Bizcocho de queso y limón

Hoy al partener y a mí nos ha tocado día de ardua mudanza. Dejamos la mini-villa sólo como sitio de reposo para el fin de semana y volvemos al barrio, al piso de invierno, a la normalidad después de unos meses de los más intensos de verano. Yo no lo llevo mal, que echaba de menos mi casita, pero al partener eso de meterse de nuevo en el piso y decir adiós a sus brasas, su cenador y su finca le escuece bastante… Así que para que llevase algo mejor la vuelta a casa le he preparado uno de esos bizcochos que tanto le gusta. Que a fin de cuentas con algo dulce se llevan mejor las despedidas, ¿no?. Mañana cuando se levante en el piso y tenga algo tan bueno como este bizcocho de queso y limón para mojar en su café, seguro que ya no se acuerda tanto de las morriñas veraniegas…

Y yo también llevaré mejor eso de levantarme a las 6.30 para ir al curre nuevo, que ya os adelanto que de la alegría inicial que tuve, pasé a un estado de decepción absoluta por lo que allí me esperaba, y veremos cómo termina todo esto…

Bizcocho queso limón 3

INGREDIENTES:

– 165 gr de mantequilla blanda
– 165 gr de queso crema
– 1 c.c. de ralladura de limón
– 295 gr de azúcar
– 3 huevos
– 135 gr de harina leudante
– 90 gr de harina corriente
– azúcar glass (opcional)

PREPARACIÓN:

1. Precalentamos el horno a 180ºC.

2. Con la batidora eléctrica, batimos la mantequilla, el queso crema y la ralladura de limón, hasta que la mezcla adquiera una textura esponjosa y un color claro. Añadimos el azúcar y seguimos batiendo hasta que se adhiera por completo a la masa anterior.

3. Añadimos también los huevos, uno por uno, no añadiendo el siguiente hasta que el anterior no haya quedado incorporado por completo a la masa.

4. Añadimos las harinas poco a poco, tamizándolas previamente. En este momento bajaremos un poco la velocidad de nuestra batidora de varillas, ya que simplemente necesitamos la fuerza para que las harinas se incorporen a la masa. Finalizado este paso, ya tenemos nuestro bizcocho en crudo, con lo que vertemos toda la masa en el molde.

5. Hornearemos el bizcocho alrededor de 40-45 minutos a 180ºC, pero comprobando siempre que no se nos queme, eh?. Pasado ese tiempo, lo retiramos del horno y lo dejamos enfriar un poco antes de desmoldarlo, para que no se nos rompa. Una vez desmoldado, lo dejamos enfriar por completo y, antes de servirlo, lo espolvoreamos con azúcar glass si lo deseamos.

 

Bizcocho queso limón 2

Como veis, este bizcocho de queso y limón queda muy esponjoso, ya que el queso crema ayuda bastante a conseguir esta textura. Y lo bueno que tiene es que aguanta bastantes días en ese estado. Hasta una semana podéis tenerlo presente en vuestros desayunos… bueno, eso si os contenéis las ganas de no zamparlo en el mismo momento en el que lo hacéis…

Bon appetit!!

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

4 thoughts on “Bizcocho de queso y limón

  1. Espero que el dia de mudanza no haya sido muy duro. Aunque como suele decirsem las penas con pan son menos… en este caso con bizcocho… madre mia, como te ha quedado !!

    Besitos
    Afri

  2. Menuda suerte que tienes de disponer de una “villa” en el campo para poder desestresaros del piso. A mí no me importaria tener que pasar esa mudanza 🙂
    El bizcocho, te lo copio, creo que me estoy convirtiendo en adicta a ellos. Un besin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *