Empanada de espelta con queso crema, tomate y albahaca

Llevo acumulando recetas sin escribirlas en el blog un porrazo de meses, casi fue abrir el blog y volverme tan vaga como para no continuar añadiendo las aportaciones. En fin, que como sé como soy, y hoy puedo prometer ser más constante y mañana ya estar liándome con otra cosa, al menos prometo colgar la de hoy.

Esta recetilla la saqué tras probar uno de los suculentos menús del Amaranto, que es un restaurante vegetariano que han abierto no hace mucho en Vigo, en la C/ Oporto. La verdad que el contenido fue fácil de sacar, pero siempre tuve curiosidad por saber qué harina era la que utilizaban los vegetarianos en sus empanadas, porque para nada era la masa como la de una empanada convencional.
Así que investigando por Internet encontré en la web de Just Vegetal el secreto: la harina de espelta, que es integral y muy utilizada por los vegetarianos para hacer tanto sus masas como sus bollos y panes, ya que a la hora de realizar el cultivo ecológico es mucho más resistente que el trigo común, además de tener un mayor nivel de nutrientes, tener alto contenido en fibra y resultar más fácilmente asimilable. Ojo!! Eso sí, al ser una variedad “primitiva” del trigo, contiene gluten igualmente, con lo que los celiacos deben abstenerse de su consumo.

Bueno, y después de este pequeño apunte sobre la espelta, os dejo la foto de mi creación (que sepáis que fue la primera empanada que he hecho en mi vida, así que estoy bastante satisfecha con el resultado, jeje) y la receta de como hacerla, que veréis que es muy fácil. Se trata de una empanada que no lleva el relleno cocinado, sino que todos los ingredientes con los que la rellenamos se irán haciendo en el horno a la vez que se cuece la masa. La cebolla caramelizada yo la suelo comprar envasada en tarro de cristal, porque resulta más cómoda, pero también podéis caramelizarla en casa.

INGREDIENTES:

Para la masa:
– 200 ml. de agua mineral
– 100 ml. de aceite de oliva virgen
– Harina integral de espelta (la cantidad que admitan los líquidos)
– 1 cucharadita de sal
– 1 cucharadita de orégano seco
– 1 huevo para pintar la empanada antes de hornearla (los intolerantes al huevo o veganos, pueden cambiarlo por leche de soja)
– Semillas de sésamo para decorar

Para el relleno:
– 1 tarrina de queso crema tipo Philadelphia (los veganos pueden utilizar queso vegano)
– 1 bote de cebolla caramelizada
– 2 tomates maduros
– Unos 6 u 8 hojas de albahaca

PREPARACIÓN:

1. Preparamos la masa. Para ello, introducimos en un bol todos los ingredientes (el agua, el aceite, el orégano y la sal) y revolvemos para unificarlos. Poco a poco vamos añadiendo la harina y revolviendo. Yo os aconsejo que a medida que la echéis la vayáis tamizando con un pequeño colador, porque así resulta más fácil de unificar con el resto de ingredientes y no se forman tantos grumos.

2. Una vez que veamos que conseguimos una masa que no se pegue ni al bol ni a los dedos, ya la tendremos lista. Es importante no pasarse de este punto para que la masa no quede demasiado dura.

3. Introducimos el bol con la masa en el figrorígico bien tapada (con papel film o con un trapo de cocina limpio) y dejamos que repose una hora.

4. Pasado el tiempo de reposo, retiramos la masa de la nevera y la Dividimos en dos partes, una de ellas un poco más grande, que será la que utilizaremos para hacer la base, y comenzamos a amasar. Esto lo haremos en una encimera muy limpia y seca y en la que iremos esparciendo harina evitando que se nos pegue mientras amasamos. Con un rodillo estiraremos esa primera mitad de la base hasta que nos quede finita y la colocamos sobre una fuente de horno, que previamente habremos envuelto con papel de aluminio.

5. Encendemos el horno para que se vaya calentando a una temperatura de 200ºC. Mientras vamos colocando los ingredientes en la base por este orden: 1º queso crema, 2º cebolla caramelizada, 3º tomate cortado en rodajas gorditas, 4º albahaca (colocamos una hoja sobre cada rodaja de tomate).

6. Amasamos la tapa siguiendo el mismo proceso que con la base y la colocamos sobre los ingredientes, sellando ambas partes de la masa por los extremos replegándolos hacia arriba. Con el huevo batido y un pincel de cocina, pintamos la empanada bien de huevo, la pinchamos para que no coja aire en la cocción y esparcimos las semillas de sésamo por toda la empanada a modo de decoración. Si nos ha sobrado algo de masa, también podemos hacer algún palito para acompañar en la decoración del sésamo.

7. Por último, se mete en el horno a 200ºC. Con estas cantidades y si el horno es de aire, en unos 30-35 minutos la empanada está lista. Si el horno es convencional igual necesitéis un poquito más (45 min. aprox.)

Os aconsejo que dejéis que la empanada enfríe antes de catarla, ya que con el queso muy caliente este saldrá casi líquido y no tendrá tanto sabor. Es importante que la textura del queso sea como crema.  Y nada, es ideal como entrante en una cena, para llevarla al trabajo, la playa… vamos que es muy versátil.

Bon appetit!!

[ad#para-los-post]

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *