Sandwich de té verde matcha con crema de chocolate

Esta que os escribe sigue investigando en las posibilidades culinarias que tiene el té matcha. Después de haberme puesto morada con toneladas del helado de té matcha que os enseñé hace unos post, creo cada vez más en las enormes posibilidades que este tipo de té tiene dentro de la repostería. Y no sólo porque esté bueno, sino porque además ese color verde nos da una presentación de lo más apañada en nuestras recetas.

Ya sabéis que hasta hace muy poquito estaba con mi fase de #dietawoman estricta. Vamos, que lo del dulce era para mí y mis kilos como el ajo para el conde Drácula. A día de hoy, los que me sigáis en Facebook y Twitter ya sabéis que las últimas andanzas gastronómicas me han llevado por unos derroteros que flaco favor le hacen a mis kilos, pero con control durante la semana vamos pudiendo sobrellevar lo que los días libres nos deparan.

Pues bien, en aquellos días de restricción, a los amigos de Philadelphia se les ocurrió sacar su Philadelphia con chocolate. Parecía que el destino quería luchar contra mi fuerza de voluntad poniéndome ante mí semejante tentación dulzona. Una procuraba pasar de largo por el lineal donde se encontraba mi perdición, pero como decimos por aquí en la terriña “a cabeza non para” (“la cabeza no para”) y mi cerebro cocinero no hacía más que darle vueltas a todas las cosas que podría preparar con esa nueva-posible adquisición. Que si de relleno para unos muffins, que si un helado de queso y chocolate… que si me lo como a cucharadas y listo… Pero como buena guerrera espartana resistí a semejante tentación. Eso sí, cuando la vía libre llegó el Philapelphia con chocolate paso de lineal a mi nevera en menos que canta un gallo, y de ahí, a formar parte del relleno de esta propuesta que os presento hoy. Un sandwich de té verde matcha que pega de perlas con el chocolate. Y por muy bomba que os pueda parecer la receta de hoy, si os animáis a hacerla veréis que se trata de un postre medianamente ligero, gracias a lo esponjoso que resulta el bizcocho.

Bizcochos té 1

INGREDIENTES: 

PARA EL BIZCOCHO DE TÉ MATCHA:

  • 4 huevos
  • 85 g de azúcar blanco
  • 4 cucharas soperas de harina para repostería
  • 2 y 1/2 c.c de té verde matcha
  • 95 ml de nata (35% M.G)

PARA LA CREMA DE QUESO Y CHOCOLATE:

  • 100 gr de queso Philapelphia con chocolate
  • 50 gr de azúcar glass
  • 65 gr de nata (35% M.G.)

PREPARACIÓN:

1. Preclamentamos el horno a 180ºC. Separamos las claras y las yemas.

2. Mezclamos en un bol las yemas con 55 gr del azúcar y lo batimos con varillas hasta que las yemas clareen. En otro bol, tamizaremos la harina, a la que añadiremos también el té matcha tamizado.

3. Mezclamos el contenido de los dos recipientes, removiendo bien con una espátula de silicona, evitando que se nos formen grumos.

4. En un vaso de batidora, añadimos las claras y  los 30 gr de azúcar que nos quedan y los montamos a punto de nieve, como si fuesemos a hacer un merengue. Y en otro vaso montamos la nata líquida (recordad, es importante que este muy fría si queremos conseguir un buen montado). Ahora unimos las tres mezclas, primero la masa de té verde con la nata montada y después el merengue, éste último mezclándolo con movimientos envolventes para evitar que se nos bajen las claras. 5. Vertemos nuestra mezcla en un molde cuadrado (como los que utilizamos para hacer los brownies) y lo introducimos en el horno a 180ºC durante aprox. 15 minutos. Ya veis que es poco tiempo, porque como comprobaréis al verter la masa en el molde, nos va a quedar un bizcocho fino.

6. Mientras se hornea el bizcocho, preparamos la crema. Para ello, bastará con introducir en un bol el queso crema con el azúcar glass y remover hasta que ambos se fusionen. Mientras, montamos la nata por otro lado.

7. Incorporamos la nata al preparado dulce del queso y removemos, quedándonos así lista la crema para el relleno de nuestros bizcochos. Reservamos en nevera.

8. Cuando el bizcocho esté listo lo retiramos del horno y lo dejamos enfriar un poco antes de desmoldar. Una vez desmoldado lo colocamos en una superficie plana y cortamos el bizcocho en cuadrados iguales. Como podéis ver en la foto, yo utilizo una base de silicona de las de hornear para hacerlo. Éstas, suelen traer unas reglas en horizontal y vertical que resultan muy cómodas a la hora de cortar nuestro bizcocho en emparedados de iguales dimensiones.

9. Con una espátula, esparcir generosamente la crema sobre uno de los cuadrados de bizcocho, empezando por el centro y repartiendo hacia las esquinas.

10. Colocar otro de los cuadrados encima de la glasa y repetir el proceso de la misma forma con los cuadrados restantes, hasta obtener un total de 6 sandwiches. Para rematar, tamizar los sandwiches con un poco de azúcar glass (os recomiendo que este paso lo hagáis unos instantes antes del momento de servirlos, para evitar que con el paso del tiempo el azúcar se evapore de la superficie del bizcocho).

Bizcochos té 2

Bon appetit!!

[ad#para-los-post]

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

3 thoughts on “Sandwich de té verde matcha con crema de chocolate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *