Empanadillas de bacon, cebolla caramelizada y manzana

Hoy comenzamos una serie de mini-recetas con las que os daré algunas ideas para preparar entrantes, todos ellos muy facilitos en su preparación y con los que podremos quedar retequebien en una cena con amigos. En algunos casos son cosas que podemos preparar juntando lo que tengamos por la nevera, en otras recetas básicas pero “maquilladas” para que luzcan en mesa y otras, como en el caso del entrante de hoy, mezclas dulce-saladas de esas que tanto me gustan.

En estas empanadillas vamos a combinar la manzana con el bacon para preparar un relleno diferente que lo que clásicamente pensaríamos para una empanadilla (atún, carne o bacalao…). Para la masa, y como de momento no le he pillado el punto ideal a la “hecha en casa”, he recurrido a las obleas que encontramos en todos los supermercados. Pero si sois de los que bordáis el amasado de empanadillas, no lo dudéis y preparadla vosotros, seguro que además de darme una envidia que me muero, obtendréis un resultado mejor. Y por cierto, las primeras las comimos recién salidas del horno, pero las que nos quedaron para el día siguiente, las degustamos frías e incluso estaban mejor….

Empanadillas bacon y cebolla caramelizada 1

INGREDIENTES:

– 1 paquete de obleas para empanadillas (de las pequeñas, creo que son de 160 gr.)
– 1 manzana golden
– 1 tira gorda de bacon (sobre 200 gr.) o bien un paquete de bacon en tiras.
– 1 cebolla
– Vinagre de módena
– Aceite de oliva
– Azúcar moreno
– 1 huevo
– Sésamo

PREPARACIÓN:

1. Encendemos el horno a 200ºC. Retiramos de su interior la fuente de horno, la cubrimos con papel de hornear.

2. Pelamos la manzana, la descorazonamos y la cortamos en cuadraditos. Los ponemos en un plato, las rociamos de azúcar y reservamos. De esta forma conseguimos que vayan cogiendo algo de almíbar mientras preparamos lo demás.

3. Cortamos la cebolla en juliana fina y la ponemos a fuego lento con aceite de oliva, dejando que se poche lentamente. Cuando comprobemos que empieza a ponerse transparente, añadimos 2 cucharadas de azúcar, removemos y dejamos que se cocine todo a fuego bajo durante unos 20 minuto, removiendo de vez en cuando y comprobando como poco a poco el azúcar se carameliza.

4. Pasado ese tiempo, añadimos un chorro generoso de vinagre de Módena, volvemos a remover y dejamos que siga cocinándose otros cinco minutos, hasta que se evapore el vinagre.

5. Añadimos los cuadraditos de manzana y removemos, dejando otros cinco minutos más que se impregne de la salsa de las cebollas caramelizadas y vayan tomando color dorado por el azúcar con el que van rebozadas.

6. Contamos la rodaja del bacon en tacos y lo introducimos en la sartén, removemos y lo dejamos un par de minutos.

7. Colocamos las obleas sobre la fuente del horno, echando un poco del relleno en cada una de ellas. Luego, las cerramos a la mitad y presionamos los bordes con un tenedor para cerrarlas bien.
8. Batimos el huevo y con un pincel las pintamos, para que cojan color dorado al hornearlas. Para darles un toque, he esparcido semillas de sésamo sobre ellas, aunque podríais decorarlas como más os gusten. Un trocito de manzana como cima tampoco quedaría mal…

9. Las introducimos en el horno durante 15 minutos a 200ºC.

 

Y al sacarlas sólo queda tener un poco de paciencia para no devorarlas al momento, no vaya a ser que  con la ansiedad de degustarlas acabemos con el paladar abrasado, jeje…

Bon appetit!!

[ad#para-los-post]

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *