Carbonara sin lactosa (y espero no arder en el infierno)

Lo confieso: estaba literalmente acojonada por publicar esta receta de carbonara sin lactosa. Últimamente parece que saltarse ciertas reglas en recetas clásicas es casi peor que invocar al diablo o que te caigan encima las siete plagas del Apocalipsis. Nos lo contaba El Comidista en su blog hace unos días, refiriéndose a la ocurrencia del chef Carlo Cracco de añadir ajo a la salsa amatriciana. Al pobre hombre casi lo lapidan por añadir ese detalle en su receta. Y aún recuerdo lo que tuvieron que soportar los Love of Lesbian tras su aparición en el anuncio de Estrella Damm haciendo (supuestamente) una paella con cebolla. Creo que todavía son considerados “cocinillas non gratos” en toda la zona del Levante…

Por eso cuando tuve que enfrentarme a preparar una receta de salsa carbonara sin lactosa, me temblaban hasta las canillas. Me imaginaba a todos los Soprano entrando en mi cocina para liquidarme en nombre de los defensores de la cocina tradicional italiana. Recordaba a Anna Mayer en su taller de pasta diciéndonos que echar nata a la salsa carbonara (algo muy habitual en las cocinas españolas) era un genocidio de los gordos. Pero qué queréis, hijos míos, tengo un partenaire que si ingiere el más mínimo atisbo de lactosa sabe que su destino inmediato será una sala de urgencias. Y de momento no tengo previsto quedarme viuda, la verdad…

Así que por el bien de la integridad de mi partenaire, que también se merece poder disfrutar de las recetas tradicionales de cualquier tipo de cocina, y mientras no inventen el Pecorino sin lactosa, he tenido que sustituir este ingrediente básico en la carbonara de siempre por una mezcla de quesos sin lactosa de los que sí se comercializan en nuestros supermercados. Digo yo que la sustitución de un tipo de queso por otro estará menos penado que lo de añadir la nata. Al fin y al cabo, el proceso será el mismo… Y el sabor, para todos aquellos que, como mi partenaire, sufráis de intolerancia a la lactosa, os garantizo que es de lo más parecido al original…

Carbonara sin lactosa

INGREDIENTES:

– 320 gr de la pasta escogida (yo en este caso he elegido tallarines)
– 200 gr de panceta ibérica en daditos
– 2 huevos y 1 yema
– 40 gr de queso García Baquero sin lactosa rallado
– 50 gr de Emmental Kaiku sin lactosa rallado
– 8 champiñones Portobello (opcional)
– Aceite de oliva
– Sal
– Pimienta negra

PREPARACIÓN:

1. Pondremos a calentar agua con sal en una tartera especial para pasta. Recordad que la proporción es de 1 litro de agua y 10 gr de sal por cada 80 gr de pasta. Cuando rompa a hervir, echamos la pasta, removemos de vez en cuando y vamos preparando el resto de los ingredientes mientras la pasta se cocina.

2.Lavamos los champiñones y los cortamos en daditos. Los añadimos a una sartén con un chorrillo de aceite de oliva, salpimentamos y los salteamos hasta que estén blanditos. Reservamos.

3. Sofreímos la panceta en otra sartén, pero sin añadir aceite. Intentaremos que nos quede tostadita, pero sin quemarse demasiado. En unos 5 minutos a fuego medio, debería estar lista. Reservamos también.

4. En un bol bien amplio mezclamos los huevos con los dos tipos de queso  rallados y una pizca de sal. Removemos bien hasta formar una crema. Añadimos entonces la penceta y los champiñones y removemos.

5. Una vez que la pasta esté lista, la retiramos del fuego y la escurrimos bien. Rápidamente tras escurrirla la volcamos en el bol donde teníamos nuestra carbonara preparada y removemos bien.

6. Servimos al momento espolvoreando un poco de pimienta negra por encima. Es importante que se deguste al momento de ser servida y mezclada, así que obligad a la familia a que estén todos sentados en la mesa antes!!

Os aseguro que en esta carbonara sin lactosa, mezclando un queso suave como el García Baquero, con la potencia de sabor que tiene el Emmental, logramos equilibrar el gusto para que se acerque en lo posible al sabor que tendría un Pecorino. A mi partenaire le encanta, y yo con eso ya estoy más que satisfecha. Aunque después de subir esta receta acabe siendo perseguida por todos los autores de la Cuchara de Plata…

¿Quiéres preparar más recetas italianas?

Bon appetitt!

[ad#para-los-post]

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

One thought on “Carbonara sin lactosa (y espero no arder en el infierno)

  1. Marta, a mi parece una idea maravillosa adaptar las recetas tradicionales a las necesidades de cada cual. Seguro que está buenísima. Yo ya sé de alguien a quien le va a hacer mucha ilusión esta receta sin lactosa!
    besiños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *