Xoubiñas o sardinillas guisadas. La receta de mi madre.

Cuando me independicé de casa de mis padres y me fui a vivir a “la Naviada”, nunca imaginé que podría echar tanto de menos dos cosas: que la casa estuviese reluciente casi por arte de magia, y que la comida estuviese en la mesa lista nada más sentarte. En fin, que cuando somos adolescentes no solemos darnos cuenta del trabajo que dan todas esas cosas que creemos que son así por naturaleza, como si hubiese un duende mágico que las llevase a cabo sin apenas darnos cuenta nosotros. Cero trabajo, cien por cien resultados.

Ese duende fabricador de comidas deliciosas, facilitador de trabajos, cuidador de nuestros malestares, psicólogo de nuestras paranoias y cien mil cosas más, tiene un nombre: MAMÁ. Y además de todo esto, es la persona que peor lo pasa cuando su polluelo abandona el nido, aunque el polluelo no se dé cuenta hasta tiempo más tarde de que, por muy estupendo que sea su nuevo nido, siempre necesita volver de vez en cuando a refugiarse en las alas de su MAMÁ.

Y aunque lo de la cocina lo llevo mucho mejor que lo de la limpieza, por eso de que disfrutar cocinando es algo que me viene de serie en mis genes, todas las semanas, al menos una vez, necesito volver al nido donde nací para disfrutar de lo que mi MAMÁ me prepara con tanto cariño. A ella también le viene en los genes lo de cocinar estupendo, porque su mamá es esa mujer tan maravillosa de la que os hablé en un post anterior, germen de todas las buenas cocineras de mi familia, pero su disfrute le viene más cuando alguien le dice: “Mamá, ¡esto está buenísimo!”. Porque ella necesita esas propinas que sólo dan las palabras que salen del corazón.

Así que la receta de hoy es una de esas especialidades que me encanta comer en casa de mi madre, y que por mucho que yo las haga exactamente igual, nunca conseguiré darle ese sabor tan rico. A lo mejor, si un día tengo hijos, mi receta tenga ese sabor tan rico para ellos que yo sólo veo en las de mi madre…

Las xoubiñas son las protagonistas de este plato, sardinillas para los que no sois gallegos. Un pescado pequeñito pero muy utilizado en la cocina gallega, sobre todo ahora que llega el veranito: fritas y acompañadas de pimientos de padrón, en una buena empanada hecha con harina de maíz o estas sardinillas guisadas de la receta que nos ocupa.

Xoubiñas 1

INGREDIENTES: 

– 1 docena de xoubiñas o sardinillas
– 1 patata grande
– 1/2 cebolla
– 1 trozo de pimiento rojo o verde (yo prefiero el rojo en este caso)
– 1 tomate maduro
– Pimienta negra
– Condimento de ajo y perejil
– Orégano
– 1 c.c. de pimentón dulce
– Azafrán
– Sal
– Aceite de oliva
– Agua

 

PREPARACIÓN:

1. En una tartera, colocaremos la patata pelada y cortada en rodajas finas, disponiéndola en el fondo como base.

2. Encima de la patata, colocaremos la cebolla cortada igualmente en rodajas muy finitas. Sobre ella colocaremos el pimiento cortado en tiritas. La colocación en la tartera la iremos haciendo de la forma más decorativa posible, porque luego veréis que sacarlo todo para emplatar, quedará mejor a la vista.

3. Llega el turno del tomate, que irá colocado sobre el pimiento y cortado también en rodajas. Os aconsejo pelarlo antes de ponerlo en la tartera, porque al guisarse evitaremos que luego nos quede la piel por ahí danzando (eso es algo que a mí no me gusta mucho…).

4. Finalmente, disponemos de último las xoubas, sobre toda la base de verduras que antes hemos preparado. Como podéis ver en la foto, mi madre las coloca como si fuesen los minutos de un reloj.

5. Llega el momento de salar y condimentar, así que echamos una pizca de sal, la pimienta en polvo, un poco de orégano, el condimento de ajo y pereji y la cucharadita de pimentón dulce. Terminamos la condimentación con un buen chorro de aceite de oliva.

6. Añadimos agua, pero sin llegar a cubrrir todos los ingredientes, que quede al nivel de las xoubas más o menos.

7. Ponemos nuestra tartera al fuego. Al principio y hasta que hierva lo colocaremos a fuego fuerte, y una vez que rompe a hervir, a fuego muuuy mínimo (mi madre en su cocina de vitrocerámica lo pone al 2), tapando la tartera y dejando que todo se cocine durante más o menos 30 minutos. OJO!! Este tiempo que os estoy dando es para una tartera de ración. Probablemente los tiempos tendréis que aumentarlos a medida que aumentéis el tamaño de la tartera o raciones. Sabremos que nuestras xoubiñas están listas cuando el agua esté reducida y ligada con el resto de los ingredientes a modo de salsa y, pinchando las patatas de la base y comprobando que estén blanditas.

8. Emplatamos y a degustar!!

 

Supongo que viendo estas fotografías entenderéis que para mí mi madre sea la mejor madre cocinera del mundo. Y creo que cuando lo digo lo hago desde la más pura objetividad, 😉

Bon appetit!!

[ad#para-los-post]

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

9 thoughts on “Xoubiñas o sardinillas guisadas. La receta de mi madre.

  1. Hola Martiñaaaa!!! que bonita esta publicación hablando de tu madre!! me ha encantado, y es que las madres cocinan de una forma especial, verdad…? estas xoubiñas las hace también la mía muy muy parecidas! gracias por compartir esta ricura de receta!!! la guardaré como oro en paño!!!

    Que tengas un maravilloso domingo amiga! :))

  2. mmmmmmm Travi eso suena rico, aca en venezuela se come sardina pero yo particularmente la preparo en ensalada tomates, cebollas, cilantro, sardinas y limón y sal para aderezar..

  3. No me extraña que vayas a casa de tu madre a comer esta maravilla. Tiene una pinta de diez. Y es que las mamis tienen un toque especial, que solo nosotros apreciamos.

    Un besito

  4. Graciñas a tooodos chicos!! Si es que madre no hay más que una, y que cierto es eso, verdad?
    Por cierto, Rocío, viniendo acompañada de pan de maíz, visítame cuando quieras que preparamos lo que sea, jajaja…
    Bikos para el resto!!

  5. Tienes mas razon que un santo,como la comida de la madre no hay nada y por mucho que queramos ellas ponen un ingrediente especial.EL AMOR DE MADRE,muy diferente al nuestro por mucho que le pongamos
    Un plato muy especial y rico

    Un beso
    Toco

  6. Hola wuapa cuanta razón tienes, yo hace ya muchos años de eso pero todas hemos pasado por lo mismo, ahora mi hija es la que esta como tu, no se si conoces su blog tiene un niño de 7 meses, el trabajo y mañana se presenta a las oposiciones, la niña es preciosa.
    Te dejo el enlace del blog de mi hija.

    http://trini-recetas.blogspot.com/

  7. Gracias Trini y bienvenida!! Lo primerísimo de todo, deseale a tu hija muuuuchísima suerte en las oposiciones, que con los tiempos que corren si saca la plaza será como si le toca una lotería de las buenas!!
    Y lo segundo, también echaremos un vistacillo a ese blog de vez en cuando. Bikos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *