Blondie de calabaza y… ¡Feliz Halloween!

Creo que al final he caído en las redes del Halloween este importado. Hoy me ha hecho mucha gracia ver a los niños disfrazados en la calle, e incluso esta tarde ha llamado alguno que otro a mi puerta con eso del “truco o trato”. Menos mal que mi yo goloso provoca que siempre tenga el bote de golosinas repleto en casa y he podido darles alguna, porque no pensaba yo que la tradición ya estuviese tan implantada…

Para mí, el Halloween, Samaín, Magosto o como lo queramos llamar, no deja de ser una celebración estupenda para disfrutar de los productos que nos da el otoño, que son muchos y muy ricos. La calabaza es, sin duda, la estrella del día de hoy, así que esta mañana me he levantado con ganas de endulzar el día y utilizarla, como ya había hecho hace unos años con esta tarta de calabaza y chocolate que gustó hasta los que no comen verduras ni disfrazadas. Hace unas semanas, cuando estuve en el Ruxe Ruxe, probé su blondie de zanahoria (es decir, un brownie pero de chocolate blanco). Me gustó tanto que pensé que podía ser la mejor propuesta de este año para estas fechas, sustituyendo la zanahoria por la calabaza, y con la posibilidad de que podéis hacerlo más allá de Halloween. Porque el blondie de calabaza no tiene forma de bichejo, zombie o bruja. Sólo está… ¡de muerte! 😉

Blondie de calabaza

INGREDIENTES:

  • 2 tazas de harina
  • 1 cucharada de canela
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 3/4 de cucharadita de sal
  • 1 taza de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 1 y 1/4 de taza de azúcar morena
  • 1 huevo tamaño L
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 1 taza de puré de calabaza
  • 100 gr de chocolate blanco
  • 1/2 taza de butterscotch chips
  • 1/2 taza de nueces picadas
  • Azúcar glass para decorar

PREPARACIÓN: 

OJO!! Los butterscoth chips o chips de mantequilla, podéis conseguirlos en cualquier tienda de productos americanos. Yo los he conseguido aquí en mi queridísimo Vigo en The American Food House, pero también en la tienda delicatessen de El Corte Inglés suelen tenerlas de la marca Hersey’s. Si no las conseguís, probad a sustituirlas por más cantidad de chocolate blanco troceado y nueces. 

Recordad que las medidas de tazas y cucharadas, las tomamos con las cucharas y tazas medidoras que podéis conseguir en cualquier tienda de menaje de cocina. 

1. Para hacer el puré de calabaza, cortaremos una calabaza por la mitad, le quitamos todas las pepitas y la ponemos en una bandeja del horno boca abajo. Las dejaremos 45 minutos a 180ºC. Pasado ese tiempo, bastará con retirarla del horno, dejarla enfriar y vaciar la pulpa con una cuchara. Podéis aplastar esa pulpa con un tenedor o pasarla por la batidora, si queréis que os quede una textura más fina. Mi recomendación es que tengáis el puré listo del día anterior, por eso de ahorraros tiempo en el horno.

2. Para el blondie, Precalentaremos el horno a 175ºC. Forramos con papel de horno un molde cuadrado de 32×22 cm.

3. En un bol, mezclamos todos los ingredientes secos: la harina, la canela, el bicarbonato y la sal. En este caso sólo se trata de mezclar, no hace falta tamizar la harina. Reservamos.

4. En otro cuenco y con una batidora eléctrica de varillas, batimos la mantequilla y el azúcar a velocidad media-alta, hasta que la mezcla aclare y esté homogénea (más o menos unos dos minutos). Agregamos el huevo y la vainilla hasta que queden bien mezclados. Añadimos el puré de calabaza y seguimos mezclando.

5. Bajamos la velocidad de nuestra batidora a baja y agregamos los ingredientes secos que habíamos mezclado en el paso 3, poco a poco, a la vez que vamos integrándolos con la batidora.

6. Troceamos el chocolate blanco, y lo añadimos junto con los chips y las nueces a nuestra masa. Mezclamos todo con una espátula de goma, procurando que los trozos queden bien repartidos por toda la masa.

7. Extendemos la masa de manera uniforme en el molde. Horneamos hasta que los bordes del blondie empiezan a separarse del molde y el palillo que insertemos en el centro salga sólo con unas migajas. Aproximadamente, a 175ºC llegará con 35-40 minutos. Sacamos del horno y dejamos que enfríe por completo antes de desmoldar. Una vez desmoldado, cortamos el brownie en trozos de 5×6 cm (aproximadamente) con un cuchillo muy afilado, y los espolvoreamos con azúcar glass.

Blondie de calabaza

Mientras mi puerta sigue sonando  y más niños van apareciendo con sus disfraces para pedir caramelos, yo voy a celebrar esta nueva tradición en nuestro país con un trocito de mi blondie de calabaza. Que, ahora que lo pienso, no deja de ser otro de esos postres que también hemos importado… Lo que tiene la globalización, oye…

 

Bon appetit!!

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

3 thoughts on “Blondie de calabaza y… ¡Feliz Halloween!

  1. Pues a mi generalmente el blondie no me chistaba mucho porque me resultaba muy empalagoso… pero con calabaza ya es otro cantar. ¿Cuando era que hacíamos esa merienda en la que cada una preparaba algo? Lo digo porque ya echo de menos fastidiar la dieta de alguna manera… jejejejeje
    Oye nena, cuando hagas otra visita a la tienda esa de productos americanos avisa que le tengo ganas y podemos hacer tarde “Sexo en Nueva York” pero en Vigo 😉
    Bicos mil!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *