Estofado de seitán con zanahoria y champiñón

Hace un par de semanas he descubierto un blog de una chica catalana sobre cocina vegana muy interesante. A diferencia de otras webs del mundillo vegetariano tipo Just Vegetal o similares, donde muchos de los ingredientes que nos indican no son fáciles de conseguir, en este blog encontramos post de recetas muy comunes que han sido adaptadas para todos aquellos que han desechado la proteína animal de su dieta. El blog se llama Veganilandia y os invito a que lo visitéis, no sólo a los vegetarianos, sino a todos los cheffines, ya que podemos encontrar cosas curiosas y diferentes para preparar nuestras verduras con los ingredientes que habitualmente tenemos en la nevera.

Una de esas adaptaciones de la cocina tradicional a la vegana la encontramos en este estofado de seitán, donde perfectamente podríamos haber utilizado un ragú o un redondo de ternera, pero que me ha servido para descubrir las posibilidades que el seitán nos aporta como sustituto de la carne.  Para los que no lo conozcan todavía, comentaros que el seitán es la proteína del trigo, conocida como la carne vegetal por su alto contenido en proteínas. Resulta más suave y digestivo que la carne, bajo en calorías y grasas; y beneficioso para reducir los niveles de colesterol. Actualmente resulta fácil de encontrar, tanto en hipermercados como en herboristerías o tiendas de productos biológicos. Y los más atrevidos pueden llegar a preparárselo en casa. Eso sí, es un producto caro.

Os animo a todos a probarlo, sobre todo en esta receta. Comprobaréis que resulta sabroso. No os voy a decir que no notaréis la diferencia con la carne, pero sí que os quitará todas esas preconcepciones que se suelen tener sobre los preparados veganos acerca de lo insulsos que son o el mal sabor que tienen.  Y si preferís seguir con la carne, lo que os comentaba antes, sustituid el seitán por ragú o redondo de ternera y comprobaréis que el sabor de este estofado es igualmente bueno.

Estofado de seitán 2

INGREDIENTES:

– 1 redondo de seitán
– 1 lata de tomate natural triturado
– 1 zanahoria grande
– 1 cebolleta
– 200 gr de champiñones
– 1/2 litro de caldo vegetal
– 1/2 vaso de vino blanco
– Perejil
– 1 hoja de laurel
– Aceite y sal

PREPARACIÓN:

1. Cogemos el redondo y lo separamos en filetes más finos todavía. Si habéis comprado el seitán, veréis que el redondo que os venden es un filete bastante grueso. Con un buen cuchillo y cortándolo transversalmente podréis hacer hasta tres filetes más finos.

2.Una vez cortados, ponemos un poco de aceite en una sartén de las de fondo hondo y doramos los filetes de seitán por ambos lados. Reservamos.

3.Cortamos la cebolleta muy fina y la zanahoria  en rodajas igualmente finas. En la misma sartén que utilizamos para dorar el seitán, echamos la cebolla y dejamos que se poche a fuego lento. Cuando coja tono transparante, echamos la zanahoria y la salsa de tomate y dejamos que se hagan a fuego lento.

4.Cuando veamos que la salsa de tomate coge más densidad, añadiremos el caldo de verduras, el vino blanco y la hoja de laurel. Echamos una pizca de sal y dejamos que todo se haga a fuego lento (sobre unos 10 minutos).

5.Pasado ese tiempo, añadiremos los champiñones, removemos, añadimos los filetes de seitán, y volvemos a dejar hacerse otros 10 minutos más a fuego lento, esta vez con una tapa puesta.

6. Finalmente, destapamos, espolvoreamos con un poco de perejil picado y ajustamos de sal si es necesario.

 

Y con todo esto tenemos en nuestra mesa un estofado delicioso, 100% de productos vegetales y que estoy segura que no defraudará ni a los carnívoros recalcitrantes. Veganilandia pasa a formar parte de mi lista de cheffines de la red que me inspiran y me ayudan a probar cosas nuevas. Espero que también os suceda a vosotros lo mismo!!.

Bon appetit!!

[ad#para-los-post]

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *