Copa “martini” de melón con lascas crujientes de jamón

La semana pasada mi hermano me regaló un melón de una partida sobrante de su trabajo. Era enorme, y en casa sólo estamos mi partener y yo, así que surgió la duda: ¿Cómo consumirlo antes de que se estropee y sin aborrecerlo?. Me acordé en ese momento de los tan de moda “chupitos de aperitivo” que últimamente te sirven en muchos restaurantes, y que la última vez que estuve en Casa Marco nos presentaron el clásico melón con jamón reconvertido en chupito.

Así que a mayor cantidad de melón y, en vísperas de una cena de mujeres en mi casa, decidí convertir esos chupitos en copas de cocktail, y de ahí salió esta copa de melón con jamón al más puro estilo Martini. Como os comentaba en anteriores post, la receta de esto no tiene nada de complicación, pero es una forma diferente de disfrutar el clásico melón con jamón. Lo maquillamos un poco al utilizar este tipo de copas (o chupitos si lo ponemos como aperitivo).

Copa melón jamón 2

INGREDIENTES:

– 1/2 melón verde
– 1 chorro generoso de nata
– 4 lonchas de jamón serrano

PREPARACIÓN: 

1. Pelamos el melón, le retiramos las pepitas y lo cortamos en trozos. Colocamos los trozos en un vaso de batidora y los trituramos con la batidora.

2. Añadimos un chorro generoso a la crema de melón y seguimos batiendo. Con esto lo que conseguidos es que la crema gane en densidad. De todas maneras, si queréis reducir las calorías que aporta la nata, podéis obviarla, o bien sustituirla por leche de soja o leche desnatada, aunque el resultado será mucho más líquido.

3. Con el horno precalentado a 200ºC, colocamos en una bandeja con papel de horno las lonchas de jamón serrano y las dejamos asando unos 10-15 minutos, hasta que comprobemos que están duras, pero sin tostarse.

4. Retiramos las lonchas del horno y con un cuchillo rompemos las lonchas, creando unas lascas pequeñas.

5. Presentamos nuestra copa de melón con jamón vertiendo la crema de melón y sobre ella espolvoreamos las lascas. Se espolvorea a razón de una loncha por copa.

 

Ya veis, ciencia no tiene demasiada, se hace en apenas 15 minutos y el resultado, sobre todo por la presentación, es de receta de gran chef.

Bon appetit!!

[ad#para-los-post]

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *