Rodaballo con alcaparras y aceitunas negras.

La entrada de hoy podría llevar perfectamente el subtítulo de “la parábola de la Ley de Murphy”. ¿Alguna vez habéis tenido la sensación de que el tiempo se os escapa de las manos, que parece que algún maltido duendecillo está acelerando vuestro segundero para que las 24 horas que tiene el día se queden en 12? Pues sí, llevo unos días en los que, cuánto más interés pongo en sacar tiempo para publicar, más imprevistos me surgen por todas partes. Para que luego digan que en la vida del parado lo que sobra es tiempo… citas imprevistas, nuevos proyectos, pequeños accidentes domésticos… Y así van pasando los días y la receta que tenía preparada para que viese la luz el miércoles pasado, todavía sigue esperando en la recámara. Menos mal que el rodaballo fotografiado tiene menos problemas de conservación que el fresco…

Afortunadamente, muchos de esos imprevistos han venido cargados de buenas noticias, que pronto os desvelaré a través de Facebook y Twitter. Y me han servido para un pequeño escarmiento personal: nunca prometas lo que no vas a poder cumplir. Vamos, que la cara se me cae de vergüenza hoy con mis amigos de las redes sociales, que no paré de adelantarles a bombo y platillo esta receta de rodaballo con alcaparras y aceitunas, poniendo hasta momento de publicación incluso… Tranquilos amigos, si todavía no he habéis abandonado por mi falta de seriedad y compromiso con vosotros, esta que os escribe seguirá comentándoos por las redes los temas a tratar en el blog, pero al menos no pondrá horas y fechas exactas para no provocar un plantón peor que el de una cita a ciegas. Así que, con semblante propio de un novio arrepentido con un ramo de flores en mano, os dejo la receta de hoy, la quinta ya de mi pequeña saga de recetas para #dietawoman, con la que espero que alegréis el paladar mientras bajáis los michelines.

Rodaballo aceitunas 1

INGREDIENTES:

  • 300 gr de rodaballo en rodajas de tamaño medio (vamos, que no os las pongan tan finas como para hacer a la plancha)
  • 1/2 calabacín
  • 1 chalota
  • 30 gr de aceitunas negras
  • 1 c.c. de alcaparras
  • 2 filetes de anchoa
  • 1 ramita de albahaca fresca
  • 1/2 lima
  • Aceite de Oliva
  • Pimienta
  • Sal

PREPARACIÓN:

1. Lavamos el calabacín y lo cortamos en rodajas finas. Pelamos la chalota y la cortamos de la misma manera que los calabacines. Ponemos el horno a precalentar a 200ºC.

2. Ponemos en una sartén amplia un chorrillo de aceite y, cuando esté caliente, agregamos y rehogamos la chalota. Cuando ésta coja un tono dorado, agregamos los calabacines. Salpimentamos todo, damos unas vueltas y después los dejamos cocinándose a fuego suave durante 10 minutos. Pasado ese tiempo retiramos la sartén del fuego y reservamos.

3. Limpiamos bien nuestras rodajas de rodaballo y las salpimentamos por ambos lados. Rociamos una fuente de horno con un chorro de aceite, colocamos el rodaballo y volvemos a echar un chorrín pequeño de aceite por encima del pescado.  Introducimos la fuente en el horno y lo dejamos haciéndose durante 15 minutos.

4. Picamos las anchoas. las aceitunas y las alcaparras en taquitos muy finitos y los salteamos todos juntos en una sartén pequeña con un chorrín de aceite, apenas un par de minutos. Al finalizar el salteado retiramos la sartén del fuego y espolvoreamos la mezcla con un la albahaca picada.

5. Emplatamos nuestro rodaballo con la preparación de las aceitunas negras por encima de las rodajas y acompañado del calabacín rehogado como guarnición, y la media lima cortada en cuartos pequeñitos, que podréis utilizar para aromatizar vuestro pescado.

 

Veréis que el resultado de este plato sorprende, porque siendo el rodaballo uno de los pescados que más sabor a mar concentra en su carne, marida perfectamente con el puntito amargo que aportan las alcaparras y las aceitunas. Y, ¿sabéis lo mejor de todo? Que en media horita escasa tenéis este rodaballo con alcaparras y aceitunas listo para comer. Que cuando vives etapas de esas en las que el tiempo es oro, este tipo de recetas te salvan la vida.

Rodaballo aceitunas 2

Bon appetit!!

[ad#para-los-post]

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

8 thoughts on “Rodaballo con alcaparras y aceitunas negras.

  1. Mis días también se quedan en 12 horas o menos!! eso suele pasar, yo quería publicar ayer y hoy corriendo lo he hecho que se me van acumulando en la parrilla y no me gusta! jajaja el rodaballo muy bueno y muy bien explicado guapa.

    besos

  2. Nena, como te entiendo con lo del tiempo, pero es que hay veces que no llegamos a todo. Pero con tranquilidad que poco a poco se va llegando.

    La receta de dietawoman me encanta

  3. LLevas razón en que el tiempo vuela demasiado rápido….
    Pero con recetas rápidas como ésta, podemos aprovecharlo un poco más.

    Bicos.

  4. Has usado dos de mis ingredientes favoritos (aceitunas negras y alcaparras). De alcaparras, tenemos un bote de 3 kg, sí, 3 kg en la nevera. Creía que me duraría hasta la jubilación, pero no tiene ni 4 meses y ya queda menos de la mitad. Besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *