Receta de muffins de orejones y dátiles al Cointreau.

Seguro que después de leer el título del post de hoy estaréis pensando:“¡Vaya forma de reaparecer que tiene esta mujer! Yo aquí intentando bajar los excesos de las Navidades y me sale con estas pequeñas bombas…”. Lo sé, lo más lógico sería recibir el nuevo año bloguero y el fin de las Fiestas con algo sano y bajo en calorías… Pero entendedme, yo llevo a dieta desde antes de las Navidades. Efectivamente, no sé si se trató de locura transitoria, un propósito de Año Nuevo adelantado, o qué se pasó por mi cabeza, pero cuando el 13 de Diciembre llegaron los 32 a mi vida decidí que podía soportar un año más, pero si venía acompañado de unos kilos menos. Así que me dirigí a mi dietista y le dije: “de regalo de cumple quiero perder unos 8 kilos”. Porque muchos, que vivís como yo las ventajas de tener un gastroblog, entenderéis también el principal inconveniente de esta vida de gula desmedida: el michelín se apodera de ti con cada post editado, sin remedio.

Así que hoy os puedo decir que estoy en el camino, que a pesar de las Fiestas y de las tentaciones varias que pasaban ante mis narices, a pesar de tener que cocinar para todo el mundo los más diversos manajares en Nochebuena, Fin de Año y Reyes, a pesar de todo ello… ¡me he quitado de encima ya 4 kilos! Y para seguir por el buen camino, sólo puedo saborear lo dulce disfrutando de él en estos rincones. Porque, por el momento, no hay ningún médico que haya afirmado que escribir y fotografíar repostería engorda, ¿verdad? Y que todo siga así…

La receta de muffins que os traigo hoy los preparé como fin de fiesta para el desayuno del día de Reyes en mi casa. Después de abrir los regalos de toda la familia (padres, hermanos, marido, cuñado y sobrinos) siempre nos gusta desayunar todos juntos en condiciones, como si estuviéramos en un hotel. Así que me encanta preparar algo para que esa mañana el desayuno sea tan especial como la compañía. Y como todos sabemos, en las Fiestas uno embute la despensa de los más variados dulces y frutos navideños que luego permanecen ahí hasta que cogen telarañas y acaban en el cubo de la basura. Para evitar derroches, que no estamos para ellos, esta es una solución interesante con la que aprovechar, por ejemplo, los orejones y los dátiles que sobran de las Fiestas. Salen muy jugosos y dulzones, así que en una merienda de fin de semana de esas en las que os permitáis un desliz en vuestras dietas, animaos a prepararlos.

Muffins orejones y dátiles 3

INGREDIENTES:

– 125 gr de harina leudante
– 2 c.c. de levadura en polvo
– 175 gr de mantequilla
– 125 gr de azúcar
– 2 huevos XL
– 110 ml de leche
– 4 c.s. de nata líquida
– 1 c.s. de Cointreau
– 85 gr de orejones de albaricoque troceados
– 85 gr de dátiles secos sin hueso y troceados
– 3 c.s. de azúcar
– 1 c.c. de canela molida
– 1 c.s. de ralladura de naranja

PREPARACIÓN:

1. Precalentamos el horno a 200ºC y preparamos un molde de 12 muffins, bien engrasándolo o bine introduciendo los papeles de muffins en cada hueco, si los tenemos.

2. Tamizamos la harina y la levadura en un bol. Reservamos.

3. En otro bol batimos la mantequilla con el azúcar hasta obtener punto pomada.

4. Batimos los huevos en otro cuenco y poco a poco los vamos añadiendo a la mezcla de la mantequilla azucarada, sin dejar de batir. Cuando esté más o menos emulsionado (notaréis que quizá queden unos grumos en la mantequilla, pero es normal) añadimos también sin dejar de batir, la leche, la nata y el Cointreau.

5. Cuando toda la parte líquida esté ya emulsionada, añadiremos los orejones y dátiles troceados, removiendo con una espátula para que queden bien esparcidos por toda la masa.

6. Mezclamos esta preparación con el bol de la harina y batimos de nuevo un poco para que se mezcle todo. Veréis que la masa queda como un pelín grumosa, pero eso no quiere decir que esté mal. Esa es la textura perfecta.

7. Repartimos la masa entre los moldes de los muffins previamente preparados, ayudándonos con una cuchara o con una manga. Los llenaremos sólo 2/3 de su capacidad, ya que luego al hornearnos van a subir un poco.

8. Antes de meterlos en el horno, prepararemos la cobertura azucarada. Para ello, mezclamos en un bol las 3 c.s. de azúcar, con la canela molida y la ralladura de naranja. OJO!! Lo más recomendable es que ralléis la naranja justo en el momento en que preparéis la cobertura, para que de este modo no pierda el aroma. Una vez mezclado, lo repartimos esparciéndolo sobre la masa de los muffins, e introducimos nuestros molde en el horno a 200ºC durante 20 minutos, observando que tomen aspecto dorado.

9. Pasado ese tiempo, retiraremos el molde del horno, lo dejamos enfriar 10 minutos antes de desmoldar y luego disponemos los muffins en una rejila hasta que se pongan totalmente fríos.

 

Bueno, y con esta receta de muffins ya he tenido mi dosis de dulce virtual por hoy. A ver si con esto de las redes sociales y el Internet 2.0. inventan pronto una maquinita para que nos deje oler y saborear estas cosas tan dulces y estupendas que pululan por la red. Eso sí, con riesgo de calorías 0%…

Muffins orejones y dátiles 4

Bon appetit!!

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

8 thoughts on “Receta de muffins de orejones y dátiles al Cointreau.

  1. No sabes como te admiro!!! que hayas sido capaz de mantener la dieta con tanta cosa rica que llevarse a la boca… yo tengo la voluntad bajísima para eso… y para ponerme a dieta necesito eliminar todas las tentaciones de casa!!! Ya verás que pronto consigues perder los otros 4 kilos!!! los muffins están de vicio!!! Besotes

  2. Pues a mi me encantan, y me hubiera gustado muchisimo desayunar con estos muffins. Por cierto, coincido con Dae, te admiro por estar a dieta en Navidad, a mi me sería imposible con tanta cosa rica alrededor, sé que un día u otro caería como una pardilla.

    besitos guapa

  3. Feliz año nuevo wapa maee que peazo de voluntad yo he exo un kitkat en la dieta y no soy capaz de volver a portarme bien con tanta tentacion jis..jis.
    Los muffins te han quedado divinisimooos no quiero ni imaginarme como huelen po que si no no seria capaz de marxarme.
    Bicos mil .

  4. pues aprovechar lo de navidad está genial , y la pinta es impresionante lo q pasa q yo llevo con empacho medio mes ya no puedo más. ayer revente un boton de un pantalon como lo oyes, voy a explotar. un besoo

  5. estos muffins tienen una pinta extraordinaria…que delicia y además con las sobras de la navidad, que buena idea…
    besitos,
    Ani.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *