Sé que algunos me diréis que voy un poco tarde con esta carta, que no he aprovechado la visita de Santa Claus y sus renos. Pero qué queréis, yo soy de los Reyes Magos de toda la vida. El señor ese gordito de la barba blanca me cae ciertamente simpático, pero no ha sido ni será el encargado de hacer realidad mis sueños. Además, con tres cargando regalos tengo más posibilidades de completar toda mi carta que con uno sólo, ¿no?

En fin, preferencias navideñas aparte, ha llegado el momento de mostraros cuáles son los libros de cocina que considero imprescindibles para empezar el 2014 bien ilustrado y con inspiración para hacer todas las recetas del mundo y más (siempre que el curre nos deje tiempo libre para ello…). Algunos ya forman parte de mi biblioteca, gracias a eso de celebrar el cumple en el mes de Diciembre, pero os los dejo a modo de sugerencia porque creo son todo un imprescindible. Y los otros… bueno, sólo espero que algún Rey Mago todavía no tenga su saca cerrada y pueda traer para mí una de estas joyitas. ¡Prometo compensarle con alguna de las recetas!

1. Nueva York. Las recetas de culto, de Marc Grossam (Ed. Lunwerg)

libro nueva york recetas de culto

Marc Grossam empezó a echar de menos toda la comida típica de su ciudad, Nueva York, cuando tuvo que vivir cruzado el charco. Y es que puede que la Gran Manzana no sea el centro gastronómico de referencia, pero es cierto que mucha de su comida típica, callejera y de mezcla de culturas, nos engancha a muchos de nosotros. Este libro es el manual perfecto para los amantes de Nueva York y de sus platos. Recetas presentadas de una forma original, desde las que tomarías para el desayuno perfecto en la gran ciudad, hasta las pensadas para los postres, como su tarta de queso, sus cookies o sus lemon bars.

Un libro totalmente recomendable si quieres darle un buen mordisco a la Grna Manzana.

2. Un dulce en Nueva York, Un dulce en Londres y Un cruasán en París, de VV.AA. (Ed. Lunwerg)

libros un dulce en

Estos tres pequeños libros son el regalo perfecto para los que disfrutáis viajando sin salir de vuestras cocinas. En sus páginas, las recetas dulces más típicas de Londres, Nueva York y París. Una fotografía espectacular y un precio de lo más asequible (sólo 8,95€cada uno) hace que no tengáis excusa para no aprender a preparar ricos scones, cruasáns de hojaldre o el brownie preferido de los neoyorkinos.

3. Repostería, de Christophe Felder (Ed. Everest).

libro repostería de Felder

Todos los años procuro hacerme con una de las biblias en la cocina. Esos libros con los que aprender desde lo más básico, con los que ir perfeccionando nuestras dotes cocineras. Sin lugar a dudas, y en lo que a repostería se refiere, este es uno de ellos. Tras él, las indicaciones de todo un maestro repostero como Felder y en su interior más de 200 recetas explicadas paso a paso con fotografías. Un manual repostero que te permite perfeccionar tus cualidades con el dulce sin moverte de casa. No veais la alegría que me dio abrir mi último paquete de cumpleaños y encontrarme con esta joya. Recomendable 100%.

4. El arte de la cocina francesa, de Julia Child (Ed. Debate).

libro el arte de la cocina francesa

Si el año pasado os recomendaba La Cuchara de Plata como libro de cabecera para la cocina italiana, El arte de la cocina francesa es esencial para los amantes de la cocina del país vecino. Su autora, a la que todos vemos ahora con la cara de Meryl Streep, ha dejado un legado de más de 500 recetas, y ahora las tenemosn libro,  disponibles en este recetario.

5. A vueltas con la tartera: Recetas sencillas, económicas y sabrosas para llevar, de Mónica Escudero (Ed. Grijalbo).

Avueltas-libro

Para los que de vez en cuando hemos tenido que llevarnos a cuestas la comida, Mónica Escudero es toda una referencia. Su blog, A vueltas con el tupper, es de esos que hay que seguir sí o sí, de los que te dan ideas verdaderamente buenas para que el tupper no se convierta en un suplicio repetitivo. Este año ha sacado su versión en formato económico, con 64 propuestas diferentes con las que dar un sabor diferente a nuestra comida de oficina. Y mejor aún, será un regalo por partida doble, ya que al libro lo acompaña, como no podía ser de otro modo, un tupper de lo más molón.

Venga, venga, corriendo le pongo el sello virtual y meto esta carta en el buzón para que llegue antes de que los Reyes Magos salgan de Oriente. Prometo contaros si esta vez hago pleno… Aunque de ser así, tengo que plantearme seriamente ampliar la estantería de mi cocina…

Bon appetit!!