chocolate con leche sobre la anterior, hacedlo muy lentamente, utilizando una cuchara de madera de apoyo, sobre la que verteréis el chocolate, para que caiga en forma de cascada y no  de golpe. Esto evita que los chocolates se mezclen.

 

Fase 4. Capa de chocolate blanco.

Nuevamente, os remito a la NOTA 2

1. Repetimos otra vez la forma de proceder de la Fase 2, reduciendo a 25 gr la cantidad de azúcar (opcional).

2. En el caso de este tipo de chocolate es mucho más importante ese movimiento constante mientras lo cocinamos. Al ser blanco se notaría mucho más cualquier partícula quemada en su preparación, y eso ensuciaría nuestra presentación.

3. También repetimos el proceso de volcado explicado en la Fase 3 y dejamos enfriar.

4. Introducimos nuestra tarta en la nevera para que cuaje por completo, al menos durante 24 horas.

 

Fase 5. La decoración.

NOTA 3: Esta fase es opcional y al gusto de cada uno. Yo en esta ocasión quise experimentar con figurillas hechas con chocolate.

1. Introducimos en un bol al baño maría el chocolate con la mantequilla y un chorrillo de leche y lo removemos hasta conseguir su completa disolución. Lo dejamos enfriar un poco y después lo introducimos en una manga pastelera con una boquilla del 1.

2. Forramos una bandeja con papel de hornear y sobre el dibujamos a inspiración las figurillas de chocolate que más nos apetezcan: de formas abstractas, letras…. Dejamos que se seque durante una media hora y después la introducimos en la nevera hasta el día siguiente. Antes de servir la tarta, colocaremos nuestras figuras de chocolate sobre la misma al gusto del consumidor.

 

Y hasta aquí mi aportación a seguir aumentando esa larga lista de tartas tres chocolates que pululan por el mundo virtual. Sólo os digo que en el mundo real, éste es de los postres que más me piden mis amigos que les prepare cuando tenemos una fiesta. Y una no puede resistirse a las peticiones de sus amigos.

Un último apunte antes de irme, el próximo lunes y martes esta cheffina acudirá al evento gastronómico del año: el Forum Gastronómico Santiago 2012. Y aunque mi sensación inicial es de sentirme como un pez pequeñito en un océano inmenso lleno de grandes tiburones, espero aprovechar esta oportunidad para establecer contactos, conocer a gente interesante y aprender mucho de los que saben de este negocio. Y por supuesto, para informaros de todo a mi vuelta. ¡Deseadme suerte!

3 chocolates 4

Bon appetit!!

[ad#para-los-post]

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

10 thoughts on “Tarta tres chocolates: la tarta más famosa en la blogosfera

  1. Travi has conseguido mucho más que la ya tan conocida tarta tres chocolates, porque la decoración es fantástica y la has hecho diferente al resto.
    Esta tarta yo no la conoci a través de la blogosfera de hecho la conocí antes de entrar por estos mundillos, se la pasaron a mi madre y nos la ha hecho muchas veces… Riquísima y eso que yo no soy muy chocolatera, pero su textura y su frescura me encantan.
    Aprovecha mucho la oportunidad de asistir a ese evento y luego nos enseñas todo lo que aprendas. Besotes

  2. Yo creo que esta tarta todos la hemos hecho alguna vez, yo la primera que probé fue la de mi cuñada, me resultó riquisima, pero algo empalagosa, y mira que me gusta el chocolate…. despues me animé y la hice yo, me siguió pareciendo muy dulzona, pero a pesar de todo siempre que tengo la oportunidad me tomo un cachito.

    Es preciosa como la has decorado.

    Bss
    Afri

  3. Pues si que es popular esta tarta, sí…yo creo que por fácil y lucida, además.

    Precisamente por estas dos condiciones es uno de los pocos postres que yo he subido a mi blog.

    Como el chocolate con leche no me chifla, yo la hago sólo con dos: blanco y negro, pero lo que tengo que elogiarte, y eso además si que es tuyo, es la decoración.

    De pastelería te ha quedado!!

  4. Gracias a todas chicas!! Y sí, doy fe de que la decoración en mía. Quizá un poco recargada, no sé… Pero os animo a hacer cosas así, porque son super-fáciles de preparar y ayudan a dar un toque de distinción a nuestras tartas.
    Bikos a todas!!

  5. Qué cosas más bonitas y ricas haces!

    Me convierto en seguidora tuya,

    Te he dejado un regalo en mi blog: maxoanacupcakes.blogspot.com. Espero que te guste,

    Un saludo

    Ana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *