Maruja Limón (Vigo): nuevas ideas para nuevos tiempos.

Hace unos días, y al hilo de la propuesta que os traigo, comentaba con mi partenaire lo mucho que han cambiado los conceptos gastronómicos en los últimos años. Puede que haya sido la tan mencionada crisis, o puede haber sido por el acercamiento de la propia gastronomía (hasta hace poco disfrutada por unos pocos) al público en general, o quizá una mezcla de ambas circunstancias. Pero lo cierto es que si antes nuestro abanico de posibilidades se reducía al restaurante de carta y camareros encorsetados, o al bar de tapas y menú del día, hoy los modelos de negocio en gastronomía se multiplican por decenas.

Para muchos este clima tan cambiante ha supuesto también una catarsis, decidiéndose a dar un giro por completo en sus restaurantes. Aquí en Galicia lo vimos con Marcelo Tejedor hace unos años, quien no tuvo reparos en rechazar la Estrella Michelín que habían otorgado a su restaurante, para reconvertirse en un local donde las tapas y la cocina en directo serían los protagonistas.

Maruja Limón-  aperitivos

 

Esta semana en Vigo hemos vivido una reapertura, la del Maruja Limón. Y si mis cálculos no están errados, Rafa Centeno y su equipo se enfrentan a la tercera inauguración, lo que les convierte en todos unos expertos en renacer de las cenizas. Pero quizá es en esta ocasión, y tras decidir formar tándem directivo con Inés Abril, donde reaparezca con cambios más radicales. Porque ya no se trata simplemente de un cambio de localización. El Maruja Limón vuelve con tantas novedades, que promete, al menos, no pasar desapercibido.

LO MEJOR: Las nuevas y múltiples caras que nos ofrecen. Desde la zona “granuja”, preparada para un tapeo rápido en barra, hasta la más íntima y selecta que será la cocina a la vista, pasando por la zona de restaurante, más desenfadada que en etapas anteriores.

LO PEOR: Echamos en falta la posibilidad de disfrutar de un maridaje con cada uno de los menús ofertados.

IDEAL PARA… Aunténticos disfrutones de la gastronomía atlántica.

PRECIO POR PERSONA: Las posibilidades de disfrutar el Maruja Limón en esta nueva etapa son varias, por lo que tienes desde un menú express de 18€, a un menú degustación en la zona de restaurante de 33€, al menú más arriesgado y exclusivo de la cocina a la vista de 82€.

Fue llegar a la puerta del nuevo Maruja Limón y darme cuenta de que nada iba a ser igual que antes. Recordaba mi primera visita, hace ya unos cuatro años, justo al poco de conseguir su Estrella Michelín, en aquel local de Plaza de Compostela. De aquel lugar sumamente formal y clásico, silencioso y relajado (lo que era un restaurante de alta cocina al uso por aquel entonces), pasé a entrar en un local de estética moderna, bullicioso y ajetreado, con mucha vida.

Pero los cambios no son sólo en cuestiones estéticas. Centeno ha dejado de estar sólo para unir sus fuerzas con Inés Abril, hasta ahora su mano derecha en cocina, pero que ha decidido subir un escalón hacia las tareas de dirección. Y además, el modelo de negocio ha variado, ampliando el espectro de comensales que día a día podemos disfrutar de la cocina de este tándem de chefs. El Maruja Limón ofrece ahora tres espacios diferenciados (zona de tapas, restaurante y la zona más privada de cocina a la vista) que nos permiten vivir la experiencia de su cocina de tres puntos de vista diferentes.

3 espacios, 3 conceptos diferentes.

Cocina Maruja Limón

La zona de tapas (la más chiquita en espacio) la definen como la “cocina granuja”. El espacio más informal, donde puedes pasarte a tomar un vino y una de sus tapas en barra o en la mesa corrida que tienen en la parte delantera del restaurante, sin necesidad de realizar reserva previa.

La sala principal encierra en sí una nueva visión de su restaurante. Una estética más moderna con un servicio más fresco, con opciones de menús degustación diferentes: el express, de 18€ por cabeza, pensado principalmente para los mediodías, y el menú degustación de 33€, todo un paseo por sus platos de siempre y las novedades. También existe la posibilidad de pedir de carta eligiendo entre los clásicos del Maruja Limón y las nuevas propuestas.

Y el concepto más arriesgado e interesante se encierra en el corazón de local. Tras una de sus puertas de madera se esconde la cocina a la vista del Maruja Limón, un espacio pensado para no más de 14 personas, donde los únicos requisitos son reservar con antelación y dejarse llevar por completo. Un espacio que hasta dentro de unos 10 días sigue siendo “top secret” pero del que he podido echar un vistazo y promete mucho, con una barra alta al estilo de las de los restaurantes japoneses, desde la que 8 comensales podrán dejarse sorprender en vivo y con lo que Centeno y Abril preparen para ese día; y a la que se suma una mesa para otros 6 comensales.

Probando su menú degustación.

Maruja Limón - entrantes

Para esta primera visita, y dado que todavía tenemos que esperar para vivir la experiencia de la cocina a la vista, nos decantamos por el menú degustación, un paseo por toda la gastronomía del Maruja Limón de antes y de ahora, con sus platos clásicos como el steak tartar de ternera gallega y queso parmesano,  y algunas novedades como el sargo con cachelos a modo de cebiche.

Un menú que para esta temporada viene cargado de marinados y sabor a mar, con un bonito a la llama con el caldo de sus espinas, pimientos de Padrón y tomate marinado; pero donde también los sabores a tierra están presentes con su Carrillera de ternera a la pimienta verde con boniato asado y vainilla.

Travi en la cocina - principales Maruja Limón

A Centeno y Abril se les nota esa mezcla de nervios y frenesí que provoca el lanzarse con una idea tan diferente a la que hasta ahora defendías. Están cautelosos ante la tremenda expectación que ha generado su reapertura, pero en el fondo los cambios encierran en sí el mismo corazón que Maruja Limón ha tenido siempre: una cocina de mercado, de producto, moderna y con sabores tremendamente atlánticos, de nuestro mar y de nuestra tierra.

MARUJA LIMÓN

 C/ Montero Ríos, 4

36201 Vigo (Pontevedra)

Tfno.: 986 473 406

También puedes visitar su web y su página de Facebook

Bon appetit!!

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

2 thoughts on “Maruja Limón (Vigo): nuevas ideas para nuevos tiempos.

  1. Pues entonces creo que te perdiste la mejor época, desde mi punto de vista.

    Su primer local no fue el de Plaza Compostela, sino el de A Salgueira, allá en un callejón recóndito.

    Hablo del año 2001 o 2002.

    Es más. Tras su paso por Plaza de Compostela lo taché de la lista y pasamos a llamarlo (y no fuí yo solo) Maruja Sal-Limón por el exceso de apego a la sal Maldón.

    Una vez hasta protestamos…. ¿te crees que vino alguien a pedir disculpas desde la cocina? La camarera se limitó a decir que ese era el estilo de la cocinera, que no estoy muy seguro que fuese ya Inés.

    1. Lo sé Miguel. Por eso hablo de tres cambios: el primero fue de Salgueira a centro, el segundo de centro a Teis y el tercero ahora de vuelta al centro. Por la época de la Salgueira, todavía no se había despertado en mí esta vena comilona y disfrutona de hoy en día. Y es de esas espinitas que se me quedaron clavadas de no poder probar en su momento…
      La cocinera de la que hablas era la pareja de Centeno entonces. Ahí fue cuando decidieron cambiar los papeles y ponerse él a los fogones. Y por el resultado tiempo después, se ve que la decisión estuvo muy acertada.
      ¡Gracias por animarte a participar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *