Así fue el 9º Concurso de tapas Vigo Vello

Ascenso meteórico: así es como podemos definir el balance de la última edición del Concurso de Tapas Vigo Vello. 35 locales participantes con sus respectivas tapas, que han servido cerca de 38.000 pinchos, 3.000 más que en la edición anterior. Y entre todos ellos, sólo tres han sido merecedores de subir al pódium gastro del Casco Vello de nuestra ciudad: La Contenta, con su Crocante de bacalao con mermelada de pimiento de Arnoia; Lume de Carozo y sus Tacos mexicanos de pato a la naranja con piña; y La Guinda, con su tapa Aroma de Outono.

Ganadores del concurso de tapas
Los responsables de los locales ganadores, con las tapas premiadas

Todos ellos son datos muy positivos, que confirman lo que nuestro Vigo Vello está más de moda que nunca. En esta edición hemos podido comprobar las ganas y la oferta de locales recién llegados a la oferta gastro de la zona, dos de ellos integrantes del trío ganador. Por primera vez se respiraba un auténtico interés y espíritu de competición. Y es que en más de un local te preguntaban por tu opinión sobre su tapa, y hasta se atrevían a indagar sobre las de la competencia. Y también hemos notado mejorías en cuanto a la organización, con respecto a ediciones anteriores. Ha sido un gusto comprobar que podías disponer de toda la información sobre las rutas, los locales y hasta fotografías de las tapas en la página de Facebook de los organizadores, de forma que podías preparar tu ruta con antelación.

Tapa de O Bañista
La tapa de O Bañista: Bagel de queso de Mahón con pan de higos

¿Quiere esto decir que ya está todo hecho? Por supuesto que no. Creo que para celebrar los 10 años de este concurso de forma perfecta, hay ciertos aspectos todavía por mejorar. Ideas fantásticas que se pueden aprovechar de otros concursos como el Santiago é Tapas, el Ponte de Tapas o incluso el recién estrenado Petisquiño vigués (que para ser el primer año de organización, están demostrando tenerlo todo muy pensado). Lo principal, el sistema de votación. Reducir cuatro semanas de concurso y 35 tapas a un único voto es demasiado simplista y no del todo justo. Este tipo de sistema de votos primará siempre a los locales más populares o aquellos que tienen más afluencia, y que no por esa razón tienen que ser lo que tengan una mejor propuesta. Un sistema de votos por puntuación, valorando aquellos aspectos más destacados de las tapas (sabor, presentación, etc.) resulta más equitativo, sobre todo con ofertas que van desde lo más clásico a lo más vanguardista. Otro punto fundamental es conocer el horario de los establecimientos. Ha sido una de las principales quejas manifestadas por todos los asistentes, para evitar así acabar yendo a locales cerrados en el día que planificamos nuestra ruta.

Tapa del Picadillo
La tapa de Picadillo: Bonito marinado con perlas de soja

Y por supuesto, se debería exigir compromiso por parte de todos los locales participantes. Si se participa en un concurso de tapas, si uno se compromete con la organización y aprovecha la oportunidad fantástica de promoción que es estar en un folleto que durante cuatro semanas se paseará en los bolsos y cazadoras de muchos de los asistentes, al menos deberían comprometerse a servir esa tapa en el horario marcado. Porque dar como excusa durante dos fines de semana seguidos que ya no te queda tapa del concurso a las 21.30 de la noche, es poco serio. Afortunadamente, este año sólo lo he experimentado en un local, del que curiosamente he recibido mensajes de alguno de mis seguidores informándose de que habían sufrido la misma circunstancia. Pero este tipo de prácticas no sólo manchan la reputación de dicho local, sino también la del propio concurso. Pero a pesar de esos pequeños detalles a mejorar, el balance general vuelve a ser muy positivo un año más. Porque gracias a iniciativas de este tipo la oferta gastro de nuestra ciudad crece y se publicita. Y verdaderamente, es toda una alegría ver como una zona que hasta hace poco tiempo estaba deprimida y al borde de la ruina, está resurgiendo y tiene tanta popularidad día tras día.

Y así fue mi concurso…

Ya sabéis que soy una auténtica seguidora y defensora de este concurso desde sus inicios. Este año he conseguido batir mi record de tapas probadas, con un total de 16. Me costó decidirme por mis favoritas, porque el nivel de este año era muy parejo en líneas generales. Resultaba difícil descartar alguna de las que probé desde el primer momento. Mis elegidas para la fase final fueron la de A Retranca, por su caldito de carne espectacular, de esos que recuerdan a los guisos de las abuelas; el Lume de Carozo, con su sabor tex-mex; y el Zasca! que se sorprendió con su Marmitako nipón y ese caldo dashi exquisito. Finalmente, y tras una jornada de reflexión en la que mis chicas del #ComandoVigo (Mercedes, Carmen y Laura) me echaron un cable, me decidí por el Zasca!. Principalmente, por sorprenderme cuando menos lo esperaba, pero también, por dar un voto de confianza a una de las nuevas incorporaciones a Vigo Vello. Porque al fin y al cabo, de eso debería ir todo este tipo de iniciativas: de dar a conocer a los que menos voz tienen día a día.

Tapa del Zasca!
Mi voto fue para el Marmitako nipón del Zasca!

Bon appetit!!

[ad#para-los-post]

Si este post te ha gustado, quizá te interese...

One thought on “Así fue el 9º Concurso de tapas Vigo Vello

  1. me mola la cara de Argibay de La Contenta…como diciendo, me portao bien mamá, justo ganador. Fine photos Mss Travis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *