Rigatoni alla norma: mi receta italiana favorita.

Madre mía, hay que ver como avanzamos en esto de la cocina, que ya llevo 100 entradas en el blog. Y mira tú por donde, la entrada número 100 coincide justo con una de mis recetas favoritas (de comer, más que de cocinar, jejeje…) y además… con que me voy de vacaciones. Pues sí cheffines, a partir de mañana disfrutaré de 5 hermosos días en un resort estupendo en las costas de Cascais y Estoril. Qué ganas tengo de desconectar, disfrutar del buen tiempo, de buenos restaurantes, sacar muchas fotos… Y ya veis, esto de tener metido el blog en el corazoncito, hace que piense en las vacaciones como una estupenda oportunidad para seguir enseñándoos sitios nuevos… No me puedo olvidar de él por más que quiera.

Y aunque mi destino sea la costa portuguesa, nuestra receta de hoy tiene más inspiración greco-italiana. Aquí os dejo una de mis platos de pasta favoritos, los rigatoni alla norma, una receta que descubrí en uno de los mejores restaurantes italianos de Vigo por aquel entonces, el Il Duomo, de los primeros sitios que conocí con mi partener.

Rigattoni Norma 3

INGREDIENTES: 

– 200 gr de rigatoni
– 5 tomates rama maduros
– 1/2 cebolleta
– 1/2 berenjena
– 12 aceitunas negras
– 100 gr de queso feta o ricotta (aunque la receta original es con el italiano ricotta, me gusta más el toque que le da el griego feta, pero lo dejo a vuestra elección. En la receta he usado feta)
– Albahaca (a ser posible fresca)
– Orégano (a ser posible fresco)
– Azafrán
– Sal
– Azúcar
– Pimienta 5 bayas
– Agua y aceite de oliva

PREPARACIÓN:

1. Llenamos nuestro cocedero de pasta de agua con sal y lo ponemos a fuego para llevarlo a ebullición. Una vez rompa a hervir, añadimos los rigatoni y dejamos que se hagan durante 12 minutos. Los tiempos variarán dependiendo del tipo de pasta que utilicéis (fresca o no) y de fabricante de la misma, así que aquí lo mejor es que sigáis los pasos que os indiquen en el envase de la pasta. Y para mi gusto, siempre es mejor que la pasta quede con un punto de dureza, al dente, como dicen los italianos. Cuando pase el tiempo de cocción, retiramos el agua de la pasta, que escurriremos. Reservamos.

2. Picamos la cebolleta muy finita y la ponemos a rehogar en una sarten con un poco de aceite de oliva, a fuego medio.

3. Mientras la cebolla se rehoga, pelamos los tomates y los cortamos en cuadraditos. Cuando veamos que la cebolla está transparente, añadimos el tomate troceado, salpimentamos y echamos una cucharadita de azúcar, que nos ayuda a rebajar la aceidez natural del tomate. Dejamos que nuestra salsa se haga a fuego lento durante al menos 15 minutos, tapando nuestra sartén.
4. Cortamos la media berenjena en rodajas muuuy finitas, vamos, que parezca que las habéis cortado con espada laser. Si la berenjena fuese muy gorda, os recomiendo que cortéis esas rodajas a la mitad, vamos, que cuando las sirvamos en el plato las podamos comer de un bocado. Pasados los 15 minutos anteriores, añadimos las rodajas de berenjena y removemos bien para que se mezclen con nuestra salsa de tomate.

5. Picamos muy fino unas hojas de albahaca (para esta cantidad unas 5-6 hojas) y un poco de orégano. En mi caso he utilizado especias frescas de mi huerta, ya que me gusta la intensidad de sabor que dan, mucho más que las de frasco. Añadimos las especias picadas a la salsa, así como las hebras de azafrán. Removemos todo y dejamos nuevamente que se haga todo a fuego lento otros 10-15 minutos, con la sartén tapada.

6. Cortamos las aceitunas negras (mejor sin hueso) en rodajitas, que añadiremos a nuestra salsa 5 minutos antes de retirarla del fuego. Sabremos que la salsa está lista cuando veamos que la berenjena esté tierna.

7. Antes de emplatar todo, troceamos el queso feta. Debemos picarlo bien, de forma que nos quede como bolitas de serrín. Y así, colocamos las raciones de pasta en unos platos soperos, bañamos los rigatoni con la salsa, sobre esta esparcimos el queso feta y para rematar, espolvoreamos un poco de albahaca fresca picadita, que le da ese toque de color y sabor tan mediterraneo a nuestra pasta.

En fin, que hace pocos días que la he preparado, pero sólo de contárosla ya me están dando ganas de cambiar el menú de hoy…  Y con él me despido de vosotros por unos días, esperado que disfrutéis del sol, el calor y los tintos de verano al máximo. Y yo prometo que entre chapuzón y tumboning al sol, haré algunas fotos interesantes para comentar lo bueno y rico que encuentre por Estoril y Cascais.

Bon appetit!!

[ad#para-los-post]

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

2 thoughts on “Rigatoni alla norma: mi receta italiana favorita.

  1. es la primera vez que entro en tu blog, pero hoy con referencia del de Tito y después de leerlo un buen rato, (hoy me queda más tiempo libre del normal), me doy cuenta de que es bastante interesante y pretendo seguir visitándolo y que tu me visites para que conozcas el mío.
    un abrazo

  2. Muchas gracias Elena!!, Pues ahora mismo le echaremos un vistazo al tuyo, que seguro que también tiene cosas que me puedan interesar. Mil gracias y saludos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *