Montado de zarangollo murciano con chistorra

Seguro que muchos de vosotros estáis dándole vueltas al coco sobre qué preparar en las cenas y comidas de estas fiestas. Por lo general aquí en mi tierra la cena de Nochebuena se reduce a un patrón bastante básico: primero marisco a hartar (cuantas más clases será mejor la cena), luego el tradicional bacalao con patatas y coliflor, con la variante de cordero al horno para los que no les guste el pescado; y todo termina con un postre contundente y turrones variados. Pero ya hay mucha gente que, por no repetir la misma ceremonia culinaria año tras año, están empezando a introducir nuevos platos. Una buena opción para los entrantes son los pintxos o montaditos. De primeras podemos pensar: “uy, no, menudo trabajo ponerse a hacer teinta o cuarenta pintxos variados, no hay tiempo“. Pero aquí os dejo una sugerencia de un pintxo económico, fácil de hacer y buenísimo. Es una fusión “navarro-murciana” a pequeña escala, que surgió después de visitar a mi mejor amiga en Murcia y descubrir el mundo culinario del Mar Menor (viva la huerta murciana, de verdad). Vamos a juntar el popular zarangollo murciano, que no es más que un revuelto de calabacín, cebolla y patata, con la chistorra de Navarra y obtendremos algo como lo que podéis ver en la foto. Un montado de zarangollo murciano y chistorra para chuparse los dedos, os lo aseguro…

INGREDIENTES:

– 1 calabacín mediano
– 1 patata mediana
– 1 cebolleta
– 2 huevos
– 1/2 chistorra de Navarra
– Pan tipo baguette
– Aceite
– Sal
– Perejil

PREPARACIÓN:

1. Cortamos el pan en rebanadas finas y las situamos en una bandeja. No las hagáis muy gordas porque si no el pintxo va a saber más a pan que a otra cosa.

2.Cortamos las verduras (cebolla, patata y calabación). La cebolla picada finita y las patatas y calabacín en cuadraditos pequeños.

3. Ponemos en una sarten un chorrillo de aceite y comenzamos pochando la cebolla (fuego medio). Cuando la cebolla esté pochada añadimos el calabacín y la patata y los dejamos hacerse hasta que estén tiernos, NO fritos. Se trata de pocharlos a fuego medio para que queden tiernos, más o menos igual de blanditas que dejaríamos las patatas para una tortilla española. Añadimos una pizca de sal.

4. Batimos los huevos y una vez que vemos que las verduras están a punto añadimos el huevo y revolvemos todo formando un revuelto. Para rematar echamos un poco de perejil picado (a modo de decoración). Retiramos del fuego y reservamos.

5. En otra sartén freímos la chistorra cortada en rodajas (de ancho como el dedo meñique). Yo casi no hecho aceite en la sarten al hacerlas, porque sólo con la grasa que suelta la chistorra en la sartén ya es suficiente.

6. Una vez tenemos todo, comenzamos a montar. Os recomendaría tostar el pan un poco. Chorrín de aceite de oliva al pan, base de zarangollo y dos rodajitas de la chistorra como tope. Ya veis que resulta muy sencillo y económico preparar un entrante. Se lo dedico a mi mejor amiga, que ya es más murciana que gallega.

Bon appetit y Felices Fiestas!!

[ad#para-los-post]

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *