Productos gallegos molones

Llevaba ya un tiempo dándole vueltas a crear una sección como esta. Y es que al igual que disfruto enseñándoos todo lo que sale de mi cocina, o proponiéndoos sitios donde ir a comer si os pasáis por mi queridísimo Vigo, también tenía ganas de enseñaros las cosas que llenan de vez en cuando mi carrito de la compra. Porque son de lo más cómodo para cocinar, porque me enloquece su sabor, porque son un ingrediente fundamental en muchas de mis recetas… Hay distintas razones por las que un  alimento o producto me enloquece, y si a mí me vuelve loca o me facilita la vida en la cocina, ¿por qué no compartirlo con vosotros?

Antes de arrancar con mis propuestas de hoy quiero aclararos algo (para evitar las típicas suspicacias que este tipo de post suelen generar): detrás de mis gastro-adicciones no hay ningún soborno comercial, ni me pagan las marcas que os propongo, ni nada por el estilo. Son mis gastro-adicciones, productos que he probado, que me enganchan por su calidad, o porque el proyecto empresarial que hay detrás me resulta admirable. Así que podéis estar tranquilos porque todo lo que aquí comentemos estará testado y más que requetestado. 

Y para el estreno de esta nueva sección, hoy os traigo tres productos gallegos muy molones. Tres proyectos que han nacido en mi terriña con todo el esfuerzo e ilusión de la gente que está detrás de ellos. Y todos destacan por lo mismo: por encerrar en sí el auténtico sabor, ese que a veces cuesta encontrar en los productos de las grandes superficies, ese que nos lleva a los momentos en la aldea, a las casas de las abuelas…

Maruxas de Nata o las galletas de toda la vida.

Galletas Maruxas de Nata

Tengo el recuerdo de pequeña de ver a mi abuela separando la nata de la leche tras hervirla y guardarla. Cuando juntaba suficiente, hacia unas galletas de nata de esas que no podías parar de comer, por mucho que tuvieses garantizado el empacho. Hacer a día de hoy unas galletas de nata como aquellas parece tarea imposible, con unas leches tan procesadas como las de ahora… Por eso, el día que abrí por primera vez un bote de las Maruxas y probé la primera ya no puede parar. ¡El sabor de aquellas galletas había vuelto!

Detrás de este producto gallego perfecto, adictivo e ideal para acompañar los tés de la tarde, se encuentra un proyecto empresarial que desde el 2010 ha conseguido sacar a flote una explotación lechera en Monterroso (Lugo). Hoy, las Maruxas de nata son famosísimas en mi terriña y fuera de nuestras fronteras. De hecho ya ha recibido varios premios de la Unión Europea por su sabor genuino y la calidad del producto.

Si os animáis a probar las Maruxas, podéis adquirirlas en cualquiera de los puntos de venta que veréis aquí. Eso sí, que quede claro que os he advertido de lo adictivas que resultan…

Casa Grande de Xanceda: ese yogur de auténtico sabor a vainilla.

Yogur Casa Grande de Xanceda

Mi yogur favorito de pequeña era el de sabor vainilla. Por aquel entonces, sólo había una marca que lo comercializaba, la empresa láctea Larsa, que también era gallega, por cierto. Con el paso del tiempo, y volver a probar ese yogur, un puntito de decepción se asomó en mi estómago. Quizá tuviese aquel sabor de la infancia totalmente idealizado, pero ese yogur de vainilla no era lo mismo, al igual que Larsa también había cambiado…

Casualidades de la vida, cuando empecé a probar los productos ecológicos, encontré los yogures de Casa Grande de Xanceda, otra explotación lechera de mi terriña. Llevan desde el 2006 elaborando sus propios yogures 100% ecológicos desde Mesía (A Coruña) y el éxito es tal, que ahora llenan las neveras de muchas grandes superficies, como El Corte Inglés, Carrefour o Alcampo. Y dentro de los diferentes sabores que tienen estaba la vainilla. ¡No me lo podía creer!. Por fin un yogur súper-cremoso, con ese sabor puro a vainilla como el que recordaba. Si hasta puedes ver los puntitos de la vainilla entremezclados en el yogur. Es fantástico.

Ahora creo que se han embarcado también en la aventura de hacer quesos y mantequillas, y estoy deseando probarlos… Podéis consultar aquí dónde haceros con ellos. Hay muchos puntos de venta y creciendo.

Conservas Artemar: las latas más sabrosas y molonas.

Sardinillas ahumadas de Conservas Artemar

Para mí Artemar es de esas marcas que considero “mi ojito derecho”. Lo reconozco, creo que cogí cariño a este proyecto mucho antes incluso de haber probado el primer bocado de su caballa ahumada o de su wakame. La culpa la tiene Luci, una de las tres patas creadoras de Artemar, que sabe cómo dar a conocer su producto con sutileza, poco a poco, y con pruebas fehacientes de la calidad de lo que sale de su centro de operaciones en el Morrazo.

Las conservas de Artemar te llegan por el ojo, con ese packaging tan llamativo y sugerente, pero te conquistan al primer bocado. Y es que pocas latas guardan la calidad y el sabor del producto de su interior como estas. Lo que empezó siendo un proyecto de innovación y mimo con las algas, ha acabado por incluir otras variedades marinas, como los mejillones, la caballa ahumada (espectacular) o las navajas (todavía más espectaculares). Y desde este verano, Artemar tiene su propio rincón en Cangas do Morrazo,  una tienda-degustación donde además de poder hacerte con un buen surtido de su producto, podrás experimentar las posibilidades culinarias que te ofrecen las conservas, en su zona de terraza y restaurante.

caballa de artemar
Caballa ahumada con tomate deshidratado y vinagreta de almendras, con las Conservas de Artemar

Auténticos productos gallegos, con sabor, personalidad y mucho esfuerzo y trabajo tras de sí. Son verdaderamente molones y merece la pena que os animéis a probarlos. Y que sepáis, que no son los únicos de los que me he vuelto gastro-adicta. Poco a poco conoceréis más, así que id haciendo hueco en la despensa…

Bon appetit!!

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

2 thoughts on “Productos gallegos molones

  1. Ayyy que nos pones los dientes largos!

    Solo conozco el yogur, y es una maravilla, esta gente de Xanceda hace cosas impresionantes… el resto, los dejo como pendientes 🙂

  2. Estos son de los mejores productos gallegos! Se me ha echo la boca agua recordando las Maruxas… mañana mismo vuelvo a comprar!

    Solo me faltaría una de setas de Hifas da Terra de Pontevedra, buenísimas!

    Un beso! Me encanta tu superblog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *