Tarta de maracuyá y fresas

Ya os había contado hace un tiempo mi fascinación por el maracuyá. Recuerdo haberlo comentado incluso con alguna de la gente que se reúne en mi pequeña parroquia de Facebook, y también la historieta de la plantación de mi abuela en la receta del semifrío de maracuyá. Y ya veis, por ahí una de mis cheffinas se acordó de mi gastro-adicción frutera y hace un par de semanas me hizo llegar una bolsa repletita de esta fruta que me vuelve loca. Le prometí publicar una receta sencilla con ellos, y la tarta de maracuyá y fresas creo que es una opción perfecta: sin complicaciones, esponjosa, con cierto aire a las bakery inglesas y perfecta para hincarle el diente en la hora del té. ¿Qué mejor manera de despedir la temporada de maracuyás?

corte de tarta de maracuyá y fresas

INGREDIENTES: 

  • 115 gr de mantequilla derretida
  • 285 gr de harina de repostería
  • 1 c.c. de levadura en polvo
  • ½ c.c. de bicarbonato sódico
  • 5 huevos tamaño L a temperatura ambiente
  • 285 gr de azúcar
  • 170 gr de yogur griego a temperatura ambiente
  • 145 gr de puré de maracuyá y un poco más para el baño
  • 10-12 fresas
  • Azúcar glass

PREPARACIÓN: 

1. Precalentamos el horno a 180ºC y untamos con mantequilla un molde redondo de 23 cm de diámtero. Cubrid el fondo del molde con papel de hornear.

2. Para conseguir el puré de maracuyá, basta con vaciar con una cuchara el interior de los maracuyás. Cuando hayamos conseguido el doble de peso que el indicado en la receta para el puré (aproximadamente), será momento de separar las semillas de la pulpa. Esto lo conseguimos fácilmente con la batidora eléctrica durante 2-3 minutos. Pasamos esa mezcla por un colador, empujando con una cuchara para liberar toda la pulpa. Y ya tenemos el puré. Reservamos. Dejaremos un poco de este puré separado, que nos servirá para bañar el bizcocho.

3. Juntamos en un bol todos los ingredientes secos de la tarta, tamizando la harina con la levadura y el bicarbonato. Reservamos.

4. Mezclamos con la batidora a velocidad alta los huevos y el azúcar, sin dejar de batir durante 5 minutos aproximadamente, o hasta que la mezcla se haya aclarado y duplicado su volumen.

5. Añadir el yogur y continuamos mezclando, en esta ocasión a velocidad baja.

6. Añadimos 1/3 de la mezcla de harina, a continuación, la mantequilla, a continuación, otro tercio de la mezcla de harina, a continuación, el puré de fruta de la pasión, y luego el tercio restante de la mezcla de harina. Todo ello batiendo a velocidad baja tras cada una de las adiciones. Cuando toda la mezcla esté uniforme, trasladamos al molde y extendemos de manera uniforme.

7. Horneamos a 180ºC durante 5o minutos. A los 30 minutos comprobaremos la superficie de la tarta. Si está dorada, tapamos con papel de aluminio la parte superir y seguimos horneando hasta el final. Comprobaremos que la tarta está lista cuando al introducir un palillo en el centro, éste sale limpio.

8. Retiramos el bizcocho del horno, dejamos que se enfríe. Cuando esté a temperatura ambiente, lo desmoldamos en una rejilla y ayudados por un palillo lo pinchamos en la parte superior. Con un pincel pintamos la base, con el puré de maracuyá que habíamos reservado. Al haberlo pinchado, conseguiremos que el puré penetre y moje nuestro bizcocho.

9. Cortamos las fresas en láminas redondas y finas y las vamos disponiendo sobre la tarta, empezando por el exterior y rematando en el centro. Espolvoreamos sobre la tarta azúcar glass.

 

tarta de maracuyá y fresas

Y aunque está mal que yo lo diga, os prometo que esta tarta es absolutamente fantástica. Vamos, que si os sobran por ahí más maracuyás, no me voy a negar a que me enviéis otras bolsitas…

 

Bon appetit!!

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

5 thoughts on “Tarta de maracuyá y fresas

  1. Me chifla el maracuyá pero no me resultan fáciles de conseguir ;-(. Tomo nota de tu receta, probaré con el puré de maracuyá de Home Chef, a ver que tal.

    1. Pues yo creo que no tendrías problema ninguno con este puré. Eso sí, si ves que la consistencia es demasiado densa, intenta rebajarlo algo con agua, para que te quede similar a un zumito, que es como sale el pure natural de los maracuyás.

  2. Lo dicho maja, que tiene una pinta impresionante…..
    A mi el maracuyá también me gusta mucho, además imagino que así añadido a este bizcocho le tiene que dar un saborcito suave estupendo….
    Un bico grande.

    1. No lo sabes tú bien Viví!! Me da una pena que se acaben los maracuyás este año… Voy a tener que tirar del puré que comenta Sandra para quitarme el mono durante el invierno 😉
      Bikos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *