Pastel de carne de pavo y champiñones

Ya sabéis por algún post anterior, que mi vuelta al mundo laboral ha traído a mi vida otro nuevo mundo: el del tupper. Hasta ahora, no había vivido en mis propias carnes lo complicado que resulta planificar una comida cuyo destino será un bote de plástico. Primero, porque tienes que prepararla la noche anterior. Segundo, porque buscando preparaciones rápidas y sencillas, sueles acabar repitiéndote más que el pan de ajo. Y tercero, y esto ha sido el “más difícil todavía” para mí, si en tu oficina no hay un microondas a mano, olvídate de todo plato que se deba consumir caliente sí o sí.

Las primeras semanas recurrí a mucha ensalada, mis recetas de tallarimis  y woks de verduras de los que se pueden comer templados. Pero echaba de menos la carne, así que me puse a darle a la sesera: ¿qué plato de carne podía ser cómodo de preparar, sencillo de transportar y delicioso para degustar tanto frío como caliente? Y en un santiamén se me encendió la bombilla: pastel de carne. Este clásico de la cocina anglosajona era la respuesta a todas mis plegarias “tupperísticas”. Así que indagando entre varias recetas, y con alguna que otra aportación propia, una sacó de su horno este pastel de carne de pavo. Que tanto sirve para el tupper como para una cena aparente, y que además cunde para más de una comida.

pastel de carne 1

INGREDIENTES:

  • 600 gr de carne picada de pavo
  • 225 gr de champiñones Portobello
  • 145 gr de cebolla dulce
  • 2 dientes de ajo
  • 80 ml de leche
  • 2 huevos tamaño L, batidos ligeramente
  • 70 gr de harina de almendra
  • 50 gr de uvas pasas sultanas
  • 50 gr de piñones
  • 1 copita de Brandy
  • 1 c.s. de salsa Perrins
  • 7 c.s. de salsa de tomate frito
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra

PREPARACIÓN:

1. Precalentamos el horno a 200ºC. Engrasamos un molde de silicona de los de plum-cake con una servilleta empapada en aceite de oliva.

2. Metemos las pasas en una taza y las regamos con el Brandy. Dejamos que se marecen durante 30 minutos.

3. Limpiamos bien los champiñones y los troceamos muy finitos. Reservamos.

4.Picamos también la cebolla finamente y la rehogamos en una sartén con un poco de aceite, a fuego medio-bajo durante 5 minutos. Sabremos que está lista cuando este blanda y transparente. Añadimos entonces los dientes de ajo, que también habremos picado finito, y cocinamos durante un minuto más.

5. Añadimos a la sartén el picado de champiñones y salpimentamos. Cocinamos durante 10 minutos a fuego medio, removiendo de vez en cuando.  Retiraremos la sartén del fuego una vez que el agua de los champiñones se haya evaporado.

6. Mientras, en una sartén pequeña a fuego medio, colocamos los piñones. Vamos moviendo de forma constante la sartén, hasta que los piñones tomen un color tostado. En ese momento, vertemos las pasas sultanas y el brandy donde se han estado macerando. Subimos el fuego, y cocinamos hasta que el alcohol se evapore.

7. Vertemos todo lo cocinado en un bol (champiñones + pasas y piñones) y añadimos tres cucharadas de salsa de tomate frito y una de salsa Perrins. Removemos bien y dejamos que se enfríe unos 5 minutos.

8. Mezclamos la harina de almendra con la leche y removemos. Añadimos esta mezcla al bol, así como los huevos batidos y volvemos a remover. Finalmente, añadimos la carne picada  y comenzamos a amasar todo con las manos, hasta conseguir una mezcla húmeda.

9. Colocamos la mezcla en el molde de silicona y esparcimos en la parte superior las 4 cucharadas de salsa de tomate. Introducimos en el horno durante 50 minutos, aproximadamente.

10. Transcurrido el tiempo, retiramos del horno y dejamos enfriar el pastel durante 10 minutos antes de desmoldar.

 

pastel de carne 2

Todo un invento para el tupper este pastel de carne. En mi oficina ya hay más de uno detrás de ella, así que probad vosotros también si queréis ser la envidia en vuestros trabajos.

 Bon appetit!!

[ad#para-los-post]

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

6 thoughts on “Pastel de carne de pavo y champiñones

  1. El pastel tiene que estar muy bueno Marta , aunque a mi la carne fría no me va mucho pero en la familia tengo varios que les encanta la carne fría así que , fabulosa opción en ese caso. ….yo viviría de sándwiches o bocadillos seguramente jajajajajaja !

    1. De verano o de invierno, mati. El pastel de carne acompañado de un buen puré de patatas y servido caliente en lugar de frío, es un plato más que aparente para cualquier cena con gente.

  2. Pues esta versión tuya me la apunto y te la copio, pero si quieres alguna más para variar ese “momento tupper” tengo dos recetas estupendas tanto para comer en la oficina, como para comilonas multitudinarias de verano.

    Una de las recetas se hace con una sopa de sobre que sólo se encuentra en Portugal y que le da un puntito estupendo….te las paso si quieres!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *