Quinoa con verduras para mi tupper

foto interior de tienda ecológica Mirabel
Fuente: página de Facebook de Mirabel

Hace unos días me acerqué hasta Mirabel, una tiendecita ecológica que hay en mi queridísimo Vigo. Siempre la había visto de puertas para fuera, pero desde que abrieron hace ya casi un año, no había tenido la oportunidad de hacerles una visita. Así que aprovechando que necesitaba recargar mi nevera de esos yogures de Casa Grande de Xanceda a los que me he vuelto adicta sin remedio, decidí echar un vistazo. Y una, que tiene más peligro en una tienda de alimentación que cualquier fanática de las rebajas, acabó llevándose otras cosillas, y con las ganas de volver a visitar a sus dueñas, que son de lo más majas.

botella de aceite ecológico AbrilUno de los productos que me llevé de Mirabel fue un paquete de quinoa. Llevaba ya tiempo con ganas de probar este “súper-alimento”, del que había leído que tenía tantas propiedades saludables y beneficios. Vamos, que todavía no entiendo cómo no se ha popularizado su uso antes en nuestro país: que si tiene el doble de proteínas que cualquier otro cereal, que si tiene un bajísimo porcentaje de grasas, que si está más súper-vitaminado que el “Superratón”…  Y para más inri, va y me entero esta semana que Naciones Unidas ha decidido que este 2013 es el Año Internacional de la quinoa. Así que, entre las ganas que tenía de probarlo y lo cómodo que me parecía para mi tupper de la oficina, al lío que me puse.

La idea era elaborar un plato fácil, muy muy sano y rápidito, de esos que no te dé pereza preparar la noche antes.Y aprovechando que tenía unos calabacines de la huerta de un amiguete, y que  mis queridos Aceites Abril me habían hecho llegar su aceite 100% ecológico (otra gastroadicción que no tiene remedio) preparé esta receta de quinoa con verduras, perfecta para comer en frío y más saludable imposible. Abrid el tupper de verano, porque cuando veáis lo fácil y apetitosa que es, no os vais a poder resistir.

quinoa de calabacín y zanahoria en tupper

INGREDIENTES: 

  • 120 gr de quinoa
  • 1 calabacín pequeño
  • 1 cebolleta pequeña
  • 1 zanahoria grande
  • 3 c.s. de aceite 100% ecológico Aceites Abril
  • 1 rama de cilantro fresco
  • 1/2 lima
  • 25 gr de piñones tostados
  • Cúrcuma
  • Sal
  • Agua

PREPARACIÓN:

1. Preparar la quinoa es algo de lo más sencillo posible. Si sabes preparar la receta básica del arroz, no tendrás demasiados problemas. Lo primero que tienes que hacer es colocar la quinoa en un escurridor y lavarla bajo el grifo durante 2 minutos, removiendo con tu mano. ¿Por qué hacemos esto? Pues porque la quinoa contiene saponina, una sustancia parecida al jabón que le da un sabor amargo. Por eso, para retirar la saponina y disfrutar del auténtico sabor de una quinoa en condiciones es recomendable hacer este lavado.

2. Ponemos a fuego un cazo y echamos un chorrito del aceite ecológico de Aceites Abril. Cuando esté caliente, añadimos la quinoa y le damos unas vueltas. Vais a ver qué olor tan característico coge vuestra cocina. Ya dan ganas de comérsela así, directamente. Después de un par de vueltas, añadimos el agua. La proporción es de 2 partes de agua por cada parte de quinoa. Salamos dejamos que rompa a hervir y entonces, bajamos el fuego. Dejaremos la quinoa tapada cocinándose durante 10 minutos, tiempo aproximado en el que tardará en absorber el agua.

3. Mientras la quinoa se cocina, preparamos las verduras. Cortamos la cebolla en brunoise,  y la zanahoria y los calabacines en taquitos. Ponemos una sartén grande a fuego medio con 2 cucharadas de aceite ecológico de Aceites Abril y dejamos que se caliente.

4. Vamos añadiendo las verduras por orden de dureza. Primero salteamos la cebolla. Cuando está esté transparente incorporamos la zanahoria y cinco minutos más tarde el calabacín. Dejamos rehogando las verduras juntas 10 minutos. Añadimos la sal y la cucharadita de cúrcuma y removemos.

5. Añadimos la quinoa a la sartén y los piñones tostados y salteamos todo junto durante un par de minutos.

6. Retiramos la sartén del fuego, exprimimos la media lima sobre nuestro plato de quinoa y espolvoreamos el cilantro fresco (Ojo!! no os paséis añadiendo cilantro porque puede mitigar el sabor del resto de los ingredientes. Espolvoread un pelín, para dar color y acompañar el sabor cítrico de la lima).

 

Quinoa de calabacín y zanahoria en tupper

Este exquisito plato es tan fresco, que merece la pena que lo disfrutéis en frío. Y no os preocupéis por dejarlo preparado la noche antes, porque yo casi diría que gana en sabor. Y ahora que ya soy totalmente fan de la quinoa, seguiremos investigando en otras recetas, ¿me recomendáis alguna?

Bon appetit!!

[ad#para-los-post]

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *