Bizcocho de zanahoria, pasas y nueces

Sé que os tengo un pelín abandonados estas últimas semanas, pero es que no he parado preparando mi próxima escapada. Ay, es que estoy emocionadísima porque mañana parto rumbo a Bélgica. Cinco días recorriendo Bruselas, Gante, Brujas, Amberes, todo ese territorio de Flandes tan bello… y tan lleno de chocolate!! En fin, que no sé si mi bolsillo me permitirá traer demasiada carga de esos chocolates, pero al menos prometo traer fotos para el disfrute visual de todos.
Y para que practiquéis en este puente alguna que otra receta, aquí os dejo una de las peticiones que me han hecho desde mi página de Facebook (aprovecho la ocasión para animaros a inscribiros en ella, si todavía no lo habéis hecho). Una de las enseñanzas del curso de cocina vegetariana de Marian Rodríguez: el bizcocho de zanahoria, pasas y nueces. Un buen postre para acompañar un té bien caliente en estas tardes festivas y que veréis que es sencillísimo de preparar.

INGREDIENTES: 

– 100 gramos de azúcar
– 3 huevos
– 100 ml de aceite de girasol (podemos usar también de oliva, pero nos quedará más fuerte de sabor)
– 100 gr de harina de trigo normal
– 100 gr de zanahoria rallada (sobre 1 o 2 zanahorias)
– 50 gr de nueces picadas
– 50 gr de uvas pasas
– 1 c.c. de canela
– 1/2 c.c. de sal
– Una pizca de nuez moscada
– Una pizca de bicarbonato sódico
– Mantequilla o margarina para untar el molde
– Azúcar glass para decorar

PREPARACIÓN:

El horno debemos encenderlo nada más empezar para que se caliente a 180ºC.

1. Antes de preparar la masa del bizcocho os explicaré como preparar tanto las zanahorias como las nueces: la zanahoria la debéis rallar en un tamaño medio. No utilicéis un rallador demasiado fino, porque lo interesante es que se note cierto “tono” naranja tras el horneado del bizcocho. Las nueces igualmente, cortadlas, no picadlas, porque también da mejor sabor al bizcocho encontrándonoslas en medio de la masa mientras lo degustamos.

2. En un bol mezclamos el azúcar y las yemas hasta conseguir una crema con ambas. Luego añadiremos el aceite y seguiremos revolviendo, después la harina (yo siempre la añado poco a poco y tamizando, para que no queden grumos), la nuez picada, las pasas, la canela, la nuez moscada, el bicarbonato y la sal. Una vez se añade todo se revuelve hasta formar una masa.

3.Vertemos las claras de los huevos en un vaso para batirlas y las batimos a punto de nieve (recordad, debéis usar para ello las varillas en la batidora). Sabremos que han cogido el punto de nieve perfecto cuando, además de haberse convertido las claras en una espuma blanca, al voltear el vaso de batir no se nos cae absolutamente nada.

4. Vertemos las claras y la zanahoria rallada como últimos componentes de nuestra masa de bizcocho y mezclamos todo. Al mezclar, en este caso no os preocupéis tanto porque las claras se bajen, ya que en este caso eso no es importante. Más que volumen, lo que queremos conseguir con nuestras claras a punto de nieve es esponjosidad.
5.Vertemos nuestra mezcla en un molde de bizcocho que previamente habremos untado con mantequilla (si utilizáis un molde de silicona no sería necesario) y dejamos que nuestro bizcocho se haga a 180ºC durante unos 35-40 minutos.

6. Tras sacarlo del horno, lo dejamos enfriar para después desmoldarlo y espolvorearlo con azúcar glass.

Ya veis que este bizcocho además de sano es supersencillo de preparar. Simplemente se trata de juntar todo, mezclar, hornear y, por supuesto, disfrutar comiéndolo.
Os veo a todos a la vuelta de mi puente, si es que el tiempo y los controladores aéreos no nos juegan una mala pasada y nos permiten disfrutarlo…

Bon appetit!!

[ad#para-los-post]

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *