Milhojas fáciles de nata y frutos rojos al estilo Donna Hay

Hace unas semanas comentaba con unos amigos bloguers ciertos detalles que nos sucedían a todos desde que teníamos nuestras bitácoras de cocina. Una de ellas, era la preconcepción que tenía la gente que nos rodeaba de que, por el hecho de tener el blog, en todo momento y para toda ocasión debíamos tener ganas de cocinar y, para más inri, que en todas esas ocasiones se esperaba que lo que saliese de nuestras cocinas fuese algo estupendo y diferente.

Ya os adelanto que nada más lejos de la realidad. El bloguero cocinero también tiene sus momentos de falta de inspiración. Hay días en los que la solución ideal para nuestra comida es una llamada al pizzero. Seguramente también disfrutemos siendo invitados en alguna ocasión que otra. Porque lo de cocinar está muy bien, pero la exigencia que nos imponemos a nosotros mismos porque todo esté perfecto y, seamos francos, el momento post-cena con la pileta hasta los topes de vajilla sucia; son detalles que no nos hacen gracia ni a los más gastro-frikis.

En mi caso particular, esta situación se repite todavía más con los postres. Porque, aunque no me toque ser la anfitriona, de una forma u otra siempre me acaba tocando preparar la tarta o dulce de turno. Y no me entendáis mal, disfruto con ello. Me encanta ver las caras de la gente en modo casi orgásmico cuando prueban la primera cucharada del dulce en cuestión, y creo que hasta engordo un par de kilos con las felicitaciones. Pero es que no siempre tengo la cabeza fresca para sacar adelante un postre de calidad…

Esto fue lo que me sucedió la semana pasada. Se acercaba el cumpleaños de mi suegro y, como no, todo el mundo esperaba el postre de la menda. Venía de una semana anterior repleta de eventos gastronómicos, cansada y saturada de tanta comida. Y la mente cocinera tenía puesto el cartel de “cerrado por vacaciones”. Afortunadamente, una pequeña bombilla se me encendió y me acordé de un programa de Canal Cocina que me tiene fascinada: “La cocina fácil de Donna Hay”. Esta mujer, hace de las recetas e ingredientes más sencillos, verdaderos espectáculos culinarios, dignos de la mejor pastelería o restaurante. Y entre esas recetas se encontraba la que os presento hoy, unas milhojas fáciles y de lo más aparentes. Una receta dulce que no se le resiste ni a esos maridos que todas conocemos, que aseguran tener alergia a algo en la cocina (no sabemos qué), pero que les impide acercarse a más de 5 metros… Con la receta de hoy ya no tienen excusa…

Milhojas 3

INGREDIENTES:

  • 1 paquete de obleas de empanadillas
  • 100 gr de mantequilla
  • 5 c.s. de azúcar glass
  • 500 ml de nata líquida 35% M.G.
  • 32 frambuesas
  • 16 moras

PREPARACIÓN: 

NOTA: Ya veis en los ingredientes que yo he elegido frambuesas y moras para la preparación de la receta, pero podéis variar las frutas a gusto del consumidor, o según tengáis disponibilidad en vuestro mercado. Probad a jugar con fresas, arándanos, cerezas; o incluso otras frutas como piña, higos o kiwi.

1. Precalentamos el horno a 190ºC. Colocamos en una fuente de horno una hoja de papel sulfurizado y disponemos en ella las obleas de empanadilla.

2. En un cazo, ponemos a fuego a derretir la mantequilla. En cuanto se haya disuelto, la retiramos  del fuego, y con un pincel, pintamos nuestras obleas con ella.

3. Colocamos una de las cucharadas de azúcar glass en un colador pequeño o tamiz y espolvoreamos sobre las obleas. Introducimos la bandeja en el horno, entre 5 y 7 minutos. OJO!! siempre tirad a menos tiempo. Aunque os parezca que las obleas no están doradas, es mejor retirarlas, porque con el propio calor de la bandeja, veréis como toman el aspecto dorado en cuestión de segundos. Reservamos.

4. Por otro lado, procedemos a montar la nata. Añadimos la nata líquida junto a 3 cucharadas del azúcar glass en un vado de batidora, y batimos con las varillas. La textura que nos debe quedar es la de una crema espesa, es decir, no es necesario alcanzar el montado total de la nata, ya que no vamos a trabajar con ella con manga, y queremos conseguir una textura cremosa.

5. Empezamos el montado de las milhojas, añadiendo una cucharada colmada en el centro de una de las obleas y esparciendo hacia los bordes. Partimos a la mitad dos moras y las colocamos sobre la nata. Seguidamente, añadimos otra cucharada colmada de nata sobre otra oblea, la esparcimos de igual modo que la primera y después la colocamos sobre la oblea que tiene las moras. Terminamos coronando la milhoja con 4 frambuesas.

6. Repetimos el proceso con el resto de las obleas, hasta obtener un total de 8 milhojas. Para terminar, espolvoreamos la cucharada de azúcar glass restante sobre las milhojas con ayuda de un tamiz o colador, y servimos de inmediato.

 

Os puedo asegurar que las felicitaciones por el resultado de estas milhojas fáciles fueron las mismas que cuando me paso horas haciendo una tarta en condiciones, y casi sin apenas mover un dedo.

Milhojas 2

Si os ha gustado esta receta por lo sencilla que resulta, os recomiendo que no dejéis de ver en el Canal Cocina a Donna Hay. De las cocineras más apañadas que he visto… Y si no disponéis de Canal cocina, podéis visitar la página del canal australiano Lifestyle, donde tenéis todos los vídeos de las recetas de Donna Hay, eso sí, en inglés.  Para que veáis a la maestra preparar la receta que nos ocupa, os dejo un enlace al vídeo de la receta. Y que no os extrañe ver por esta bitácora, alguna que otra receta de las suyas…

¿Te interesan las recetas de Donna Hay?

              

Bon appetit!!

[ad#para-los-post]

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

6 thoughts on “Milhojas fáciles de nata y frutos rojos al estilo Donna Hay

  1. A mi también me encanta esta mujer! Sobre todo esa cocina que tiene miranso al mar! jajaja!

    Gracias por esta recetilla tan buena y fácil.

    Oye, Marta, el video a mi no me sale, solo un anuncio tras otro..no se ve.

    Chau Guapa!

  2. a mi también me encanta ese programa y eso que he visto pocos, que mi enana cada vez que me ve con el mando lo quiere ella y a saber en que canal acabo 🙂

    Me encantan las recetillas fáciles y que quedas genial

  3. Jejejeje…. totalmente de acuerdo…. Podemos decretar el día de huelga general de los bloggers gastronómicos. Ese día estará prohibido cocinar o publicar…..

    No conozco a la cocinera que mencionas, pero normal porque no veo la tele…. A ver si la pesco algún día que sí tengo canal cocina.

    La receta me ha encantado, super práctica y además una combinación muy fresquita.

    Biquiños!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *