Cuando una se deja la piel en defender a su ciudad, en convencer a los más escépticos de que Vigo tiene su ángel, hay pequeños acontecimientos que (como bien diría alguno por ahí…) le llenan de orgullo y satisfacción.  Y desde este verano he podido comprobar que una tendencia que tímidamente parecía asomarse hace un par de años, por fin florece con esplendor. Porque, queridos amigos, el Vigo Vello que muchos anhelábamos se está materializando. 

Atrás quedan esos lamentables reportajes de Callejeros con escenas vergonzantes de lo derruido de nuestra ciudad, en lo personal y monumental. Atrás han quedado calles donde la prostitución era el principal negocio, como Abeleira Menéndez, para reconvertirse cargada de meriendas y desayunos ecológicos, tiendas de producto gallego o fruterías donde lo que te llevas a casa sabe de verdad. Recordaremos con nostalgia esos tiempos adolescentes donde la Calle Real y Teófilo Llorente eran el punto de encuentro social y de botellón. Pero compensa cambiar pubs decadentes por rutas de chateo, ¿verdad?. Nos gusta pararnos en La Colegiala, el Lume de Carozo o El Amante, y si encima ahora tenemos más posibilidades, mejor que mejor.

Uno de los ejemplos de ese cambio en el Vigo Vello ha echado anclas hace tan sólo un mes, sorprendiendo a muchos tanto por su estética como por su oferta gastro. El A Mordiscos retoma el nombre de aquel mítico bar de heavys de nuestra ciudad, para darle ese sentido gastro que tiene la propia expresión. Desde su comienzo ha levantado elogios y críticas, por lo diferente de su propuesta en la zona, pero no es de extrañar. Vienen de la mano de La Pepita, otros que rompieron moldes en la ciudad con sus hamburguesas gourmet. Y cuando hablan tanto de ti, sea como sea, siempre es por algo… Yo sólo os puedo decir que creo que esta gente promete…

Tapas del A Mordiscos Vigo

Brocheta de pollo al curry thai, Tartar de atún rojo y bocatín de salmón ahumado y mozarrella.

LO MEJOR: Me encanta su estética urbana, molona y divertida. Sus tapas son coquetas y a un precio asequible, lo que te permite tomarte un vino con un par de tapas y seguir la ruta, o disfrutar por completo de una cena.

LO PEOR: En las dos ocasiones que asistimos, nos han traído el vino ya servido en la copa. Sería recomendable permitir al comensal observar el vino que se le está sirviendo antes de tener que preguntarlo o descubirlo en la cuenta.

PRECIO POR PERSONA: 5-7,5€ por persona te permiten disfrutar de una copa de vino y dos de sus tapas.

IDEAL PARA… Añadir a tu ruta de tapas por el Vigo Vello, una cena con amigos o un afterwork en pleno centro de la ciudad.

Me llegó el soplo por una de mis palomas mensajeras, esas que me siguen de vez en cuando. Había estado en la inauguración de un nuevo local en Vigo Vello, y lo que me contaba parecía tan prometedor que encendió mi curiosidad. Me hablaba de que ese antiguo local de heavys de nuestra ciudad se había reconvertido en un local de tapas de lo más molón. Conservaba su nombre, el A Mordiscos, pero ahora con el sentido más literal de la expresión. Decía que su estética era de lo más cosmopolita, de diseño urbano y que sus tapas eran resultonas, modernas y a buen precio. Vamos, que se escapaba del estilo enxebre o el tapeo más tradicional que hasta ahora imperaba en la zona. Y además, me comentaban que algo tenía que ver con La Pepita, ese burguer bar que sigue rompiendo moldes en Vigo.

Interior A Mordiscos Vigo

Y lo cierto es que mi paloma mensajera no me engañaba. El A Mordiscos da un giro en la estética predominantemente enxebre de Vigo Vello. Se muestra más moderno en el estilo y en su carta. Principalmente, nos ofrecen propuestas de bocado, tapas que oscilan entre el 1,50€ y los 2,80€, y que nos permiten decidir tomar una o dos y seguir ruta o sentarnos a disfrutar de una cena completa. Porque también tienen platos más contundentes.

Aprovechando que estas semanas estoy casi habitando por la zona por el Concurso de Tapas de Vigo Vello, hemos pasado en dos ocasiones para probar lo máximo posible su carta de tapas. De las que hasta ahora he podido catar, os recomiendo su Risotto de setas shiitake, el Pulpo con crema de patata y calabaza (que le da un punto y contraste de lo más cremoso) y su Tosta de escalivada y bacalao.

Tapas A Mordiscos Vigo

Aquí retratadas las tapas que más me han gustado. Por ahora…

Promete este A Mordiscos tan molón y moderno, que se suma a las últimas incorporaciones de este Vigo Vello, como O Bañista o La Mamarracha, de los que ya os hablaremos pronto… Y sobre todo, encantada de la vida que estoy por poder al fin hacer ruta de vinos en condiciones por la “zona de vinos” viguesa por excelencia.

Me encanta verle esta nueva cara a Vigo Vello, y sobre todo ver que tanta gente de mi generación, esos que vivimos otros momentos de esplendor en nuestra adolescencia, sean lo que apuesten por revitalizar la zona como se merece. Ahora queda que las propuestas que aparezcan sean de calidad, que aprovechen este nuevo boom con cabeza y profesionalidad. Y sobre todo, que el consumidor vigués lo acoja con cariño y con un espíritu crítico constructivo. Porque, admitásmoslo, en ocasiones somos nosotros mismos los que no tardamos ni un sólo segundo en tirar piedras contra nuestro propio tejado…

A MORDISCOS

C/ Real, 22

36202 VIGO (PONTEVEDRA)

Tfno.: 986 910 644

Puedes visitar su página de Facebook

 

Bon appetit!!