Bollitos de frambuesas, una receta dulce casi sana…

By 20 mayo, 2014 Lo Dulce, Muffins, magdalenas y cupcakes
Bollitos de frambuesas

Hace un par de meses, en uno de esos atracones de compradora culinaria compulsiva que me pego en Amazon, caí rendida ante esta joya: The Perfect Afternoon Tea, todo un recetario para los amantes de las merendolas al estilo inglés, como la menda. Conté los días hasta recibirlo, y nada más abrirlo supe que no me defraudaría. Desde la primera a la última página hay recetas de sandwiches, mermeladas, ceremonial del té, bizcochos… de esas que estás deseando preparar al momento.

Para mi estreno, decidí preparar unos bollitos de frambuesas casi sanitos, en un intento de compensar el pecado glotón que son mis Nutellones y que harían de pareja perfecta en una de mis merendolas domingueras. No os puedo prometes que mis bollitos de frambuesa sean 100% light, pero sí que al estar elaborados con harina integral, no sobrepasan las 132 kcal. Vamos, que podéis cometer este pequeño pecado de fin de semana sin padecer demasiados remordimientos el lunes…

bollitos de frambuesa y nutellones

¿Bollitos de frambuesa o Nutellones? ¿Con cuál te quedas?

PREPARACIÓN:

1. Precalienta el horno a 190ºC. Introduce en un molde para magdalenas las cápsulas de papel.

2. Tamiza las dos harinas en un bol. Haz un hueco en el centro de las harinas y vierte los copos de la harina integral que hayan quedado en el tamizador. Añade también el azúcar.

3. Bate los huevos, la leche y la mantequilla derretida juntos hasta que estén perfectamente combinados. Luego vierte esta mezcla sobre los ingredientes secos y mezcla bien con una batidora de varillas, hasta conseguir una mezcla suave.

4. Lava y seca bien las frambuesas. Añádelas a la masa y mezcla para repartirlas bien, pero con cuidado de no romperlas demasiado.

5. Reparte la mezcla en el molde de muffins. Introdúcelos en el horno a 190ºC durante 30 minutos, comprobando antes de sacarlos que están firmes. Desmolda los bollitos y déjalos enfriar antes de degustarlos. Para los que queráis darle un punto más dulce a los bollitos, podéis espolvorearlos con azúcar glass antes de servirlos.

bollitos de frambuesa

No me digáis que no tienen una pinta apetitosa. Pues así hay otro montón de recetas en esta joyita de libro que es The Perfect Afternoon Tea. Poco a poco iré desvelando más recetas apetecibles para una tarde de té. Y espero que vosotros me contéis qué es lo que os apetece probar en la próxima merendola dominguera: ¿sandwiches, bizcochos, o quizás unos scones?. 

Bon appetit!!

You Might Also Like

#ComemosenVigo 39: The Othilio Bar, nuevo enclave molón en Vigo

By 27 abril, 2014 Vigo, ¿Dónde comer?
The Othilio Bar interior

Hay visitas a ciertos lugares que generan en una sentimientos contradictorios. Cuando me enteré que Carlos Rodal (antiguo chef en Da-Vid o Los Abetos) se había armado de valor para montar su propio local gastro en Vigo me alegré. De antemano sabía que The Othilio Bar (que así se llama la recién estrenada casa de Carlos) no me iba a defraudar. Su chef tiene tablas y talento de sobra como para sorprendernos a todos, como para seguir haciendo crecer las propuestas de calidad en la ciudad.

The Othilio Bar - exterior

Pero el enclave donde The Othilio Bar ha abierto sus puertas generaba en mí muchas añoranzas, cierta nostalgia de tiempos pasados. Fue en ese lugar donde di uno de mis primeros pasos como gastrobloguer, haciendo unas de las propuestas que más me sorprendieron en su momento. Y es que pocos lugares en Vigo despertaban el paladar por aquel entonces como Don Chiringo. Ahí fue donde cinco mujeres que no se conocían de nada, y que probablemente jamás lo harían en otras circunstancias, pudieron iniciar una relación basada en una pasión en común, y que con el paso del tiempo se afianza con fuerza por los sentimientos y momentos compartidos… Qué sería de la amistad entre Carmen, Arantxa, Mercedes, Laura y Marta si Don Chiringo no hubiese unido sus caminos… Así que mi visita a The Othilio Bar no podía hacerla con otras personas más que con ellas, mi #ComandoVigo. ¿Pasaría Carlos la prueba de cinco jueces implacables como nosotras?

LO MEJOR: Sabor e innovación en muchos de sus platos. No os marchéis del Othilio sin probar su Bocata de churrasco, su risotto de verduras y huevo de corral o un carpaccio de solomillo con foie de quitar el sentido.

LO PEOR:  Todavía vemos algo verde las propuestas dulces. Echamos en falta, por ejemplo, más dulzor y potencia chocolatera en el brownie. Presentaciones atractivas y diferentes, como ese Othilito que recuerda a un Phoskito, pero que lo hace más en presentación que en sabor.

IDEAL PARA… Comidas de negocio con clase, afterworks molones y cenas de fin de semana para los que buscan originalidad.

PRECIO POR PERSONA: 20-25 €/persona.

The Othilio Bar es la apuesta que el chef Carlos Rodal hace por volar en solitario. Enclavado en el mismo local donde anteriormente Arantxa Costas nos sorprendía con su originalidad en Don Chiringo, Rodal parece seguir la estela de su predecesora: una carta de calidad, con platos modernos y potencia en los sabores; en un enclave donde todo ha sido decorado y pensado al mínimo detalle.

The Othilio Bar - detalles decoración

Rodal promete sorprendernos desde la mañana a la noche. Desayunos diferentes para empezar el día, con propuestas saladas y dulces que van más allá del croisant y la tostada, acompañados de zumos variados. Menús ejecutivo a mediodía, perfectos para una zona donde el negocio se mueve. Y  tapas originales como acompañamiento al vino que podemos disfrutar en su zona de barra. El abanico se abre más allá de la cena convencional en The Othilio Bar. Variedad de ofertas en un momento donde ser multidisplicinar es fundamental.

Para nuestra primera visita, las chicas de #ComandoVigo atacamos a la carta de arriba a abajo. Sobresaliente su carpaccio de solomillo y foie, su risotto de verduras y huevo de corral y ese bocata de churrasco, que genera curiosidad cuando lo pides y sorprende desde el primer bocado. También probamos sus croquetas de rulo de cabra con mermelada de tomate, el risotto de boletus y la empanada de pulpo. En líneas generales, toda su carta en salados se merece un notable alto. Se nota la experiencia de Carlos Rodal a los fogones. Sabores intensos y producto cuidado.

The Othilio Bar - carta

Nos quedaba algo de hueco para el postre y ahí atacamos, con las expectativas bien altas tras ese paseo por el menú principal. Sin embargo, y aunque a priori las opciones se antojaban apetecibles, con un Othilito recuerdo del Phoskito de nuestra infancia, o un merengue en honor a Jordi Roca; se quedaron en un suficiente. Esperamos que para la próxima el dulce nos sorprenda igual que el salado.

Nota alta para The Othilio Bar, la nueva propuesta hostelera de Vigo que, junto a otras como RuxeRuxe, A Mordiscos, La Pepita o Bardecó, buscan darle a esta la oferta gastro de ciudad el valor, la originalidad y el buen gusto que muchos deseamos.

Travi en la cocina - collage final Othilio

THE OTHILIO BAR

C/ Luis Taboada, Nº9

36201 VIGO (PONTEVEDRA)

Tfno.: 986 190 017

También puedes visitar su web o su página de Facebook

Bon appetit!!

You Might Also Like

Tarta de fresas, un clásicazo perfecto para las merendolas

By 24 abril, 2014 Lo Dulce, Tartas
tarta de fresas

Este invierno ha llovido tanto en mi terriña que los habituales paseos que nos damos el  partenaire y yo por mi queridísimo Vigo adelante, se han visto reducidos a la mínima expresión. Ya sé que muchos me diréis que la lluvia viene de perlas, que hace falta para las cosechas, para prevenir la sequía de verano y otras tantas cosas más. Pero para una paseanta nata como esta que os escribe es el peor de los males. Que un ratito en casa con la manta y una buena peli no está mal. Pero pasadas las dos o tres horas de peli una se sube por las paredes… ¡Dios mío, como hacen los del Gran Hermano para aguantar tres meses entre cuatro paredes!

Mi mejor terapia para ese tiempo invernal e infernal ha sido la cocina, en concreto la repostería, y más concretamente aún, los dulces perfectos para mis merendolas. Y es que mi parte más “british” hace impensable tomarse un té de tarde sin acompañarlo de un buen festín con cuerpo. Así que de domingo en domingo lluvioso e ido recuperando esas recetas dulzonas clásicas de las meriendas. Tartas, bizcochos y galletas que siempre había querido hacer, pero que nunca me había puesto con ello. Un ejemplo es esta tarta de fresas que veis. Seguramente me diréis que está más vista que el tebeo, pero para la menda ha supuesto un reto a la hora de conseguir una masa quebrada perfecta. No, si al final voy a tener que agradecer esa reclusión provocada por la lluvia…

tarta de fresas

PREPARACIÓN:

1. En un bol frotamos con una cuchara de madera la harina y la mantequilla hasta formar migas. Añadimos el azúcar.

2. Batimos la yema con el extracto de vainilla y lo agregamos a la mezcla de harina. Amasamos (no demasiado) hasta crear una bola.

3.  Envolvemos nuestra masa en un papel film y la dejamos refrigerar al menos una hora. Mi consejo es que dejéis algo de tiempo más, alrededor de 3 o 4, puesto que así conseguiréis más consistencia en la masa y que se rompa menos cuando tengamos que alisarla.

4. Pasado el tiempo de refrigeración, precalentamos el horno a 180ºC. En una superficie limpia de nuestra cocina espolvoreamos un poco de harina, colocamos la bola de masa y la extendemos con el rodillo hasta que tenga un grosor de 3 mm aprox.

5. Recubrimos nuestro molde de tartas desmoldable de 28 cm de diámetro, que previamente habremos untado con un trozo de mantequilla, con nuestra masa, dejando un borde saliente de unos 2 cm. Recortaremos con unas tijeras aquellos bordes que sobresalgan demasiado.

6. Pinchamos la base de la masa con un tenedor, la recubrimos con papel sulfurizado y sobre él echamos pesas de hornear o, en su defecto, garbanzos. Esto evitará que la masa se infle en la base.

7. Horneamos durante 20 minutos a 180ºC. Pasado ese tiempo retiramos el papel y horneamos otros 5 minutos más. Retiramos del horno y retiramos los sobrantes de masa, hasta dejarla a ras del borde del molde.

8. Disolvemos la gelatina de fresas siguiendo las instrucciones del fabricante, y con la ayuda de un pincel la untamos sobre toda la base de la masa. Dejamos enfriar.

9. Ahora toca preparar la crema pastelera. Para ello, batimos el azúcar, la maicena, los huevos y el extracto de vainilla.

10. En un cazo hervimos  la leche y la retiramos del fuego cuando empiece a burbujear. Vertemos la leche caliente sobre la mezcla del huevo, sin dejar de batir para evitar que se corte.

11. Devolvemos la crema al cazo y cocemos a fuego medio removiendo constantemente. Cuando la crema espese, reducimos el fuego y seguimos cocinando dos minutos más. Retiramos y pasamos a un cuenco, dejando que temple.

12. Mientras la crema pierde temperatura lavamos las fresas y las cortamos longitudinalmente en láminas gruedas. Una vez la crema haya templado, volvemos a batir y la vertemos sobre la base de la masa. Cubrimos con las fresas, empezando por la parte exterior de la tarta y formando círculos hasta llegar al centro. Con un pincel, pintamos las fresas con la gelatina para que coja brillo. Metemos en la nevera hasta el momento de la degustación.

tarta de fresas

Con semejante propuesta de merendola dominguera, hasta Tom Cruise se nos ha colado ;-)

Todo un clásico esta tarta de fresas. Que bien pudo ser de kiwi, melocotón, o incluso de todas las frutas a la vez. Porque en la fruta puedes elegir la que más rabia te dé. Y así, con un trozo de esta maravilla dulce, un Earl Grey y buena compañía, dejaremos de subirnos por las paredes. Y veréis como la lluvia quedará de puertas para fuera…

Bon appetit!!

You Might Also Like

#ComemosenVigo 38: A Regueifa, cocina casera XL

By 6 abril, 2014 Vigo, ¿Dónde comer?
Hamburguesa de buey A Regueifa

Llevaba tiempo con ganas de conocer A Regueifa. Fue uno de los locales que primero apostó por ese resurgir del Casco Vello vigués, cuando pocos daban un duro por la zona y éramos carne de un sórdido capítulo de Callejeros. Hasta el momento, todo lo que había llegado a mis oídos eran halagos. Me hablaron de su fantástica hamburguesa de buey, de sus sabores caseros y de esas raciones para campeones. Así que no me quedaba más remedio que hacer las visitas de rigor y comprobar en mis propias carnes si, como aseguraban, en A Regueifa calidad y cantidad van de la mano.

A Regueifa Vigo exterior

LO MEJOR: Sus platos más tradicionales, como la zorza, las carrilleras o las albóndigas. Sabores que te llevan a la cocina de tu madre o abuela en un santiamén.

LO PEOR:  El local está algo descuidado. Vale que apuestes por el punto enxebre, pero eso no va reñido con el orden ni la comodidad del comensal. Mesas demasiado juntas, sillas incómodas…. En un local con solera, de esos con 30 o 40 años, cosas así tienen un pase, y hasta su punto de nostalgia. Pero no en un sitio medianamente nuevo.

IDEAL PARA… Amantes de los sabores caseros y estómagos con un hambre voraz.

PRECIO POR PERSONA: 15-18 €/persona.

¿Eres de los que los domingos sales de casa de tu madre cargado de tuppers llenos de albóndigas y croquetas? ¿Añoras esas raciones tamaño abuela? Si eres de esos a los que su abuela le decía que estaba delgado, aun a pesar de haberse comido un kilo de sus filetes empanados; y apuestas por los sabores de casa más que por las reducciones y reinterpretaciones de la nueva cocina, A Regueifa es tu local.

Carrilleras A Regueifa Vigo

Situado en pleno Casco Vello de Vigo, A Regueifa es un restaurante que ofrece platos caseros y tracionales de Galicia en raciones de campeonato. Conjugar calidad y cantidad ha sido la clave de su éxito, y  a día de hoy, con la competencia multiplicada en la zona, siguen siendo de los sitios favoritos de los que por allí nos dejamos caer. De hecho, os aconsejo reservar, porque se llena hasta los topes fin de semana sí y otro también.

Su carta es reducida: pocos entrantes, donde destaca la zorza con patatas o las croquetas, algunas ensaladas… Su punto fuerte lo tienen en los platos principales. No habrá mesa en la que no falten  albóndigas, carrilleras o hamburguesa de buey con tetilla. Eso sí, id con hambre o cargados de una buena recua de amigos, porque estoy segura de que vosotros solitos no podréis terminar con sus raciones. El tamaño es de campeonato.

Interior A Regueifa Vigo

El punto flaco de A Regueifa lo encontramos en su local. En aras de aprovechar al máximo el espacio disponible, se hace incómodo al comensal: mesas demasiado juntas, ruidoso… Vamos, que el punto enxebre deja de tener su gracia si afecta a la confortabilidad.

Aún así, el balance tras mis dos visitas a A Regueifa es positivo. Su cocina no es lucida, sus presentaciones no son espectaculares, ni tampoco descubrirás sabores nuevos. Pero sin lugar a dudas, pidas lo que pidas acabarás chupándote los dedos de la misma manera que lo harías en la casa de tu madre.

A Regueifa Vigo

A REGUEIFA

Rúa San Vicente, 1

36202 Vigo (Pontevedra)

Tfno: 986 227 468

También puedes visitar tu web y su página de Facebook

Bon appetit!!

You Might Also Like

Tomates rellenos de cous cous. El sabor de otras tierras.

By 31 marzo, 2014 Lo Salado, Verduras
Tomates rellenos de cous cous

En mi queridísimo Vigo hay un restaurante vegetariano, el Cúrcuma (del que tenéis crónica en esta web), que hace las delicias de muchos, ya sean vegetarianos como no. Yo, que acudo a menudo a disfrutar de sus platos, me quedé fascinada desde mi primera visita con su tomate relleno. Tanto que desde que lo probé, he intentado sacar la receta. Dudada entre utilizar bulgur o cous cous. Probé a preparar un caldo simplemente con cúrcuma, y otro con curry. De todos esos intentos he conseguido recetas apañadas y sabrosas, como los tomates rellenos de cous cous y frutos secos, pero sigo sin dar en el clavo con el toque justo de esos tomates…

En uno de mis últimos intentos de lograr ese sabor tan especial, opté por utilizar una mezcla de especias muy común en la cocina marroquí, el Ras el Hanout. Para los que no la conozcáis, esta mezcla de especias se utiliza a menudo en los tajines y cous cous que preparan en la cocina marroquí. Como sucede con el curry, puede haber diferentes variedades, pero en su base nunca faltan pimienta, comino, cardamomo, nuez moscada, canela y jengibre.  Y se diferencia de los currys que conocemos por aportar más intensidad de aroma, pero no tan fuerte de sabor. 

Travi en la cocina - tomates rellenos 2

El resultado sigue sin ser el exacto al que disfruto cada vez que voy al Cúrcuma. De ahí que finalmente, el olor que desprendía el Ras el Hanout en mi cocina me llevase a añadir algo de carne al relleno de los tomates. Vamos, que el resultado de esta receta de tomate relleno tiene de vegetariano lo que yo de rubia de bote. Eso sí, yo no me rindo todavía….

PREPARACIÓN: 

1. Precalentamos el horno a 210ºC y embadurnamos una fuente de horno con aceite de oliva.

2. Lavamos bien los tomates. Cortamos la parte superior y los vaciamos su interior con un sacabolas, reservando el líquido y las semillas en un cuenco. Echamos un chorrito de aceite de oliva en el interior de los tomates y los colocamos en la fuente de horno.

3. Cortamos el solomillo en taquitos y los salpimentamos. Salteamos la carne en una sartén con un chorrito de aceite a fuego fuerte hasta que tome color. Reservamos.

4. Picamos la chalota y los trozos del interior del tomate muy finos.  Los mezclamos en un bol junto con el yogur, el cous cous y el Ras el Hanout. Damos unas vueltas y añadimos el solomillo. Como seguramente os quede el relleno algo denso, añadimos un par de cucharadas del líquido de los tomates. Tenemos que lograr una textura cremosa, no líquida.

5. Rellenamos los tomates en su totalidad y los rociamos con un chorrito de aceite en la parte superior. Horneamos durante 40 minutos, controlando que el cous cous no se tueste demasiado.

6. Retiramos del horno y servimos espolvoreando los tomates con un poco de orégano fresco.

 

tomates rellenos

Como os decía, no hay mal que por bien no venga. Sigo sin descubrir la receta del Cúrcuma, pero entre ensayo y error estoy consiguiendo unos premios de consolación que nada tienen que envidiarle. Haced la prueba y ya me diréis… Ah! Y si alguno conoce la receta que ando buscando, que la comparta, por Dios! ;-)

 

Bon appetit!!

You Might Also Like

#ComemosenVigo 37: Marco Restaurante & Café, el #menudeldía perfecto.

By 18 marzo, 2014 Vigo, ¿Dónde comer?
Marco Restaurante Vigo

Una de las tareas más difíciles para una fan de la buena comuda como yo, es encontrar un lugar donde el menú del día me convenza. Y es que para salir a cenar, o para un día de comida aislado, de los de celebración, la elección suele ser rápida y sencilla: pienso en la ocasión, selecciono los dos o tres establecimientos hosteleros que se adapten por su carta, y doy en la diana con el adecuado para ese día.

Pero con el menú del día, son muchos los aspectos a tener en cuenta: buscas variedad, una comida que se ajuste a tu bolsillo y que sea casera y saludable. Vamos, que ya que nos toca comer fuera de casa, se trata de buscar algo lo más parecido a lo que nosotros cocinaríamos, ¿no?. Así que tras probar diferentes lugares en los que el menú era una oda a la fritanga, acaba repitiéndose más que un capítulo de Los Simpson o se escapaba de mi presupuesto, al fin di en la diana con la horma de mi tenedor…

interior restaurante Marco

Interior del Marco Restaurante & Café (fuente: web del establecimiento)

Quién me iba a decir a mí que entraría en un museo para algo más que ver un cuadro… Y es que uno de mis menús del día favoritos se encuentra en el Marco Restaurante &  Café, ubicado en el corazón del Museo MARCO, en mi queridísimo Vigo

LO MEJOR: Como consiguen, con platos sencillos y de toda la vida, como un pastel de pescado o un estofado de carne, darle un toque de originalidad. Sus menús son de lo más equilibrados, con recetas nada pesadas. Y además, siempre hay una opción vegetariana para quien descarta el pescado o la carne, ¿qué más se puede pedir?

LO PEOR:  Los que queremos cuidar la línea entre semana, echamos de menos una opción de postre más equilibrada. Y es que aunque las propuestas siempre son tentadoras, lo ideal sería contar con una opción saludable, más allá del yogur de siempre.

IDEAL PARA… Amantes de la cocina de siempre actualizada, y de los que buscan un menú sano y equilibrado.

PRECIO POR PERSONA: El menú completo (primero, segundo y postre o café) sale por 10€. El medio menú (un plato y postre o café) lo tienes por 8€.

El Marco Restaurante & Café tiene uno de los mejores menú del día del momento en mi queridísimo Vigo, junto con el del Ruxe Ruxe (del que ya os había hablado). Ya destaca por su ubicación, dentro del Museo de Arte Contemporáneo de la ciudad, donde han creado un espacio agradable y tranquilo, perfecto para desconectar en el paréntesis de mediodía de la oficina. Y lo mejor de todo (si eres un fanático digital como yo), tiene Wi-Fi!!

empanada de pescado Restaurante Marco Vigo

Su menú del día se caracteriza por su equilibrio: Conjugando las opciones que tienen en primeros y segundos se hace perfecto tanto para personas que desean cuidar su alimentación, como para los comensales de buen diente. Ingredientes de temporada, recetas caseras y la introducción de pescados comunes en nuestra Ría como los lirios, la castañeta o los rapantes, son algunos de sus puntos fuertes.

pastel de pescado Restaurante Marco Vigo

Después de unas cuantas semanas visitándolos, puedo deciros que me han enganchado. No dejéis de probar su pastel de pescado, su salmón teriyaki o su guiso de arroz con ternera si lo encontráis en el menú en vuestra visita.

Guiso de ternera y arroz Marco Vigo

Salmón teriyaki Marco Vigo

Y aunque eso de cuidar la línea entre semana me prohíbe caer en la tentación de postres, su brownie, el arroz con leche o la tarta de limón, bien merecen cometer un exceso de vez en cuando.

Arroz con leche Marco Vigo

Con lo que cuesta encontrar opcions de menú del día tan completas, me va a costar cambiar mis costumbres. Eso si cheffines, soy toda oídos para conocer nuevos lugares… ¿Cuál es vuestro menú del día favorito en Vigo?

MARCO RESTAURANTE & CAFÉ

C/ Príncpe, 54

36202 Vigo (Pontevedra)

Tfno.: 886 116 712

Puedes visitar su web y su página en Facebook

Bon appetit!!

You Might Also Like

Javier Olleros (Culler de Pau), o el auténtico sabor atlántico.

By 3 marzo, 2014 Galicia, ¿Dónde comer?
Jurel con salazones, pan y cebollas - Javier Olleros

Este Fórum Gastronómico 2014 me ha aportado uno de los momentos de mayor placer gustativo. Lo curioso es que no se ha producido de sus puertas para adentro. Y además, ha venido de la mano de un cocinero no residente. Quién me iba a decir a mí que para experimentar de primera mano la cocina de Culler de Pau, ese buen hacer que muchos alaban de Javier Olleros, tuviese que trasladarme algunos kilómetros más allá de su casa…

Javier Olleros

Siempre he creído firmemente en eso de que “no hay mal que por bien no venga“. Fue un duro mazazo saber que cuestiones que nada tenían que ver con la cocina iban a cerrar las puertas de uno de los templos gastro que más prometían en nuestra terriña. Problemas de licencia cerraban en Culler de Pau. Pero lejos de suponer un parón en la carrera de Olleros y su equipo, este cierre ha sido un espaldarazo en muchos aspectos. En el afectivo, porque pocos hechos antes han logrado unir tantas voces como las que gritan con fuerza “No al cierre de Culler de Pau”. En el profesional, porque le ha dado la oportunidad a Olleros de salir de las fronteras de su cocina para mostrar lo que allí se ha cocido, se cuece y se cocerá, en pequeños stages como el del Pazo de Santa Cruz. Y en el personal, porque estoy segura de que este breve paréntesis le permitirá volver cargado de nuevas ideas y energías. Y si ya se decía que Olleros era un “top”, seguro que faltarán palabras para definir esa vuelta…

Arroz crujiente Culler de Pau

Arroz crujiente de tinta, sardina ahumada y hierbas de invierno

Mi “no hay mal que por bien no venga” supuso tener que cambiar una deseada cita en el Árbore da Veira (lleno hasta los topes con motivo del Fórum) por el stage de Olleros en el Pazo de Santa Cruz. Tocaba probar su menú retrosprectiva. Y sólo puedo deciros… ¡bendito cambio de planes!

menú retrospectiva Culler de Pau

LO MEJOR: Olleros es, sin lugar a dudas, el cocinero del sabor atlántico. Magistral sacando la máxima potencia de sabor en todos y cada uno de sus platos. Todo un orgasmo para nuestras papilas gustativas. Con su menú retrospectiva, es evidente que Olleros lleva a la cocina gallega de siempre a un nuevo nivel de creatividad e ingenio.

LO PEOR… Siendo un menú resumen de los últimos años de Culler de Pau, echamos en falta su famosa torrija como colofón. Habrá que esperar a la reapertura para disfrutar de ella.

PRECIO PERSONA (aprox.): El menú y maridaje salen en 110€/persona.

IDEAL PARA…  Apasionados de la auténtica cocina y sabores gallegos multiplicados por cien.

Hasta el Pazo de Santa Cruz, en Oza dos Ríos (A Coruña), tocó desplazarse para disfrutar de la retrospectiva de Javier Olleros. Y sin lugar a dudas, ha merecido la pena. Dicen de él que es de los cocineros más talentosos del panorama gallego. Su cocina es 100% de proximidad: no hay ingrediente en sus platos que no tengan sabor a Galicia, que no salgan del mar y los campos de nuestra terriña. Olleros es un amante del producto gallego, obsesionado por conectar con los sabores de siempre, dentro de platos llenos de creatividad e ingenio.

menú retrospectiva Culler de Pau

Durante los días que ha estado de residente en la cocina del Pazo de Santa Cruz, los que por sus mesas pasamos tuvimos la suerte de disfrutar de un menú resumen de lo que hasta ahora han sido los platos más destacados de Culler de Pau. Y en todos ellos se observa como Olleros es un cocinero influenciado por completo por su entorno. Mucho sabor mar, a rías llenas de centollo, rodaballo o jureles. Intensidad en los sabores de tierra, puerros, berzas, grelos y el mimo de Adelina (su agricultora particular) al cuidarlas…

Sólo os puedo dejar las imágenes como prueba del auténtico espectáculo que ha sido para mí disfrutar de este menú retrospectiva. Y os aseguro que la vista no es precisamente el sentido más afortunado en la cocina de Olleros. El Culler de Pau es un auténtico triunfo para el sabor. Un gusto orgásmico para el paladar… Disfruten…

MENÚ RETROSPECTIVA CULLER DE PAU

menú retrospectiva Culler de Pau

Entrantes

Bombón cítrico (limón Adelina, naranja, pomelo)

Caldo de algas y grelos

Pulpo en caldeirada

Arroz crujiente en su tinta, sardina ahumada y hierbas de invierno

*******

Principales

Aceituna negra de Entrimo con abadejo, escarola y tomate seco

Centolla con sabores del mar

Huevos de rodaballo (emulsión ahumada, confitado y crudo)

Erizos, puerros y vieiras con sabayón de maíz

Jurel con salazones, pan y cebollas

Chococino, crema fina de ajo

Remolacha y gallina de Mos (hígado, pieles y jugo de escabeche) manzana, yogurt

Lenguado con jugo de setas, apionabo, yema cítrica y mantequilla de leche cruda

Oreja melosa con berzas recuperadas y una salsa picante

Lamprea Santa Cruz

*******

Los postres

Sopa de trébol bravo con crema helada de limón y galleta

Sorbete de apio, chocolate blanco y toffe

 

CULLER DE PAU

Reboredo, 73

36980 O Grove

Pontevedra

Tfno: 986 732 275

http://www.cullerdepau.com/

 

Bon appetit!!

 

You Might Also Like

Nutellones, o el placer hecho muffins de chocolate

By 11 febrero, 2014 Lo Dulce, Muffins, magdalenas y cupcakes
Muffins de Nutella

Por lo general, con las marcas de los productos de mi despensa suelo ser bastante clásica. Es más, yo diría que incluso un poco vintage. Donde esté la Coca Cola de toda la vida, la mortadela Oscar Mayer de siempre o el Tulipán, que se quiten las nuevas marcas. Soy de las que, ahora de adulta, echa de menos el Phoskitos (¿por qué demonios ya no lo fabrican?), de las que se pelea por decidir si el Tigretón es mejor que la Pantera Rosa.

Pero alguien tan clásico en cuestión de marcas como yo, ha encontrado su tendón de Aquiles. La culpa la tienen unas crepes belgas y su relleno de chocolate que probé hace un par de años en un mercadillo en Bruselas. Un relleno que no era otra cosa que Nutella caliente, pero que al primer bocado me hizo renegar por completo de, hasta ese momento, mi queridísima Nocilla. La realidad es que la Nutella es mucho más manejable a la hora de trastear en la cocina. Se disuelve mejor, aguanta mejor las altas temperaturas y no pierde sabor ni textura con tanta facilidad como la Nocilla. Y además, es el ingrediente principal del relleno de los Ferrero Rocher, algo que de partida te da un toque de glamour que no consigues siendo simplemente el rey de los bocadillos…

El ejemplo perfecto de lo que se puede conseguir trasteando con la Nutella lo encontraréis en la receta de hoy. Unos muffins adictivos desde el primer bocado, y que han desbancado del primer puesto de mis favoritos a los de naranja y almendra. Nutellones los he llamado. Supongo que con este nombre ya tendréis claro el ingrediente principal…

Muffins de Nutella

PREPARACIÓN

1. Precalentamos el horno a 170ºC. No pongáis el aire para esta receta.
2. Metemos las avellanas y el azúcar en un vaso de batidora y los trituramos hasta conseguir una especie de crema.
3. Añadimos en un bol esta crema junto con la harina, la levadura y la sal tamizadas y lo mezclamos todo. Reservamos.
4. En otro bol batimos los huevos, la leche, la mantequilla y la Nutella y lo batimos con una batidora de varillas.
5. Combinamos los ingredientes secos con los húmedos con una espátula. Se trata de mezclarlos, no de batirlos. Recordad que no nos interesa introducir aire en la masa, sino que simplemente queden bien mezclados.
 6. Colocamos las cápsulas para muffins en un molde específico, y vertemos un poco de la mezcla en cada una de las cápsulas. Luego colocamos 6 o 7 pepitas de chocolate en cada muffins y rematamos añadiendo el resto de la mezcla. Espolvoreamos en cada uno de ellos un poco de azúcar en la parte superior, para que así se cree una costra con el horneado.
7. Introducimos en el horno durante 35 minutos. Sabremos que están listos cuando al pincharlos con una brocheta ésta sale completamente seca.
Advertencia para navegantes: mucho ojo cuando hinquéis el diente al primer Nutellon que salga de vuestro horno. No me hago responsable de que os zampéis los doce en esa misma tarde…
Muffins de Nutella

Cuidado con el primer mordisco… tentador a tope…

Bon appetit!!

You Might Also Like

Barquitas de endivias con sabor a mar

By 26 enero, 2014 Entrantes, Lo Salado
receta de barquitas de endivia

En la familia de mi partener es muy habitual organizar comidas, un fin de semana sí y otro también. Digamos que todos somos de buen diente, y reunirse para reencontrarnos tiene que llevar añadido inexcusablemente una mesa cargada de comida alrededor de la que sentarnos. Y como mi partener, a pesar de ser hijo único, tiene más primos y tíos que la saga de los Iglesias, todo el mundo aporta algo para organizar la comida. Unos llevamos el postre, otros el vino, otros los entrantes…

Al final, además de disfrutar como cosacos, estas comidas se convierten también en una oportunidad para intercambiar recetas. Y una de las que me traje de la última reunión familiar, es este entrante sencillo y refrescante, de esos que preparas en un santiamén y dejas a tus invitados con la boca abierta. Unas barquitas de endivias de chuparse los dedos.

barquitas de endivia

PREPARACIÓN:

1. Separa las hojas de fuera de las endibias, lávalas, sécalas y reserva. Debemos quedarnos con las hojas más grandes y con más parte verde, para que el entrante quede de lo más lucido.

2. En un bol mezclaremos todos los ingredientes que forman parte del relleno. Cortaremos en daditos el queso fresco y al salmón ahumado. Añadimos las gulas. Cortamos en rodajas finas las aceitunas y partimos en dos las alcaparras.

3. En otro bol vertemos la mayonesa y el chorro de leche. Mezclamos con una batidora manual hasta conseguir que la mayonesa se aligere. Rallamos la lima sobre la salsa y mezclamos. Juntamos la mayonesa con los otro ingredientes y ya tenemos el relleno listo.

4. Ponemos en cada hoja de endivia una cucharada del relleno, y decoramos con huevas de trucha y una ramita de eneldo.

barquitas de endivia

Sencillas, ¿verdad? Y además son la mar de personalizables. Podéis intercambiar las gulas por surimi, o incluso añadirle unas gambas para darle más sabor a mar. Todo va a depender de lo que tengáis en la nevera.

Bon appetit!!

You Might Also Like

Pasando hasta la cocina de Pepe Vieira

By 16 enero, 2014 Galicia, ¿Dónde comer?
Pepe Vieira

En ocasiones, cuando echo la vista atrás, me cuesta recordar el sabor de boca que me han dejado algunas de mis visitas gastro. Recuerdo perfectamente que he estado allí y en qué momento lo he hecho, pero la cosa se complica cuando intento recordar el menú, los sabores… Esto me pasa habitualmente con aquellos lugares a los que vas, te sientas, disfrutas de su carta y se acabó.

Sin embargo, pase el tiempo que pase, soy capaz de recordar todas y cada uno de los momentos vividos en aquellos lugares donde no sólo me han dado la oportunidad de comer, sino de vivir toda una experiencia alrededor del momento de la comida.

Recuerdo cuando Pepe Solla nos insistía en que comiésemos con las manos su Cacheira Viajera, o su Bocata de Pepito de Vaca. Y lo cómodos que estuvimos en “su casa” sin ganas de marcharnos. Recuerdo mis ojos como platos al ver a Miguel Ángel de la Cruz exprimir una piña de monte verde, y lo delicioso que estaba el guiso de conejo con ese zumo tan particular. E incluso os podría enumerar todas y cada una de las veces que Andrés Medici desde su barra me retó a probar sabores nuevos en pescados conocidos: ese sashimi de caballa, ese maki con hígado de rape…

La diferencia está en la experiencia. Porque a todos nos gusta comer, pero al igual que muchos de nuestros platos favoritos tienen asociados un recuerdo (quién nos los preparaba, dónde los comimos por primera vez…) la mayoría de las visitas gastronómicas que más recomendados a nuestros conocidos tienen también un recuerdo asociado, un momento vivido.

Mi visita a Pepe Vieira va a quedar registrada en mi mente por muchas razones. Lo primero, por haber sido mi primer aguinaldo en mi nuevo trabajo. Un detallazo de mis jefes el haber elegido el regalo perfecto para mí. Y lo segundo, porque en Camiño da Serpe no sólo tuve la oportunidad de disfrutar de un menú y un maridaje sorprendente y excepcional, sino que tuve el inmenso privilegio de pasar hasta la cocina, ver a todo el equipo en acción, acribillar a Xosé Cannas a preguntas y charlar con él largo y tendido. De cocina y de muchas cosas más… En definitiva, toda una auténtica experiencia gastro.

Cocina de Pepe Vieira

Xose y su equipo a pleno rendimiento.

