Revuelto de setas con wakame y tetilla.

¡Qué peligro tienen las Navidades! Me he dado cuenta de que las dos últimas entradas de recetas son de postres, y para mas inri de los mega-super-calóricos. Y todo eso que te comes poco a poco se va depositando en la barriga, culo, caderas y todas esas partes que una desea tener planas pero que con el tiempo van pareciéndose más a las del muñequito de los Marshmallows.

Así que en un intento de liberar de pecados a mi conciencia, hoy vamos con una receta ideal para las cenas ligeras (e incluso para comidas también). Bueno, rectifico, la versión que os pongo no es ligera del todo, porque lleva tetilla y eso tiene mucha grasa, pero si la elimináis es un plato perfecto para comer si queremos controlar los kilillos de más. Porque fuera de los días de fiesta, hay más días en las Navidades, y es en esos donde tenemos que luchar una dura batalla por mantener a raya a las lorcillas.

Veréis que este revuelto de setas no tiene ninguna complicación. Seguramente habréis hecho infinidad de revueltos en vuestra vida, pero me viene de perlas para daros otra sugerencia para introducir las algas en vuestros platos, que he visto por algunos comentarios que me habéis dejado por el blog y el página de Facebook que algunos desconocíais el uso culinario que se le pueden dar a las algas. Y el alga protagonista de la receta de hoy es la wakame, de las más utilizadas desde hace años en la cocina asiática y con importantes beneficios para nuestro organismo, ya que tiene un alto poder remineralizador e hidratante, además de ser rica en folatos (lo que la hace buena para embarazadas y deportistas) y ser baja en grasas y rica en vitaminas A, C y B12.

Revuelto wakame

INGREDIENTES:

– 1 lata de 80 gr de algas wakame
– 200 gr de setas
– 4 huevos tamaño L o 3 tamaño XL
– 60-80 gr de tetilla
– 1 diente de ajo
– Aceite de oliva
– Sal
– Perejil picado

PREPARACIÓN:

1. Limpiamos bien nuestras setas con un paño húmedo y procedemos a trocearlas en tiras.

2. Picamos el diente de ajo finito. Ponemos una sartén antiadherente al fuego con un chorrillo de aceite y dejamos que el ajo se dore. Cuando esté dorado, echamos las tiras de setas y las salteamos. Dejamos que se hagan perdiendo toda el agua de su interior y tostándose un poco. Cuando comprobemos que están blanditas echamos una pizca de sal fina y removemos.

3. Abrimos nuestra lata de wakame, le retiramos el líquido del interior y la vaciamos sobre las setas, removiendo para que se mezclen con ellas.

4. Batimos nuestros huevos, le echamos una pizquita de sal fina. Troceamos finito el trozo de tetilla y lo añadimos al huevo, removemos e incorporamos esta mezcla a la sartén donde se están cocinando las setas y el alga. Removemos todo bien hasta conseguir que el huevo se cocine y la tetilla se derrita un poco y retiramos del fuego. Servimos en dos platos con un poco de perejil picado espolvoreado.

 

Creo que esta es la receta más sencilla de todas las que he puesto. No creo que os sorprenda demasiado, pero al menos, espero que os anime a introducir las algas en vuestra dieta, porque pueden aportarnos muchos beneficios a nuestro organismo. Por algo será que los nipones son de los pueblos más ancianos del planeta…

Y ahora, con la conciencia tranquila por dedicar en estas fechas tan golosas un post a una receta sana, ya puedo marcharme a hornear galletas y a hacer tartas para Nochebuena. Ya haremos propósito de enmienda en las metas que nos marquemos para el Año Nuevo…

Bon appetit!!

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

5 thoughts on “Revuelto de setas con wakame y tetilla.

  1. Madreeeeeeee! eso parezco yo, ¡¡el muñeco michelin!! en cuanto acaben las fiestas… a plan!!

    Nos vuelven locos las algas Travi, de echo dimos buena cuenta de unas que nos llegaron de tierras gallegas jejeje Y este revuelto tiene una pinta de muerte, lo haremos pronto.

    Un besote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *