Este verano he disfrutado nuevamente de mis vacaciones en Ibiza. La primera vez que fui (en el 2005) me pareció un lugar increíble, lleno de múltiples oportunidades para múltiples tipos de personas. En Ibiza se mezcla la clase más chic con los personajes más absurdos, lo más bullicioso con lo más relajante… Ibiza tiene mil contrastes, mil paisajes, mil colores y mil soles (cada uno diferente en sus mil playas).
Y aunque España tiene un móntón de rincones curiosos, diferentes y mágicos, no creo que tenga ninguno tan lleno de sensaciones como Ibiza. Os dejo mi Top 10 de lo que no se puede uno perder cuando visita esta maravillosa Isla…

10. EL CAFE DEL MAR

Sin duda, este es el lugar donde podréis disfrutar de una de las mejores puestas de sol de la tierra. Nunca he visto caer el sol tan rápido como aquí, ni tampoco lo había visto tan rojo!!. Además del sol, El Café del Mar es uno de los locales más conocidos de la isla. Disfrutad en su interior de un cocktail escuchando chill-out y con una decoración de lo más ochentera.

9. PACHÁ

Porque aunque no disfrutes de la música disco ni de las fiestas de las macro-discotecas, Pachá es diferente, histórico y lleno de una clase especial que no encontrarás en otro local. Desde su decoración hasta las performance y bailarinas que trabajan en Pachá te dejarán con la boca abierta. Recomendable visitarlo en la fiesta de la “Flower Power”, sobre todo si prefieres la música de los 60 y 70 antes que la house. Garantizado que no verás una sala como esta en tu vida.

8. LOS HIPPIE-MARKET

El movimiento hippie tiene una de sus sedes centrales en Ibiza. Los mercadillos más conocidos y grandes son los de San Carlos (los sábados) y el de Es Canar (los miércoles). Allí os podréis hacer con algun detalle de la moda ibicenca más tradicional (faldas hippies, tobilleras….).

7. UN PASEO POR EL PUERTO

Porque no creo que puedas ver semejantes barcos con semejante glamour en ningún otro sitio de España.

6. LA DALT VILA

Es la zona antigua de la ciudad de Ibiza. Es el centro de la isla, su parte más antigua y más bonita. Tanto si quieres ir de compras, como cenar en uno de sus multiples restaurantes, o simplemente dar un paseo por sus calles, en la Dalt Vila respirarás el ambiente de las antiguas ciudades mediterráneas.

5. CALA TARIDA Y SU TERRAZA AISEA TARIDA

Es el lugar perfecto para tomarte un zumo natural tumbado en unas camas de playa mientras ves el mar… Menudo relax!! Nosotros ya somos unos fanáticos de sus zumos de sandía, que siempre acompañan de unos nachos con guacamole a modo de aperitivo. No hay verano en Ibiza que no tenga su cita obligada a observar la puesta de sol en los sofás de esta terraza.

4. EL GLAMOUR DE LAS SALINAS Y EL MALIBÚ

Las Salinas es la playa más grande de Ibiza, en donde, además de aguas cristalinas y arena finísima, te encontrarás con un ambiente de lo más variado (italianos con sus camias y bañadores turbo a juego, los cuerpos 10 de las discotecas anunciando el espectáculo nocturno…) y con uno de los chiringuitos de más clase de la Isla. Que no te extrañe si en las hamacas que el Malibú tiene en primera línea de orilla te encuentras al Briatore rodeado de bellas mujeres (o sera un doble?…).

3. AGUAS BLANCAS

También conocida como la cala del buen rollo. En Aguas Blancas (de aguas también cristalinas, como su propio nombre indica) te encontrarás con nudistas embadurnados de pies a cabeza de la arcilla de sus acantilados, a bañistas paseando con sus perros y un chiringuito que ameniza la tarde con la mejor música reggae. Eso sí, prepárate para la vuelta, porque las cuestas de subida son peor que las del Tour!!.

2. CALA VEDELLA

Y esta maravillosa cala va de segunda porque fue para mí el gran descubrimiento de este año. Una playa de la que no oirás casi a nadie hablar de ella, pero que es el protopipo de una playa mediterránea: arenas blancas y finas, aguas transparentes y templadas y lo mejor… CON POQUITA GENTE... Recomendable ir de mañana, porque tampoco tiene mucho aparcamiento. Lo mejor de Cala Vedella: sin duda, poder nadar tanquilamente rodeado de todo tipo de peces (si les echas de comer saltan como locos para coger la comida!!!). Aunque su entrada por mar es igualmente sorprendente ya que las rocas forman un pequeño hueco a modo de puerta que hace de Cala Vedella una de las playas más tranquilas en lo que a olas se refiere.

1. EL TIRA PALLÁ

El que se imaginaba que en Ibiza todo era house o chill out es que no ha descubierto todavía el Tira Pallá, una de las terrazas más originales y con mejor música que he visto. La descubrimos el primer año de casualidad, porque nos hizo gracia su nombre y su logotipo (un gato en un tejado). Entramos en ese local de la Dalt Vila y empezamos a subir un piso, y otro y otro, buscando a la gente y siguiendo a la música. Y allí, al final de las escaleras, nos encontramos con un ático de un edificio lleno de gente, oyendo música de los ’80 y los ’90 (Pixies, Electric Six, The Cure….) disfrutando de unas vistas nocturnas de la zona vieja y tomando copas a un precio razonable. ¿Qué más se puede pedir cuando se está de vacaciones?.
En fin, que como podéis comprobar, Ibiza tiene un rincón para todos los gustos. Animaos a visitar la isla y descubrir el vuestro. Y si es en Agosto y dentro de tres años, garantizado que me veréis allí. Está prometido el regreso!!.

Bon voayage!!