LO MEJOR: Me quedo con el trato magistral que le da al producto. Uno o dos ingredientes protagonistas donde el sabor, el producto destaca sobre la técnica. Sobre todo en pescados tan nuestros y tan simples como una raya o un jurel.

LO PEOR… De nuevo, como me sucediera con Solla en su momento, cuesta encontrarle algún punto flaco a la cocina Xosé Cannas. Quizá me sobraría de este menú tan extenso el tomate asado, por ser el que pasa más desapercibido.

PRECIO PERSONA (aprox.): El menú y maridaje sale aproximadamente a 84€ por cabeza.

IDEAL PARA… Gastrónomos apasionados de la alta cocina y las buenas charlas cocineras.

¿Merece la pena el camino de Vigo a Raxó para una cena? Si Xosé Cannas está al mando de los fogones, la respuesta es un sí rotundo. Tenía una preconcepción previa demasiado minimalista de su cocina, pero me equivocaba. Es cierto que Cannas no se anda con demasiadas florituras. Sus platos son de pocos ingredientes, pero en todos encuentras un juego magistral de sabores y texturas.

Caldo de cocido en Pepe Vieira

El menú degustación que pudimos saborear estaba cargado de recuerdos y recetas de las de toda la vida.Este me la han copiado“, nos decía con sorna mientras nos servía su caldo de cocido, ese con el que le gusta dar la bienvenida a sus comensales en invierno. Hablamos de lo que nuestras abuelas solían cocinar, de las distintas formas de preparar una raya, ese pescado tan inmerecidamente suplente. Yo le hablé de la raya guisada de mi abuela, y él puso ante mí una reinterpretación de la raya en mantequilla negra. Magistral…

Raya de Pepe Vieira

El pescado estuvo presente en casi todas las preparaciones de la noche. Me atreví por primera vez con un ceviche, gracias a su jurel en ceviche de remolacha y nabo; disfruté con el pastel de congrio y su milhoja de crujiente de maíz y pasas… Incluso me llevé un par de trucos en el bolsillo viendo a Pepe trastear en sus fogones: ese papel de horno sobre la piel de los pescados para evitar que la plancha nos la arrebate, y algún que otro consejo para clarificar la mantequilla en condiciones.

Pepe Vieira ceviche

El maridaje estuvo a la altura de todo lo que pasaba ante nuestros ojos y bocas. Vinos completamente desconocidos para nosotros y sorprendentes, como Emrich – Schölenber Mineral Riesling Trocken ´10, un blanco alemán al que no le encontramos semejanza alguna con los blancos españoles, pero igualmente fascinante, de sabores frutales.

Y para el postre, más sorpresas y conversaciones. Mientras descubríamos que la fruta de la pasión con yogur pueden tener como parejas perfectas al aceite de oliva y la pimienta,  hablábamos con Xose sobre recuerdos de nuestra ciudad de origen común (mi queridísio Vigo), o del exceso de técnica que sufrió la cocina en determinado momento.

Pepe Vieira requesón

Y así, entre plato y plato, pasando de un Albariño a un vino alemán y terminando con Moscatel de la Marina, charlando y no perdiendo detalle de los movimientos de Cannas en su cocina, una se empapa de ese ambiente tranquilo que se vive en sus fogones. Y descubre que la cocina de Cannas, sin demasiadas estridencias, sorprende de principio a fin. Ahí está la virtud de un gran cocinero: hacer que lo complicado parezca sencillo, convertir productos a priori simples, como un jurel, una raya o un rabo de cerdo en verdaderas delicatessen.

La experiencia de pasar hasta la cocina con Xose Cannas es un auténtico placer. Un momento gastro de esos que recordaré, aun cuando pase el tiempo…

NUESTRO MENÚ EN PEPE VIEIRA

Menú en Pepe Vieira

Snacks

Aceitunas aliñadas en soja

Chapata crujiente de tomate y albahaca

El caldo de cocido

***

Pastel de congrio con milhoja crujiente de maíz y pasas

Jurel en ceviche de remolacha y nabo

***

Merluza del pincho con piel de lima

Raya en mantequilla avellana con alcaparras y guindilla

Lubina en escabeche con puerros tiernos y ajetes

***

Tomate asado con vinagreta de miel de flores y tetilla a la mostaza

***

Rabitos de cerdo crujientes con grelos y hojas de col de Bruselas

Postres

Fruta de la pasión con yogur, pimienta y aceite de oliva

Requesón de A Capela con miel y gotas de merengue cocido

Peras al vino Albariño con helado de praliné y humo de canela

Petit fours

Macarons de chocolate, limón y praliné

Patata frita con chocolate ecuatorial y sésamo

Turrón de muesli y frutos secos

Rosquillas de praliné

Arroz inflado con chocolate blanco salpimentado

Trufas de cacao

Panes variados

Bolla tradicional de trigo

Bolla de maíz y trigo con pasas y nueces

Pan de algas

Pan de centeno

Maridaje

Vía Romana Godello ´12 

Ribeira Sacra

***

Emrich – Schölenber Mineral Riesling Trocken ´10

Nahe

***

Romasanta ´10

Ribeira Sacra

***

Enrique Mendoza Moscatel de la Marina ´12

Alicante

PEPE VIEIRA – CAMIÑO DA SERPE

Camiño da Serpe, s/n

Raxó – Poio

(Pontevedra)

Tfno: 986 741 378

info@pepevieira.com

Puedes visitar su web

Bon appetit!!

You Might Also Like