Helado de cerezas y yogur para recibir el verano

¡Que sí, que ya está aquí el verano! Con su sol, la playa, el terraceo que tanto nos gusta a los disfrutones… y helados, muchos helados. En el post de la semana pasada os contaba cuáles son mis heladerías favoritas en Vigo. Por lo general, es a ellos adonde voy a saciar mi debilidad por el postre estrella del verano. Y es que hoy en día las heladerías se han especializado tanto, que es muy complicado pensar en un sabor que se te antoje y que lo no tengan en alguno de sus mostradores. De hecho, fue lanzar el reto de ver quién me preparaba algún helado de mis tres sabores favoritos en mis redes sociales, y tener a los dos días un delicioso helado de sandía todo para mí en Helada Madrina.

helado de sandía
M helado de sandía hecho por Helada Madrina. ¡Gracias Ezequiel!

Otra de mis debilidades en estas fechas son las cerezas. Desde bien pequeñita, cuando aparecían en las fruterías y mi madre las traía para casa, me pegaba el atracón (con las consecuencias estomacales que eso conlleva y que todos sabemos…). Y como tengo que sacarle partido a mi maravillosa heladera, tras mis experimentos pasados preparando helado de té matcha, en esta ocasión os traigo una receta de helado de cerezas la mar de fácil, aprovechando que en el mes de junio las tenemos a tutiplén.

Travi en la cocina - helado de cerezas

INGREDIENTES:

500 gr. de cerezas maduras
120 gr. de azúcar
30 gr. de azúcar invertido
2 cucharadas extracto vainilla
250 gr. yogur de vainilla
1 chorrito de ron (opcional)
Para decorar: almendra crocanti y unas hojitas de menta.

PREPARACIÓN:

1. Lavamos bien las cerezas y las despepitamos. Las cortamos en trocitos pequeños y las disponemos en un bol.

2. Sobre las cerezas, vertemos el azúcar normal y el invertido, así como el extracto de vainilla y el chorrito de ron. Dejamos macerar durante 1 hora con el azúcar y extracto de vainilla (o licor).

3. Pasado ese tiempo, añadimos el yogur de vainilla Larsa y trituramos todos los ingredientes con una batidora. Dependiendo de si os gusta el helado con trocitos o no, podéis triturar más o menos la mezcla.

4. Introducimos el helado en una heladera y lo mantecamos 20 minutos. Pasado ese tiempo, removemos e introducimos la mezcla en el congelador durante 30 minutos, para que coja algo de consistencia. Sacamos del congelador y volvemos a mantecar durante otros 20 minutos. Finalmente, sacamos el helado de la heladera y lo introducimos en un recipiente cuadrado (un Tupper o similar). Lo dejamos en el congelador durante toda la noche, para que coja el punto óptimo de textura.

5. Servimos nuestro helado de cereza en unas copas, acompañado de unos trozos de almendra crocanti y unas hojas de menta para decorar.

 

helado de cerezas

Quizá el ingrediente que os resulte más raro de todos los de la receta de hoy sea el azúcar invertido. No os preocupéis que no es nada extraño. Se utiliza mucho en bollería para aumentar la fermentación de las masas, mientras que en la fabricación de helados evita que éste se cristalice demasiado, aportando a su textura una mayor cremosidad. Hoy en día lo tenéis disponible en algunos supermercados de grandes almacenes y en las principales tiendas online de repostería. Pero si queréis experimentar en vuestra casa y elaborarlo vosotros mismos, en Directo al paladar Esther Clemente nos da todos los pasos.

CONVIERTE TU CASA EN UNA HELADERÍA

           

Bon appetit!!

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *