Emparedados de brownie con crema de frutos rojos

Llevo desde septiembre intentando cumplir ese famoso propósito que la mayoría de nosotros tenemos en Año Nuevo: aprender inglés. Que sí, que os lo prometo, esta vez (tercer intento) me lo he tomado más en serio que nunca, que no me gusta nada oír eso de que los españoles somos los europeos más negados para los idiomas… Y mucho menos ir cantando en el coche las canciones de mis grupos favoritos en el idioma del “Guachupey”. Venga, no os hagáis los tontos, que todos utilizáis ese lenguaje initeligible para entonar vuestras canciones en inglés preferidas. Que a mí no me engañáis…

Así que, además de ir a clases en la Escuela Oficial de Idiomas, intento practicar otro tipo de actividades en aras de llegar en algún momento de mi vida a dominar  la lengua de Shakespeare: veo todas las series posibles en inglés, a veces me pongo a hablar sola en inglés por la casa (cosa, que por cierto, está haciendo que el partenaire se plantee el buen estado de mi salud mental) y, lo mejor de todo, he intregado el inglés a mi rutina culinaria. Ya soy seguidora de algún que otro blog anglosajón de cocina. Y debo decir en su honor que me sorprende en todos ellos lo cuidado de su estética, lo bien planteados que están en diseño y las recetas tan apetecibles que nos presentan.

De uno de ellos he sacado la receta que os presento hoy. Se llama “A Farmgirl’s dabbles” y en él, Brenda, un ama de casa granjera de Dakota del Sur, nos presenta sus recetas saladas y dulces de lo más apetecibles. Por cierto, que me sorprende la de amas de casa tradicionales que pululan por todos los Estados Unidos con un blog…

Los emparedados de brownie con crema de frutos rojos de hoy, me entraron primero por los ojos. Fue un flechazo a primera vista. Y, a diferencia de lo que me pasa con muchos postres anglosajones, que a la vista son espectaculares, pero pierden puntos en el sabor, pasó la prueba del paladar con una nota bien alta. De hecho, la receta de este brownie ha pasado a estar entre mi fondo de armario de los básicos de repostería. La mejor textura de brownie que he hecho hasta ahora… Si queréis ver la receta original, pinchad aquí. Brenda ha utilizado únicamente frambuesas en la elaboración de su buttercream, pero en mi caso he preferido mezclarlas con fresas, para darle un sabor más suave. Y mi versión de esta fabulosa receta llega ya. Por cierto, gracias a este post he comprobado que mis dotes de traducción están en condiciones. Si no fuera así, a saber qué engendro de postre hubiese salido de mi horno…

Emparedados brownie 2

INGREDIENTES:

PARA EL BROWNIE:

  • 100 gr de chocolate Nestlé postres
  • 1 taza y 1/2 de azúcar normal
  • 1/2 taza de mantequilla
  • 3 huevos tamaño L
  • 1 c.c. de café soluble
  • 1 y 1/2 c.c. de esencia de vainilla
  • Azúcar glass para decorar

PARA LA CREMA DE FRESAS Y FRAMBUESAS:

  • 1/2 taza de mantequilla
  • 125 gr de frambuesas
  • 225 gr de fresas
  • 1/2 c.c. de zumo de limón
  • 3 tazas y 1/2 de azúcar glass
  • Una pizca de sal Maldon
  • 1 o 2 c.s. de leche, en función de lo dura que nos vaya quedando la crema

PREPARACIÓN:

1. Precalentamos el horno a 170ºC.

2. En un bol puesto al baño María a fuego lento, añadimos la mantequilla y el chocolate troceados, y con una lengua de goma vamos removiendo de forma constante hasta que se derritan y se mezclen.

3. Retiramos del fuego y con una batidora de varillas vamos mezclando esta crema de chocolate con el azúcar. Luego se añaden los huevos uno a uno (sin añadir el siguiente hasta que el anterior no se haya mezclado). Seguimos batiendo y añadiendo el café soluble, la esencia de vainilla y la sal.

4. Tamizamos la harina y la vamos añadiendo poco a poco a la mezcla anterior, batiendo a velocidad baja y de forma constante, para evitar que se hagan grumos.

