Botánica: sandwiches del mundo en el centro de Vigo.

La moda de los sandwiches sigue pegando fuerte en Vigo. Tras la apertura este verano de Rayos y Centellas, aterriza en calle Cuba el Botánica. Una sandwichería que promete llevarnos a dar la vuelta al mundo a golpe de bocado. ¿Acabaremos chupándonos los dedos con semejante tour?

Nos gusta comer con las manos: es un hecho perfectamente demostrable. Sólo hay que ver el tremendo tirón que han tenido fórmulas como La Pepita o Rayos y Centellas en nuestra ciudad. Los primeros, todavía siguen teniendo colas de gente esperando a que abran, día tras día. Y eso que ya hace más de cinco años que arrancaron. En Rayos y Centellas van por el mismo camino. Cada vez cuesta más encontrar mesa libre, incluso entre semana.

Los gua bao se venden como churros (por mucho que El Comidista los califique de plaga). Que se lo digan a La Ventana Indiscreta o Baiuca, que no los bajan de sus cartas. Y creo que pocos platos han sido tan recomendados por nuestros lares como el bocata de churrasco de The Othilio Bar.

Botánica o los sandwiches viajeros.

Interior del Botánica Vigo
Interior de Botánica (Fuente: página de Facebook de Botánica)

Con todas estas evidencias, parece que apostar por darle al bocadillo un punto diferenciador funciona. Y con esta idea abre el Botánica en Vigo. Se trata de llevar algo tan sencillo como un sandwich a un concepto sano, ligero, pero de calidad al mismo tiempo.

Al frente de su equipo se encuentra Belén Bobo. Esta periodista reconvertida a empresaria hostelera fue la primera en apostar por la cocina japonesa con el Vigo Kyoto. Y ahora vuelve a la ciudad con este proyecto igualmente popular. Se acompaña en la cocina de Jandro Villa, que ha cambiado las agujas por los fogones en esta etapa.

Tomando como inspiración las distintas cocinas del mundo, en Botánica presentan una carta donde hay más representantes internacionales que en Eurovisión. Cada uno de sus sandwiches está inspirado en un país diferente. Utilizan para su elaboración algunos de los ingredientes más representativos de la cocina de ese país. Si el roastbeef no puede faltar en el sandwich Kew inglés, las algas y el tataki de atún son los protagonistas en el sandwich de Koishikawa japonés. Y así, con hasta nueve variedades diferentes. Cocina internacional presentada entre panes de calidad variados, donde también hay opciones para personas con intolerancia al gluten.

Completan este concepto de cocina saludable por la que apuestan con cuatro variedades de ensalada y otros tantos entrantes. Y prometen seguir experimentando en opciones para vegetarianos y veganos. Para que no sólo se queden en la ensalada.

Y para acompañar toda esta comida, cervezas artesanales y una carta de vinos variados como opción de bebida.

Nuestra experiencia en Botánica.

Botánica Vigo sandwiches

No he podido resistirme a la novedad. Y aunque apenas lleva abierto un mes, tenía que comprobar en mis propias carnes si el Botánica está a la altura de pertenecer al Olimpo bocadillero de Vigo.

Un punto muy a favor para su local. A pesar de no ser demasiado grande, es luminoso y acogedor. Buena música ambiente y plantas por doquier, como no podía ser de otra manera por su nombre.

Interior de Botánica Vigo

Estuve tentada de probar sus huevos rotos en su tinta y jamón, que varios de los que me seguís en Facebook me habíais recomendado. Pero tras ver pasar varios sandwiches de aspecto generoso hacia otras mesas, nos quedamos con el hummus. Era eso o renunciar al postre por falta de espacio.

De las rutas viajeras de la carta, nos quedamos con Reino Unido y Japón: sandwich Kew con pan de centeno y sandwich de Koishikawa con pan de chía. Ambos acompañados de una ensalada de arroz que no nos encajó demasiado. Nos resulto algo pesada. Quizá unos crudités o unos chips de boniato hubiesen hecho mejor juego en ese concepto de cocina saludable y ligera que defienden.

Sandwich Koishikawa
El sandwich Koishikawa

Los sandwiches correctos y sabrosos. Fáciles de comer y aptos para los que vayáis con hambre. Buen encaje de ingredientes que los hace diferentes a cualquier oferta similar en la ciudad. Sin embargo, en ambos casos pecaban de exceso de salsa. Y eso en el de Kew hacía que la mostaza se comiese por completo el sabor del roastbeef.

Rematamos con un pedazo de carrot cake con coulis de zanahoria buenísima. Os aconsejo que dejéis sitio para el postre porque merecen mucho la pena las opciones que dan. Para la próxima visita le he echado el ojo al brownie…

Carrot cake

Nuestra valoración final. 

En esta ocasión, la valoración la dejo en bronce, pero con posibilidad de subir a plata. Todavía tengo pendiente de probar alguno de esos platos principales que prometen, y me da en la nariz, por lo que pudimos observar en otras mesas, que puede ser buena opción de ensaladas. Pero tienen una dura competencia en la ciudad en lo que a mundo bocadillo se refiere. No he salido de allí tan alucinada como sí lo hice de Rayos y Centellas o La Pepita en su momento. Aunque creo que pueden ganar fuerza en el nicho de los que buscan alternativas ligeras y sanas. Algo que ni en Rayos y Centellas, ni en La Pepita o Casa Galeguesa se contempla.

Volveremos a Botánica y os lo seguiremos contando. Pero ahora es turno para que tú me cuentes tu experiencia. ¿Qué sandwich te has pedido? ¿Cómo ves esta nueva apertura en Vigo?.

BOTÁNICA (VIGO)

Calle Cuba, 2

36204 Vigo (Pontevedra)

Tfno.: 607 383 379

Podéis seguir sus pasos en su página de Facebook y en Instagram

Bon appetit!!

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

4 thoughts on “Botánica: sandwiches del mundo en el centro de Vigo.

  1. He salido decepcionada, el local prometía, el concepto, la idea… El resultado? Decepción
    Entramos en el local, relativamente temprano serian las dos menos algo, solo 4 personas dentro. Nos disponemos a sentarnos y nos dicen que esa mesa estaba reservada, que aquella otra también… Pero que no les había dado tiempo marcarlas. Vale sin problema.
    Son sentamos en la mesa grande para compartir, tuvimos que esperar casi 10 minutos para que nos preguntaran que queriamos beber (recordemos 4 personas sentadas con anterioridad) nos toman nota, nos traen las bebidas y la carta.
    Pedimos unos sándwiches y para peque unos espaguetis boloñesa (preguntamos al llegar si habia alguna opción para los niños) y tardaron en servirnos los sándwiches y ESPIRALES boloñesa unos 45 minutos mas tarde.
    Los sándwiches bien, ricos. Pero me parece excesivo pagar 30€ por unos sándwiches y plato basico de pasta, con dos refrescos y un agua. donde te haria falta tomarte algo antes para compartir o tomarte postre.
    El modus operandi del personal es el mismo con todos los que llegaron detras de nosotros, llegas te sientas, tardan en preguntar que quieres beber y para que te den una carta hubo quien tardó 20 minutos en tenerla en la mano.
    Unos chicos llegaron, resulta que habian llamado a un movil para reservar mesa, la señora se disculpó diciendo que ya no habia mesas. Que claro la habian llamado a ella al móvil y no al fijo, que no estaba en el local en ese momento y que cuando llego allí claro habia gente ocupando su mesa
    Perdon?
    Sinceramente no creo que vuelva o les daré tiempo a que adquieran experiencia…

    1. Vaya Beli, pues cuanto siento tu experiencia negativa. En lo que sí estoy de acuerdo contigo es que tienen que coger algo más de engranaje. Acaban de empezar, y hay cosas que se les escapan. En el caso de mi visita, como pudiste ver, el tema de las salsas. Y creo que también tienen que redefinir algunos platos si de verdad quieren centrarse en el nicho de lo sano (ej: postres, algunas salsas o los acompañamientos de los sandwiches). Y por lo que tú nos cuentas, algunos fallos en servicio y tiempos de espera.
      Pero difiero contigo en tu razonamiento sobre el precio y los sandwiches. Eso mismo es lo que se decía de La Pepita en su momento. Y evidentemente, estaremos de acuerdo en que las hamburguesas de La Pepita tienen un valor añadido, una calidad y una ejecución que bien valen lo que se paga por ellas. Trasladado al mundo sanwich lo mismo. Porque no estamos hablando de sandwiches vegetales, o de atún o de pavo y manzana. Esos que te encuentras en una bocatería al uso. Hablamos de sandwiches que llevan roastbeef, tataki de atún o cochinita pibil. Elaboraciones y producto con un valor añadido y mucho más mimo.
      Gracias por aportarnos tu punto de vista. Y como siempre digo con los locales nuevos, permitid siempre el derecho a réplica. Quizá en un par de meses y con algo más de rodaje podamos ver como las cosas mejoran, ¿no?.
      Un saludo.

  2. Quizá tengas razón, y darles tiempo…
    No sé quizás el desazón de los tiempos de espera, quizá esperara más, quizá no tuvieron no el día, quizá… No lo se… Hablo de la experiencia, de como me encontré allí.
    Si es cierto que hay platos que llevan su preparación en los sandwiches, el que yo comí fue el de salmón. Que era salmón ahumado y “ensalda” de patata creo recordar… Quizá me defraudó un poco, puede ser que tuviese hambre, puede que me quedase con hambre…
    Está claro que cada uno marca el precio de lo que vende, sea gastronomía o ropa, que detrás hay una elaboración y una calidad no lo niego.
    Pero un plato de pasta que lo “ofrezcan”como variante infantil, (que no voy a decir que la salsa boloñesa era de precocinados porque no lo se, pero similar resultado, el paladar de cada uno es diferente) me lo cobres como un sándwich elaborado…pues vale… Perfecto.
    Evidentemente en la variedad está el gusto.
    Hace unos años cuando la Pepita hizo aparición, tenía sus críticas como es normal en algo que arranca. Pero pagué gustosa el precio marcado porque me gustó y sorprendió todo…no fueron rápidos tampoco en aquel momento pero compensó el resto.
    La idea de Botánica es la versión refinada de lo sano de la que fue en su dia la sandwicheria a Codia en Lopez Mora. Y hace muchos años que las sanwicherias llegaron a Vigo, que ahora esté de moda es estupendo.
    Todo negocio cuando arranca es complicado, que hay que darle tiempo, pero a veces no basta con tener una idea, hay que escuchar y ver a la clientela. Si ves que tienes a la mitad de tu local sin comer, que vas con retraso en todas las mesas, no basta con sonreir y hacer como que no pasa nada.
    Haz que tus clientes se sientan a gusto, ofreceles algo para que se queden o al menos que se vayan con una mejor sensación.
    Es muy triste que tus clientes se vayan descontentos en algo en lo habrás puesto toda tu ilusión.
    Le daré unos meses, evidentemente no se trata de hacer leña , mi humilde opinión sin mas, una clienta más, una experiencia más, quizás mañana vaya y todo sea estupendo.
    No lo sé así que a esperar que la próxima sea mejor.
    Pd. Estoy de acuerdo que la ensalada de arroz no le pega nada a los sándwiches.

    Gracias por enseñarnos cada día un rinconcito más de esta pequeña gran ciudad 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *