Cambios generacionales que molan: Bar Belén (Vigo)

Hace ya unos dos o tres años que Vigo está sufriendo una completa transformación. Estamos en un momento de transición en la ciudad a diferentes niveles y en el que a esta que os escribe más le interesa (el del ocio y la gastronomía) creo que Vigo se está superando. Echando la vista atrás a mis post, recuerdo haber deseado allá por el 2011 que aquellos tímidos inicios de locales de tapas por el Casco Vello se consolidasen y nos permitiesen crear una nueva ruta de tapas en la ciudad. Algo que a día de hoy podemos considerar una prueba superada con creces. Nacieron y se consolidaron muchos locales nuevos de los que ya os he hablado y os hablaré (Colegiala, Amordiscos, Picadillo, Lume de Carozo…) y otros, como Taberna A Mina, han acertado con los aires renovados que aportaron los cambios de generación en su gerencia.

Lamentablemente, por el camino se han ido quedando muchos históricos, cierres de esos que sientes como si la pérdida fuese algo tuyo. Porque en el fondo se llevan parte de esa esencia e historia de la que a todos los vigueses nos gusta presumir. La jubilación de Carlos nos dejó sin los chocos del Eligio. Y el fin de la renta antigua en los alquileres cerró las puertas de El Turista, y con él, sus pescaditos.

Bar Belén Vigo

 

Para todos esos históricos que van echando el cierre me hubiese gustado un punto y seguido similar al que ha sufrido el Bar Belén, uno de esos bares de toda la vida, donde se jugaba la partida por las tardes y los sábados y domingos disfrutábamos del vermú acompañado de unos buenos callos o tortilla. Hoy el Bar Belén ha dado un giro total tras el cambio generacional en su gerencia, y además de tener esos ratos de partidas por las tardes y mantener sus sesiones vermú, se está situando como uno de los locales de referencia para desayunos y cenas.

LO MEJOR: Servicio impecable y cercano, de esos que te hacen sentir como en casa. Y una preocupación máxima por superarse y ofrecer, tanto en desayunos y cafés, como en su carta para cenas, la mejor calidad-precio posible.

LO PEOR: Echamos en falta más variedad de panes y la posibilidad de escoger hamburguesas de menos tamaño. Porque 200 gr de carne se antojan a veces demasiado.

IDEAL PARA… Cafeteros expertos. Personas que disfrutan de un desayuno de campeones. Hamburgueseros fanáticos y aquellos que buscan un tapeo majo sin rascarse demasiado el bolsillo.

PRECIO POR PERSONA (en cenas): Entre 10-15€

Travi en la cocina

Poco rastro queda del Belén de los inicios tras las reforma que ha sufrido tras el cambio de testigo. Ahora aquel bar de las partidas en la zona de García Barbón luce luminoso, moderno y rodeado de imágenes ilustrativas de uno de sus principales puntos fuertes: el café. El paso de testigo a la nueva generación trae consigo muchos cambios, que demuestran que con ganas y profesionalidad, un bar de los de toda la vida puede ofrecer mucho más.

Travi en la cocina - Bar Belén Vigo 3

La oferta del Belén es un auténtico “non-stop”, camaleónica. Por las mañanas apuestan por los desayunos de calidad. Preparar un café digno de un buen barista, y de los mejores que te encuentras en Vigo.  Por las tardes mantienen el “momento partida” que les hizo populares en la zona. Y hacia la tarde-noche, el gran cambio en el Belén. Las mesas se llenan de gente para disfrutar de su nueva carta y su cocina. Ahí tres son los protagonistas principales: las tapas de toda la vida (calamares, jamón asado…), las tortillas en diferentes presentaciones y una oferta de hamburguesas cuidada y sabrosa. 

Travi en la cocina - Bar Belén Vigo 2

Y como ya sabéis que no me resisto a cuanta novedad surge en Vigo, allá que me fui a probar algunas de esas novedades. Nota alta para esos desayunos con un café perfecto como protagonista. Y unas tostadas crujientes por fuera y tiernas por dentro.

En el ataque a las burgers también salimos satisfechos. Pan perfecto, combinaciones atractivas y diferentes, como la piña de la tropical. Eso sí, os aconsejo que vayáis con hambre. Salvo la clásica, todas las burgers (elaboradas por ellos mismos) son de 200gr. Un notable para unas burgers que, sin llegar al nivel gourmet de las de La Pepita, gustan y sorprenden.

Travi en la cocina - Bar Belén Vigo 4

Nos queda atacar a esa carta de tortillas que promete. Pero creédme que no tardaré demasiado en dejarme caer por el Belén. Porque estos cambios de testigo tan molones son los que hacen falta para seguir conservando la esencia de nuestra ciudad.

BAR BELÉN

C/ García Barbón, Nº 103

36201 Vigo (Pontevedra)

Tfno.: 667 202 281

Puedes visitar su página de Facebook

Bon appetit!!

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

4 thoughts on “Cambios generacionales que molan: Bar Belén (Vigo)

  1. Lo siento, pero a mí me parece un sitio más de esps que ahora proliferan y que tanto se parecen entre sí, pintados de blanco, medio rústicos y con una carta donde siempre hay lo mismo: hamburguesas, alitas de pollo, unos con tostas y ensalada, otros con guacamole, casi todos con salmorejo en verano… ¿Es que ya no se valora un guiso bien hecho? ¿Una empanada jugosa? ¿Cocido, chocos en tinta…? Cada vez quedan menos sitios donde comer así en Vigo y a la gente joven lo único que se le ocurre es, por ejemplo, ir a sitios en que fríen unos cachos de pollo y les llaman lagrimitas. ¿No falta promocionar y defender más los bares tradicionales y la cocina tradiciona? De esa que luego lloramos cuando desaparece. Igual así se convertía en motivo de valoración y emulación tanto para cocineros jóvenes como para sus clientes.

    1. Estimado asd,

      Primeramente, se agradece tu comentario. Como bien habrás podido leer al inicio del post, yo también soy de las que alaba y disfruta con esos guisos caseros y locales de toda la vida. Tanto es así, que me entristece cada vez que se produce el cierre definitivo de uno de ellos.
      Pero no considero que la existencia de estos locales sea totalmente incompatible con los nuevos tipos de negocio que ahora proliferan, siempre que el trabajo y el producto que se ofrezca sea de calidad, como sucede, en mi humilde opinión, en el Bar Belén. Creo que Vigo es una ciudad muy grande donde hay cabida para todo tipo de negocios que contenten a todo tipo de público, y eso es lo que intento reflejar en mi web: unos días toca proponer nuevos negocios, y otros hablar de los locales de toda la vida, a los que promociono y defiendo como la que más. Por eso te invito a que te des una vuelta por algunos de mis post sobre cocina tradicional, porque afortunadamente todavía existen sitios donde comer unos buenos callos o un jarrete, sin que eso esté reñido con la nueva cocina o las nuevas ideas. Hay momento para todo y sitio para todos.

      Saludos!!

  2. Claro que hay sitio para todo, como bien demuestras en tu estupendo blog! Sigue así, hasta las vegetas como yo te seguimos encandiladas. 😀

  3. Claro que hay sitio para todo. Sólo que, según mi percepción, cada vez hay más sitio para una opción -digo sólo una, por lo repetitiva que resulta, como apuntaba antes- y cada vez menos de otras. Y que quizá estaría bien que esta última mereciese un poco más de promoción y de consideración. Da mucha pena ver cómo, por falta de relevo generacional, van cerrando bares y otros locales de comida tradicional y cómo, los que a veces surgen en su lugar, repiten una pauta totalmente previsible (en el comentario anterior, por cierto, me olvidé de las sempiternas croquetas). En la medida en que contribuyes a dar a conocer todas estas opciones en Vigo y alrededores, enhorabuena por el blog, del que me declaro seguidor asiduo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *