Cheesecake de chocolate con fresas

Ahora que los lineales de las fruterías vuelven a estar cargados de fresas (y de las buenas, de esas con sabor, carnosas y grandecitas) no he querido dejar pasar la oportunidad de preparar algo dulce con ellas. Me acordé estos días que en el viaje que hice con mi partener a Bélgica no había escaparate en el que no te tentasen con unas fresas bañadas en chocolate… Hasta los conocidísimos chocolateros de Godiva intentaban que cayeses en la tentación… Pero como podéis comprobar en la fotografía, su precio prohibitivo frenaba las ansias de atracar el escaparate. Mejor resultaba en este caso un “hazlo-tu-mismo-en-casa”…

Repasando las notas y libros de “Las dulces tentaciones” de Eva Arguiñano, encontré una recetilla muy fácil de tarta de chocolate, que coronada con unas fresas recién adquiridas en el frutero de confianza podía resultar la alternativa perfecta para matar ese antojo nacido en Bélgica. El cheesecake de chocolate con fresas de Eva se convirtió en torta (es decir, algo más finita) y sirvió para rematar la última comida dominguera con la familia.

Cheesecake choco fresa 4

INGREDIENTES:

– 200 gr de galletas de chocolate
– 50 gr de mantequilla
– 50 gr de queso cremoso
– 100 gr de azúcar
– 100 ml de nata
– 2 hojas de gelatina neutra
– 100 gr de chocolate de cobertura (tipo Nestlé postres)
– 3 yemas
– 125 gr. de fresones
– Unas hojas de menta

PREPARACIÓN:

1. Machacamos las galletas de chocolate hasta convertirlas en polvo. Derretimos en el microondas la mantequilla y la vertemos sobre las galletas, mezclándolo hasta obtener una pasta. Con esta masa cubrimos el fondo del molde de tarta. Lo metemos en la nevera mientras preparamos el resto de la tarta para que se endurezca.

2. Hidratamos las dos hojas de gelatina en agua fría durante 5 minutos.

3. Ponemos a calentar la nata, con la mitad del azúcar (50 gr.) y el chocolate. Hacedlo a fuego lento para que no se nos queme el chocolate. Id removiendo de forma constante con las varillas hasta que el chocolate se haya derretido. En ese momento separamos del fuego y echamos las dos hojas de gelatina hidratadas y el queso cremoso, removiendo hasta su completa disolución. Reservamos hasta que temple.

4. En un bol colocamos las yemas, el azúcar restante y lo montamos con una batidora de varillas. Cuando la crema de chocolate se haya templado, la mezclamos con las yemas azucaradas y removemos.

5.Vertemos la masa obtenida en el molde de tarta y lo introducimos en la nevera, al menos durante dos horas.

6. Cortamos las fresas como mejor nos parezca para la decoración de la tarta. En este caso, yo las he cortado en láminas finas, pero podéis hacerlo en rodajitas, cuadrados… En fin, como creáis vosotros que os puede quedar mejor la decoración. Las colocamos sobre la tarta. Para darle algo de brillo a las fresas, podéis pintarlas con almíbar (se prepara con 10 dl de agua + 4/5 cucharadas de azúcar, al fuego, removiendo constantemente hasta la disolución del azúcar). Yo he utilizado también unas hojitas pequeñas de menta para darle el toque final a la decoración.

Buena mezcla esta de chocolate con fresas. No sé por qué Richard Gere en “Pettry Woman” prefirió bañarlas con champán. Para mi gusto, resulta más afrodisíaco la unión fresa y chocolate…

Bon appetit!!

[ad#para-los-post]

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

2 thoughts on “Cheesecake de chocolate con fresas

  1. Hola, Travi, estaba yo toda emocionada preparando los ingredientes, porque ademas de facil creo que por mucho que metas la pata es impposible que no esté deliciosa, y me he dado cuenta de que me sobra un ingrediente, donde va el queso cremoso? Y por cierto, cual sueles usar? Tengo un problema con el queso, el Piladelphia me resulta insulso, estaba pensando en copiar a los del Maruja Limón y usar el San Simón, seguro que le da un toque mas rico… Aunque quizá demasiado intenso pars un postre… Tú diras, jefa!

  2. Menos mal que tengo seguidores como tú que están al loro de los despistes. Un cheesecake sin queso, pues si que os daba yo bien la receta, jeje… Gracias por el aviso. Verás que ha quedado corregido.

    Yo lo del San Simón no lo mezclaría con chocolate, sobre todo por el tema del ahumado, no sé yo qué tal quedaría esa mezcla…. Prueba si tal con mascarpone, que es un pelín más fuerte que el Philadelphia, o con requesón que era el queso que utilizaban las abuelas antiguamente para los pasteles con queso… Ya me dirás que tal la innovación. Bikos y mil gracias!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *