Chicos, antes de nada, quería dedicarle unas palabras y un recuerdo a un gran amigo que ayer nos dejó, tras dedicarnos 14 años de fiel compañía (bueno, a mí 9, a mi partener los 14 completos). Querido Vlado, te echaremos de menos. Tú marcha resulta muy dura para todos, pero sabemos que es ley de vida. Esperemos que en el cielo de los perros sigan echándote aceite de oliva en el pienso, para que ese pelo dorado te brille como al que más, y que no dejen de darte esos pequeños placeres culinarios con los que tú disfrutabas, como tu yogur natural y la lonchita de jamón que a veces se nos caía al suelo por descuido ;-) ¡Te queremos pequeño-gran oso!

Cogiendo aire os cuento que esta semana ha sido la “semana de los regalos”. Esto de tener amigos con huerta es un lujazo, porque un día los invitas a tomar un churrasco a casa y te aparecen con una caja lleva de víveres como los que podéis ver en la foto. Y si me junto con esto y con los frutos que el propio mini-huerto me va dando, tengo que empezar a darle al coco para darle salida, que de estropearse la comida nada de nada.

Luego aparecen unos primos de Madrid de mi partener, que curiosamente tienen casa en la sierra de Ávila, en un pequeño pueblecito que se llama Piedralaves (visitadlo si tenéis oportunidad, bonito pueblo y bares de lujo). Y ahí que nos traen un paquetito con tres tipos de queso de la zona, entre ellos este que veis en la foto. Lo hacen en La Adrada, otro pueblecito cercano a Piedralabes, y se llama Monte Enebro. Un placer de queso de cabra muy versátil para preparar toda clase de platos con él y delicioso.

P1070075

Así que tras una noche de intensa churrascada y con una mini-nevera a reventar en la mini-villa (sí chicos, en verano todo mi entorno es mini), el cuerpo me pedía hidratos de carbono, y mi nevera auxilio antes de sufrir un reventón. Todos estos antecedentes dan como resultado la receta de pasta que os presento hoy. Otro sisale de los míos (como el calabacín relleno de post pasados) con un final más que aceptable. Una pasta hortelana que espero que os guste…

Pasta hortelana 3

INGREDIENTES: 

- 200 gr de macarrones
- 1/2 kg de tomate maduro o salsa de tomate natural triturada
- 5 champiñones grandes
- 1/2 cebolleta
- 1 pimiento verde italiano
- 1 puerro
- 2 c.c. de azúcar
- Orégano
- Perejil
- Azafrán
- Pimienta 5 bayas
- Sal
- Aceite de oliva
- Agua
- 2 lonchas finas de queso Monte Enebro

 

PREPARACIÓN:

1. Ponemos en una tartera agua con sal y un chorrín de aceite de oliva a hervir. Cuando rompa a hervir echamos los macarrones y dejamos que se hagan durante 10 minutos (el tiempo va a depender del fabricante de la pasta que compréis, así que seguid mejor las instrucciones de vuestro paquete de pasta). Pasado ese tiempo, escurrimos la pasta y reservamos.

2.Picamos la cebolleta muuuuy finito y la ponemos a dorar en una sartén a fuego medio, con un chorrillo de aceite de oliva.

3. Picamos el pimiento italiano también muy picadito y lo añadimos a la sartén junto con la cebolla.

4. Cortamos el puerro en rodajas y  lo añadimos a la sartén para que se dore.

5. Fileteamos los champiñones y los agregamos a la sartén junto al resto de las verduras. Dejamos que se evapore toda el agua de los champiñones.

6. Cogemos el tomate y lo troceamos introduciendo los trozos en un vaso de batidora y los trituramos, hasta que nos quede una salsa o puré. Añadimos este puré a la sartén, comprobando previamente que se haya evaporado toda el agua de los champiñones. Aderezamos la salsa añadiendo una pizca de sal, las cucharaditas de azúcar, la pimienta, un poco de orégano, otro poco de perejil y el azafrán (apenas unas lasquitas).

7. Bajamos nuestro fuego al mínimo y dejamos que se haga nuestra salsa, primero 5 minutos tapada y después unos 15 minutos al descubierto, o hasta que comprobemos que la salsa coge consistencia, que está espesita.

8. Emplatamos nuestra receta, colocando primero los macarrones, vertiendo sobre ellos con una cucharada sopera la salsa y encima de ella las dos lonchas de  queso Monte Enebro picadas y mezclado a su vez con perejil muy picado.

 

Bon appetit!!