5. Pasamos nuestra mezcla a un molde cuadrado de silicona de 25×30 cm. Horneamos el brownie durante aproximadamente 20 minutos, corroborando antes de sacarlo que la superficie esta dura, pero al pincharlo con una brocheta salga algo húmeda. Retiramos del horno, desmoldamos y dejamos enfriar el brownie en una rejilla.

6. Mientras se enfría, elaboramos la crema de fresas y frambuesa. Para ello, troceamos las fresas y las añadimos junto con las frambuesas en una cacerola a fuego medio. Iremos removiendo con una cuchara de madera de forma constante durante unos 15-20 minutos, momento en el que las frambuesas se habrán deshecho en un salsa y las fresas estarán blanditas.

7. Pasamos la salsa a un bol, pasándole previamente por un colador para retirar las semillas que puedan quedar de las fresas y las frambuesas.

8. Volvemos a añadir la salsa a una cacerola y la cocinamos a fuego lento hasta que la salsa se reduzca y empiece a espesarse. Dejamos enfriar.

9. Colocamos en nuestra batidora la varilla plana y añadimos la mantequilla troceada, que batiremos a velocidad media durante 2 minutos, hasta conseguir el punto pomada. Seguidamente añadimos 2 tazas del azúcar glass y 1/4 de taza de la salsa de fresas y frambuesas que hemos preparado, el zumo de limón y la sal. Dejamos que se vaya batiendo hasta que se emulsione todo. Añadimos entonces el resto del azúcar glass y se sigue mezclando. Si al terminar nuestra crema la notamos demasiado dura, podemos añadir 1 o 2 cucaradas de leche para que coja algo de cremosidad, aunque no es indispensable. En mi caso le añadí únicamente 1 cucharada.

10. Colocamos la crema en una manga pastelera con una boquilla redonda de boca grande (tipo Wilton #12).

11. Con unos cortadores de galletas de la forma que más nos apetezca, cortaremos nuestro brownie. OJO!! Como se trata de hacer emparedados, al menos de cada forma debe haber un par, esto lo digo para el caso de que penséis en hacer formas surtidas.

12. Con la manga pastelera rellenamos nuestros brownies, empezando a realizar un borde ancho por la parte exterior y luego rellenando con otros bordes acercándonos al centro. Colocamos el otro par cortado de emparedado sobre la crema, como si se tratase de un bocadillo. Y repetimos el proceso con todos los emparedados que hayamos preparado.

13. Finalmente, introducimos un poco de azúcar glass en el tamizador y lo espolvoreamos sobre nuestros brownies.

 

Creo que la mejor prueba de que mi inglés progresa es el resultado final de mi receta, que la podéis ver en las fotografías. Está claro que aún hay cosillas que perfeccionar para llegar al nivel de Brenda, pero vamos por el buen camino. Así que mi comprensión lectora está más que superada. Lástima que mi nivel de conversación sea peor que el “Toro Sentado”… ;-

Emparedados brownie 1

Bon appetit!!

[ad#para-los-post]

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

7 thoughts on “Emparedados de brownie con crema de frutos rojos

  1. Querida Marta.

    Con más mérito que nunca, por la tortura que supone la vista de este post tuyo estando a dieta, te diré que la repostería americana es la mejor del mundo.

    Esto lo descubrí hace mucho tiempo en casa de una buenísima amiga americana
    El blog que linkas es espectacular, por cierto…aunque tus brownies, no tienen nada que envidiar a ningún otro!!

  2. Muy bien Martiña, así me gusta… te estás volviendo una auténtica pro…

    Vaya pintaza que tienen estos emparedados.

    Un besote!!

    Lau.

  3. Travi querida, help (en la lengua de Shakespeare)! Quiero suscribirme a tu blog. Quiero que cada vez que publicas me llegue un correo, pero no se cómo hacerlo. Lo hago con mis blogs favoritos, pero con el tuyo, estoy perdida. Háblame cariño mío! Enri

  4. Jejeje, como me he reido leyendote, si todos cantan el guachupey yo también. Me parece muy buena idea el incorporar cosas en inglés a tu vida diaria, eso me lo decía mi profe de la escuela de idiomas, bien que le hice caso…;) El brownie tiene una pinta estupenda, los yankis saben lo que se hacen. Bezitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *