Salteado de pollo y verduras: un tupper para #dietawoman

Esta mañana me he levantado y como todas las semanas tocaba mi cita con la báscula. He de reconocer que mi amiga la controladora del peso y yo llevábamos un tiempo distanciadas. Oye, el verano es lo que tiene, que entre playa, fiestas varias, chiringuiteo y demás, una se olvida de ciertas amistades…. y luego pasa lo que pasa. El reencuentro ha sido duro, y no sé si por enfado por no llamarla antes, o más bien por ayudarme a afrontar la cruda realidad, mi amiga báscula me ha dicho que tengo que replantearme seguir con mis amistades veraniegas.

¡Rayos! ¿Pero quién fue que me dijo que en verano las comidas eran ligeritas y fresquitas, que con toda la actividad que llevabas en  el cuerpo iba a ser difícil ganar michelín? Pues ahora resulta que el flotador no era de quita y pon, sino que está pegado a mí con Loctite… Y en serio, me encantaría seguir sinendo mala y hedonista, practicar las indicaciones que El Comidista nos daba hoy mismo con eso de la vuelta a la rutina, pero si quiero seguir con mis disfrutes de fin de semana y traeros más y más propuestas gastro de Vigo y alrededores, toca apretarse el cinturón de domingo a jueves. ¡#Dietawoman vuelve a la carga!

La receta de mi vuelta a las buenas prácticas es, además de ligerita, una opción genial para los que comemos de tupper en la oficina, incluso si no tenéis un microondas a mano. Y para más inri, su complicación es nula. Vamos, que hasta la podría preparar el peor concursante de MasterChef. Un salteado de pollo y verduras donde el toque de sabor lo pone un macerado previo de lima con cilantro indio. ¿Preparados?

salteado de pollo, verduras y sésamo

INGREDIENTES:

  • Media pechuga de pollo
  • 1/2 cebolleta
  • 1 zanahoria grande
  • 6-8 judías
  • 6-8 champiñones
  • 1 lima
  • 1 c.c. de cilantro indio (lo podéis sustituir por curry suave)
  • Sésamo tostado
  • Aceite de oliva
  • Sal

PREPARACIÓN:

1. Cortamos la media pechuga en tiras y las ponemos en un bol. Echamos una pizca de sal y una c.s. de cilantro indio y exprimimos encima la lima. Removemos y dejamos que la pechuga macere en el jugo. Llega con que lo tengáis 30 minutos, aproximadamente.

2. Mientras la pechuga macera, cortamos todas nuestras verduras. Picamos en brunoise (muy finita) la cebolleta, las judías y las zanahorias en tiras finas de unos 5-6 cm., y los champiñones laminados. Reservamos.

3. Cogemos una sartén, y la ponemos a fuego alto con una c.s. de aceite. Cuando esté caliente, añadimos las tiras de pollo y le damos unas vueltas, hasta que tomen color por fuera. Retiramos de la sartén y reservamos.

4. En la misma sartén, volvemos a añadir otra c.s. de aceite, bajamos a fuego medio, y empezamos a añadir las verduras. Lo haremos desde las de mayor dureza a las que menos cocción necesitan. Así que añadimos primero la cebolleta, cuando ésta se torne transparente añadiremos las zanahorias y las judías, dejando que se salteen unos 5 minutos. Y pasado ese tiempo, añadiremos los champiñones. Revomemos nuestras verduras salteándolas durante otros 5 minutos. Deben quedarnos crujientes.

5. Finalmente, volvemos a añadir la pechuga de pollo y removemos para que su sabor se mezcle con el resto de las verduras, durante 2-3 minutos. Probamos de sabor y rectificamos de sal y cilantro indio y fuese necesario. Antes de retirar del fuego espolvoreamos las semillas de sésamo y removemos.

 

salteado de pollo, verduras y sésamo

Como os decía, este salteado de pollo y verduras está bueno tanto frío como caliente. Ya veis que el truco de toda #dietawoman está en usar convenientemente las especias o hierbas aromáticas que ayuden a aportar sabor, sobre todo cuando el aceite y las salsas quedan totalmente vetadas de tus menús diarios. Si os resulta complicado conseguir el cilantro indio (creo que el la zona gourmet de cierta gran superficie lo tienen, y si no en Spicy Yuli) yo a veces lo suelo cambiar por un curry suave, de esos que llevan más cúrcuma y menos chile. El resultado también es de chuparse los dedos.

 

Bon appetit!!

[ad#para-los-post]

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

2 thoughts on “Salteado de pollo y verduras: un tupper para #dietawoman

  1. Yo necesito como mínimo dos meses de gimnasio antes de iniciar conversaciones con la báscula, ahora… no, no tengo valor.

    Pero como ayuda y mucho comer sano, me apunto a tu receta, que siempre es de agradecer un plato sano y a la vez ligero…

    1. Jajaja, muy bueno Ana. ¿Sabes que pasa? Que si la dejo de lado a la pobre mucho más tiempo se me mosquea. Y el flotador podría acabar convirtiéndose en 2, 3, hasta 4 flotadores y yo, el muñeco Michelín.
      Me alegro que te guste la receta. Verás que no tiene nada de complicación, además.

      ¡Bikos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *